Sidebar

05
Sun, Apr
-->
×

Mensaje

fsockopen(): unable to connect to ssl://query.yahooapis.com:443 (php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known)

Top Stories

Grid List

Por: Felipe Villafaña

La pandemia provocada por el Covi-19 o coronavirus, que no sirva de pretexto para olvidarse de temas recientes, como es el cambio de fiscales en Morelos y el castigo que debe darse, con todo el rigor de la ley, a ex servidores públicos y ex diputados locales, entre otros.

Cierto es que hay cuarentena durante todo el mes de abril, pero también hay asuntos judiciales que deben de continuar su proceso y quienes hayan hecho daño al estado simplemente tienen que ajustarse al marco legal.

En la Fiscalía General del Estado y Anticorrupción tienen muchos pendientes por tratar, entre varios están archivadas cientos de carpetas de investigación contra quienes colaboraron en el gobierno de Graco Ramírez, contra ex diputados locales y ex alcaldes.

Pero al evidenciarse que los fiscales Uriel Carmona Gándara y Juan Salazar Núñez son infuncionales, en estos momentos es indispensable pensar en quitarlos del cargo y darles una cuarentena de descanso y quizá una habitación en Atlacholoaya.

Dentro del Poder Judicial no deben de olvidarse que hay varios procesos abiertos contra las ex diputadas Beatriz Vicera Alatriste y Hortencia Figueroa Peralta, quienes con sus actos evidentes de corrupción colapsaron las finanzas del Poder Legislativo.

De igual manera, hay varios asuntos judiciales detenidos contra el ex gobernador Graco Ramírez, sus colaboradores más cercanos y quienes evidentemente se hicieron millonarios con recursos públicos.

Son temas que están en los archivos del Tribunal Superior de Justicia, que la sociedad pide se agilicen y ver tras las rejas al ex gobernante, colaboradores y ex legisladores.

No hay que olvidar el caso de Jaime Álvarez Cisneros  con los negocios hechos en la Secretaría de Turismo y dentro del mismo Congreso local, en perjuicio de las finanzas de la entidad.

Sin embargo, todo está detenido hasta el reloj del Poder Judicial, en donde lamentablemente también priva la falsedad y corrupción a todo lo que da, a unos meses de que su titular, María del Carmen Verónica Cuevas López, deje la presidencia del TSJ.

Esa parálisis de todas las instituciones públicas hace mucho daño al pueblo de Morelos, que hoy también está sitiado de oportunistas que para todo quieren sacar raja política.

Ejemplo son los Partidos Acción Nacional y Encuentro Social, quienes derivado de la contingencia de salud han tomado actitudes de presuntos o supuestos apoyos a quienes menos están favorecidos en su economía.

Son perversos y oportunistas que detrás de sus “buenas intenciones” en realidad antes de los tiempos electorales hacen campaña abierta, sin que los órganos electorales los observen y los sancionen.

Con sus acciones retan a sus adversarios electorales, al decidir que donarán sus salarios como servidores públicos para el apoyo en la prevención del Covid-19 o coronavirus, solamente para jalar los reflectores.

En la realidad es que solo donarán sus salarios porque obtienen mayores ganancias en las prestaciones sociales percibidas; un dato: en su informe como legisladora local, la diputada panista Dalila Morales Sandoval recibió cerca de 150 mil pesos para realizar su evento.

No es la solución que los servidores públicos o representantes populares donen sus salarios para contener una enfermedad convertida en pandemia, eso presuntamente pasó con los entonces 30 diputados de la pasada Legislatura.

Los exdiputados locales jamás disminuyeron sus percepciones salariales para apoyar a las personas en condición de damnificados, por el sismo suscitado el pasado 19 de septiembre de 2017.

Al contrario, con el presupuesto del Congreso y recursos extras terminaron su gestión millonarios, dejaron vacías las arcas de los poderes Ejecutivo y Legislativo estatal.

Hoy como en el pasado reciente, de una epidemia salen los perversos, los oportunistas quienes hoy lucran con el dolor de los morelenses, de aquellos que cerraron sus negocios, pero a cambio crecerá en los hogares de los morelenses  la pobreza y la hambruna.

Esta situación de contingencia es aprovechada por aquellos que quieren seguir en el poder, los que desean regresar al mismo y hasta los abusivos empresarios que elevan el costo de los artículos de la canasta básica para hacerse más millonarios a costa del pueblo. Triste realidad en tiempos de coronavirus. Por hoy es todo, nos leemos el lunes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Por: Felipe Villafaña

En una contingencia sanitaria que todo México se une para evitar sea mayor, la Comisión Federal de Electricidad, es quien no entiende de las necesidades de las comunidades en general al contar con el servicio.

La mal autollamada empresa de calidad mundial, amenaza y crea pánico entre la sociedad, entre los gobiernos estatales, los municipales y hay una falta de solidaridad con quienes les otorgan sus grandes salarios.

La CFE, causa más temor que el coronavirus porque no sólo mata lentamente, sino que también trae consecuencias el no pagar a tiempo los recibos emitidos y todavía hay multas.

Están como buitres en la espera de saber quién cae primero, para atraparlo con sus afiladas uñas e incrementarles el costo de la energía eléctrica que suministran, como ha pasado con miles de mexicanos.

No admiten errores, provocan el anatocismo (el cobrar intereses sobre intereses) y todavía son capaces de remitir a la cárcel aquel particular, empresario, gobierno estatal o municipal que trata de buscar un convenio de pago.

En plena contingencia sanitaria, está a punto de cortar el suministro de electricidad a los pozos distribuidores del agua potable de los municipios, sin importarle que esto cause una pandemia mayor en los pueblos de Morelos.

Esto mantiene en vilo a los 36 presidentes municipales, quienes buscarán el apoyo del director general de la CFE, Manuel Barttlet Díaz, para que haya una prorroga en el pago del suministro de energía.

Sin embargo, los alcaldes temen sean rechazados en sus solicitudes porque hasta el momento la Comisión Federal de Electricidad sigue sin dar ningún tipo de apoyo, al contrario, cada vez elevan más sus cuotas.

La propuesta de los presidentes municipales es rechazada solamente por una mente enferma como la del diputado Marcos Zapotitla Becerro, quien señaló que anteceden sus fines políticos.

Quizá el diputado al igual que la CFE desconocen que actualmente cuando menos una tercera de la población morelense carece de los recursos económicos para pagar el recibo en tiempo y forma, es por ello que hay sectores sociales que solicitan también de dos a tres bimestres para poder pagar.

El mismo comercio en pequeño, los restauranteros, industriales y otros sectores sociales productivos hoy gritan contra las actitudes de la CFE en pretender quitar el servicio por la falta del pago.

En países pobres como El Salvador, se ha decretado haya morosidad en diversos servicios que presta el Estado, como es el del suministro de energía eléctrica y ello para evitar una crisis económica.

De regreso al país, la banca privada también ha manifestado y dado a conocer que quienes mantienen créditos de corto, mediano y largo plazo hay una prórroga de pagos con sus clientes.

En estos momentos la banca privada junto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, analizan evitar cobrar las comisiones al sacar dinero de los cajeros, que actualmente oscilan entre 20 a 36 pesos por el uso de los mismos.

¿Cuál es la intención? Que los usuarios con tarjetas de débito o crédito cuya sucursal esté lejos de su hogar utilice los de otras instituciones, sin que se le cobre la comisión y siga en confinación dentro de su vivienda.

Entonces ¿por qué la CFE sigue con su postura cerrada, retrógrada y antisocial en continuar con sus amenazas, con sus altos cobros y sin escuchar la voz del pueblo y otras instituciones que hoy requieren de su apoyo?.

La empresa de clase mundial hoy tiene la oportunidad de unirse a todo el pueblo morelense y evitar una pandemia, evitar que crezcan los casos de contagio entre la población, porque ahí también podrían ser sus familiares.

Debe dar la morosidad solicitada por las instituciones municipales y evitar el corte del suministro del agua potable que hoy es indispensable para la salud de todos, sin importar condición social.

También debe otorgar la prórroga solicitada por las comunidades, empresarios y comerciantes, para evitar desempleo y problemas de crisis que también traen inseguridad.

Ya es el momento que la CFE deje de ser una empresa inhumana, que provoca corrupción e impide el crecimiento del sector productivo en Morelos, así como en el resto del país.

La CFE, con su actitud indolente está a punto de provocar una pandemia del Covid-19 o coronavirus en el estado, pero es de insistirse que también sus familiares están en riesgo de contraer el virus. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Por: Felipe Villafaña

Aun y cuando el Covid-19 o coronavirus, está en boga y las recomendaciones son de auto confinamiento en los hogares, hay personajes de la vida pública que insisten en aprovechar esta contingencia para jalar votos en momentos que también iniciará el proceso prelectoral del año 2020-2021.

Hay quienes aprovechan salir a las calles para estar frente a las cámaras y micrófonos para dar sus dichos, de errores cometidos en el pasado reciente y también hablar sobre sus aspiraciones personales.

Tal es el caso de Francisco Moreno Merino, quien después de su salida del Congreso local, solo se le veía en Quintana Roo como delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional.

Algunas ocasiones fue visto por Tepoztlán, en donde tiene una vivienda al igual que en Cuernavaca, o en restaurantes exclusivos en donde los comensales evitaban estrecharle la mano.

Ahora, a sabiendas de que ya iniciarán las precampañas y los trabajos internos dentro de los partidos como el PRI suele placearse en el centro de Cuernavaca, según de visita o conocer algunos espacios públicos.

La demagogia que es un común denominativo del ex diputado Francisco Moreno Merino fue presumida, tanto que ventiló su aspiración de ser el candidato del PRI al ayuntamiento de Cuernavaca.

Sin embargo, su pasado es ampliamente conocido por el electorado y podría quedarse en el camino, más ahora que el mocoso dirigente priísta, Jonathan Márquez, con el apoyo del CEN del PRI tiene la obligación de rescatar la capital de Morelos y algunas ciudades con candidatos de credibilidad.

Francisco Moreno Merino podrá tener muchas influencias en la Ciudad de México, pero en el estado es un cartucho quemado sin posibilidades de ganar siquiera la elección de su cuadra.

Así como el ex diputado local priísta, hay más personajes que de pronto saldrán a placearse, más ahora aprovechándose de los tiempos del coronavirus que ha causado pánico y compras de miedo en el estado.

Otros han iniciado campañas electorales, más cuando saben que pueden reelegirse en la curul y ahora saldrán a las calles para regalar gel antibacterial como un “apoyo social”.

Es cierto, todos los diputados federales del Partido Encuentro Social en Morelos, realizarán esa labor, pero por qué no antes cuando iniciaban los rumores sobre la presencia del Covid- 19 en la entidad.

Esta campaña prelectoral adelantada del diputado federal y mundialmente desconocido Jorge Argüelles Victorero, tiene un sentido: su reelección como diputado federal, o bien su ambición de ser el presidente municipal de Cuernavaca.

Ahora dice que acudirá con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para gestionar más recursos financieros a Morelos, a fin de evitar que la emergencia sanitaria traiga problemas en lo económico y social.

Sin embargo, por qué no lo hizo con Jojutla que es su distrito y en estos momentos lo tiene abandonado, en donde todavía no se levantan de la desgracia dejada por el sismo del pasado 19 de septiembre del 2017.

Con el permiso del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, el soberbio Jorge Argüelles Victorero hará campaña y no pasará nada, porque al parecer los consejeros electorales están en una cuarentena desde hace varios meses.

De la emergencia sanitaria saldrán de sus cuevas muchos adelantados, quienes saben que vivir fuera del presupuesto ya no es un error y si un horror, por ello su urgencia de regresar cuando menos a una nómina oficial.

Ahora viene el lucro electoral y los partidos políticos lo saben, después de quedarse para ellos las prerrogativas financieras saldrán muchos vivales a regalar artículos para evitar el Covid-19.

Como también, habrá despensas gratuitas y con frijoles con gorgojos, con leche en polvo caduca, como sucedió en las pasadas elecciones con los preservativos y productos de primera necesidad echados a perder.

Mientras, la sociedad sabe que es tiempo de resguardarse, de no hacer caso a los falsos redentores y evitar este tipo de personajes que siguen sin llevar ningún beneficio al pueblo de Morelos.. ¡Ya lo veremos!. Por hoy es todo, nos leemos el miércoles. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.