Sidebar

19
Mon, Aug
-->
×

Mensaje

fsockopen(): unable to connect to ssl://query.yahooapis.com:443 (php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known)

Top Stories

Grid List

Por: Felipe Villafaña

Algo sabe el gobernador Cuauhtémoc Blanco cuando confía que pronto estarán en la cárcel quienes dejaron en la desolación de todo tipo al estado de Morelos, debido a que las denuncias hechas caminan con éxito.

No solo alude al ex gobernador Graco Ramírez, sino también a varios de sus ex colaboradores y ex diputados locales que también estuvieron involucrados en el saqueo a la entidad.

Ahora hay asuntos que ha solicitado al Poder Judicial caminen, porque dentro de la sociedad hay un hartazgo contra quienes administran la ley y hoy gozan de una mala imagen.

El pueblo de Morelos contra el ex gobernador y su familia tiene resentimiento, porque durante seis años hubo abuso, mentira y el beneficio solamente para sus cercanos.

En la voz popular, la palabra saqueo va conjuntamente con el nombre de Graco Ramírez, de Elena Cepeda y Rodrigo Gayosso, a quienes como un acto de justicia los morelenses de buena cepa los quieren ver en la cárcel, detrás de las rejas.

No hay comunidad en la que la figura del ex gobernador sea repudiada, de comentar sobre todo el daño que hizo, ya sea directamente, a través de sus colaboradores, diputados locales y alcaldes del Partido de la Revolución Democrática.

Por ello, hay la presión popular porque ya las fiscalías General de la República, del Estado y la de Anticorrupción busquen las formas para ver en la cárcel a un ex mandatario que desde el pasado primero de octubre no ha pisado el suelo morelense.

Huyó del estado hacia rumbo desconocido desde antes de concluir su gestión, tal fue la agresión de Graco y su pandilla contra los morelenses que hoy quien los vea será motivo de un linchamiento.

Al nivel calle todavía es de recordar aquella mentada de madre que una mujer le gritó antes de ingresar al Jardín Borda, de la que solamente sonrío para sí mismo y no pasó nada, eso fue en el año 2017.

Muchos de sus más cercanos colaboradores evitan salir a las calles, pero cuando lo hacen presumen de que siguen con la frente a lo alto y no fueron parte del saqueo al estado.

Los empresarios tampoco dejan de olvidar a los ex diputados locales por sus excesos, por sus constantes actos de soberbia para evitar atenderlos, o bien porque primero deberían atender al entonces diputados número 31: Rodrigo Gayosso.

Los nombres de Francisco Moreno Merino, Beatriz Vicera Alatriste y Hortencia Figueroa –aunque su actividad actual sea vendedora de comida- quedaron en la prosperidad de los morelenses, pero de lo negativo.

Tal es el caso que al momento nadie cree la enfermedad de Beatriz Vicera Alatriste, como también sus lágrimas de la última aparición fueron vistas como una escena teatral.

Como tampoco nadie cree el nuevo oficio de la ex diputada Hortencia Figueroa Peralta, como para disimular que nada tiene que ver con el desfalco de 42 millones de pesos que recibió un par de días antes de concluir los trabajos de la Quincuagésima Tercera Legislatura local.

¿A dónde fueron a parar más de mil 500 millones de pesos que tuvo el Congreso local como presupuesto durante más de tres años?

También en dónde están cerca de seis mil millones de pesos que presuntamente fueron para obra pública durante el gobierno de Graco Ramírez, como otros miles de millones de pesos más.

Sin embargo, a diferencia de Beatriz Vicera Alatriste y Hortencia Figueroa Peralta, su jefe Graco Ramírez es mucho más inteligente, situación que lo salvaría de la cárcel al no haber un documento firmado por él en el uso de los recursos públicos.

Podría haber un llamado hacia el ex gobernador y hacia su entenado, Rodrigo Gayosso Cepeda, por parte de la autoridad judicial y hasta ahí, el asunto con ellos pareciera que no caminará más allá.

Eso en lo que respecta en la comisión de delitos que pudo haber cometido en el estado, de las denuncias ante la Fiscalía General de la República contra Graco y su pandilla es otro asunto.

Es ahí donde el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo tiene la plena confianza en que habrá castigo contra quien lo antecedió en el cargo, porque es donde tiene las pruebas suficientes para que haya un proceso judicial.

Y por la cantidad que es acusado Graco Ramírez, mayor a la de la estafa maestra de Rosario Robles Berlanga, no tendría forma de evadir la justicia, al menos que fuera a esconderse a la selva lacandona.Por hoy es todo, nos leemos el lunes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx por nuestras redes sociales @Vida_Politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

                                                                                        

Por: Felipe Villafaña

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, Raúl Israel Hernández Cruz, pensó que a su llegada tendría un negocio similar a una notaría pública, hasta con las mismas comodidades y otros “asuntos” que los fedatarios manejan.

Actualmente, suele quejarse de carecer de presupuesto para operar la institución que mantiene una escasa labor social, porque solamente está remitida en atender asuntos personales o bien de presión social.

La labor de la CDHEM es totalmente desconocida entre la sociedad, no le han dado el enfoque de estar cerca de quienes la requieren o no; es decir, siempre ha tenido un área de difusión que nunca ha funcionado.

Pero también casi todos sus ex presidentes, exceptuándose a Don Carlos Celis Salazar, el resto fueron impuestos por intereses partidistas, de exgobernadores y de exdiputados.

Todos siempre se han quejado de la falta de presupuesto, de no tener ni para un lápiz y a cambio sus gastos personales siempre son mayores al de la compra de papelería.

Si el ombdusman estatal pretendiera trabajar como lo hizo Don Carlos Celis Salazar en su momento, que a veces ponía en aprietos al ex gobernador Antonio Riva Palacio López y ex alcaldes, entonces no tendría que estirar la mano y los recursos materiales, como financieros, le llegarían sin tener que recurrir a la declarasionitis.

Vale la pena decir que desde aquellos años y al momento, la Comisión de Derechos Humanos es manejada por intereses del gobierno en turno, de negociaciones partidistas y esto hace que la misma sociedad ni la conozca.

Como lo anotó muy bien el doctorado en Derecho Luis Alfonso Rubio Antelis, al renunciar a su consejería en la institución, no debe ser una institución manejada por intereses de personas o grupos.

Para muchos, el notorio Raúl Israel Hernández Cruz, responde a intereses del grupo de Graco Ramírez, que en su momento lo impuso como Notario 13 en la demarcación de Cuernavaca, cuando fueron creadas nuevas oficinas de fedatarios.

En aquellos tiempos no muy lejanos varios de los acompañantes en el servicio público fieles a Graco Ramírez, fueron impuestos, con el aval del hoy presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática, Matías Quiroz Medina, quien hasta a su esposa impuso –solo para cobrar- como diputada plurinominal.

El asunto es que la imposición de Raúl Israel Hernández Cruz en la Comisión de Derechos Humanos, no fue para incrementar el presupuesto de la institución, menos para mejorarla, como tampoco para proponer su actualización legal como lo prometió en su exposición ante una comisión especial.

Los cuatro años al frente de la CDHEM del notario con licencia temporal tienen un objetivo, que no es el de salvaguardar las garantías individuales de los morelenses ni sus residentes de buena fe.

Desde hace muchos años, la Comisión de Derechos Humanos, sea su presidente mujer u hombre, se ha dedicado a defender delincuentes, malos servidores públicos y otras lacras sociales.

Su labor no llega al pueblo ni por casualidad, tanto así que los familiares de víctimas asesinadas por la delincuencia (organizada o no) siguen en su lucha porque haya justicia, como pasa con las mujeres y hombres desaparecidos.

Al respecto, hay un silencio cómplice de la ombdusgirl o del ombdusman del momento, que por ello están en el desprestigio y convertido en un lastre y carga económica para el pueblo de Morelos.

Es por ello que como lo pidieron algunos de los antecesores de Raúl Israel Hernández Cruz, no es el momento de pedir más dinero, porque habrá de demostrar trabajo y resultados.

En un mes y días que el ex notario tomó el cargo de presidente de la CDHEM, es cierto no se le puede exigir mucho, pero también como servidor público con imaginación puede echar andar una maquinaria desaceitada y que puede tener una gran transformación.

Uno de los principales trabajos del “defensor de los derechos humanos” en la entidad es – y no requiere de dinero- dejar de proteger a los delincuentes, como lo hicieron sus antecesores.

Demostrar que primero está el derecho de la víctima ofendida por el delincuente o el servidor público, de hacer valer el marco legal, así como promulgar los derechos de los morelenses y residentes de buena fe.

Y para ello no se requiere de millones de pesos, sino de una administración seria de los recursos económicos, administrativos y humanos que al parecer no son tomados en cuenta esos aspectos.

Al contrario, esa vieja costumbre de asumir el poder y desde ahí construir riquezas sigue en la entidad, como pasó cuando el abogado Raúl Israel Hernández Cruz sirvió (o sirve) a los intereses del gobierno de Graco Ramírez desde la Dirección Jurídica de la Secretaría de Gobierno.

Como a los de la notaria número 5, Patricia Mariscal Vega, quien fue su principal impulsora para que fuera uno de los fedatarios que sin cumplir con la ley iniciara con el negocio.

Pero una notaría no es igual a manejar una institución social que hoy confunde el ombdusman, porque también sabe qué tipos de negocios pueden manejarse al interior de la Secretaría de Gobierno.

Con exigir más presupuesto, Raúl Israel Hernández Cruz tendrá un mejor trabajo a favor de los ciudadanos y lo vemos hoy con su silencio y abandono social (en un mes y días al frente de la CDHEM), en un tema que le corresponde incidir y es en el de la inseguridad pública.

Para muestra un botón: en menos de 24 horas asesinan a cuatro personas en su centro laboral, las acribillan y todo queda en una situación mediática, como pasa con la violación y asesinato de una niña de seis años.

El silencio de ambos hechos del ombdusman, Raúl Israel Hernández Cruz, dice más que andar de limosnero en momentos que tiene el derecho de exigir justicia, en una Fiscalía General abandonada, por cierto, por otro ex notario que a la institución solamente la padrotea.

Quizá ese sea el objetivo del ex fedatario Raúl Israel Hernández Cruz, al igual que Uriel Carmona Gándara, padrotear la institución para beneficio personal y lo demás poco importa. ¡Que poca ma…!.Por hoy es todo, nos leemos viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx por nuestras redes sociales @Vida_Politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Por: Felipe Villafaña

Algo pasa dentro de la Secretaría de Turismo y Cultura que las quejas cada vez son mayores, porque  algunos ahí solamente trabajan para su beneficio, pero nunca por el del estado.

Ejemplo reciente fue el Festival del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, en donde se observó de manera evidente el desprecio que tiene la secretaria, Margarita González Saravia, hacia los pueblos étnicos.

Como pasó con la ex titular del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia en Morelos, Elena Cepeda de León, se ha apropiado de los espacios públicos y los hace propios.

La que está encargada de promover al estado en su imagen y su cultura demostró que su paso por la dependencia es solamente para beneficio personal, lo mismo pasa con algunos de sus colaboradores.

Es evidente que no hay trabajo de promoción del estado, porque seguimos teniendo turismo de paso, el finsemanero que llega poco, como el de las vacaciones de verano que -por cierto- está a punto de culminar y no se observan los paseantes como en otros años.

Las escuelas de español están olvidadas, de no ser por Harriet Guerrero, la ciudad de Cuernavaca y el estado estarían en el olvido, la empresaria con sus propios recursos viaja constantemente hacia los Estados Unidos de Norteamérica en busca de la llegada de jóvenes de aquel país para que aprendan el idioma español.

Harriet viaja de la costa este a la oeste del vecino país del norte para promover a Morelos, sus bellezas, su clima, sus nativos, sus dialectos y todo lo que tiene este bello estado

¿Y la secretaria de Turismo?

La realidad es clara, hoy la secretaria de Turismo, Margarita González Saravia, es una de los muchos colaboradores del gobernador Cuauhtémoc Blanco cuyo  trabajo lo justifican con declarasionitis,

Han pasado tres décadas en las que la entidad dejó de ser un lugar de descanso privilegiado, al que llegaban las u los jóvenes estadunidenses para aprender el español.

Ha pasado el tiempo en el que había una derrama millonaria para el beneficio de todos en la entidad, sobre todo por el turismo extranjero y el de la Ciudad de México que caminó por las calles de Cuernavaca sin ningún problema.

Han pasado varios directores y secretarios de turismo en Morelos, directores y regidores del área del ramo y ninguno tiene la capacidad de promover nada, solo cobran, grillan y ahí están sin hacer absolutamente nada son solamente una carga económica para el presupuesto.

Es necesario que Margarita González Saravia como su secretario Técnico, Mario Caballero Luna, salgan a pedir una disculpa a los pueblos indígenas porque ni los ayudan, ni les interesan y están en el cargo únicamente por cobrar.

La misma disculpa debe de darse a los empresarios de los servicios, porque ellos también de su propia bolsa tienen que salir del estado para promover las bellezas que tenemos, mientras la titular de Turismo y Cultura está cómodamente sentada y con privilegios en todos los aspectos.

Para observar la falta de trabajo de Margarita González Saravia y sus colaboradores es que no hay un solo módulo de información que apoye a los cinco turistas que -por casualidad- llegan al estado.

Salir a la Ciudad de México o Puebla es diferente, porque allá es notable la llegada de los paseantes, porque sus estados son promocionados a nivel país e internacional.

Morelos está abandonado en su promoción, bien lo asientan los empresarios de los servicios que hay una caída severa, que ha provocado desempleo y el riesgo de cierre de sus negocios.

Nueve meses lleva el gobierno de Cuauhtémoc Blanco y lamentablemente hay secretarios que no le apoyan absolutamente en nada, que son un lastre para el presupuesto estatal y lo peor, que hasta perversamente lo quieren “tumbar del caballo”, ¡nombres?.

Es tiempo que ya vengan los cambios dentro del gabinete estatal, porque la entidad requiere de una gran transformación y hay quienes no lo entienden, o bien están en el cargo para beneficiar el negocio personal o familiar.

En la Secretaría de Turismo y Cultura es evidente que no funciona, que no hay la promoción de las culturas morelenses, por cuestiones meramente personales y quienes trabajan en el área.

Son 10 meses del gobierno entrante, hay todavía tiempo para cambiar, sobre todo para promover al estado como lo hace Harriet Guerrero en los Estados Unidos y demás países a los que va y trae jóvenes, para que estudien el idioma español y conozcan que el estado de Morelos es grande en todo.Por hoy es todo, nos leemos el miércoles. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx por nuestras redes sociales @Vida_Politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.