Sidebar

14
Fri, May
-->
×

Mensaje

fsockopen(): unable to connect to ssl://query.yahooapis.com:443 (php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known)

Top Stories

Grid List

Por: Felipe Villafaña

En la actualidad, vivir fuera del presupuesto ya dejó de ser un error, ahora es un error cuando estamos sumidos en una crisis financiera donde hace falta todo: seguridad, empleo, crecimiento económico, obra pública y generación de inversiones.

Pocos cuando asumen un cargo saben que la vida pública o servicio público es temporal y no eterno, no así quienes por primera ocasión la vida suele favorecerlos con un golpe fortuito.

Caso especial, es el de la comisionada del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística, Dora Ivonne Rosales Sotelo, cuyo periodo legal para estar como presidente del organismo descentralizado legalmente terminó.

Aun con ello, aferrada al poder y al manejo del dinero público como si fuera propio, llora con lágrimas de despedida, porque en el futuro ya no tendrá su diminuto espacio de poder y menos esos cinco minutos de fama gratuita.

A Dora Ivonne, le quedan pocos meses como comisionada y quizá pensó que podría jubilarse con el salario de presidente del IMIPE y sus grandes prestaciones sociales.

Además, pensó que el espacio considerado como propio podría ser heredado a otro compañero del Partido Acción Nacional, como parte de la negociación que mantienen los institutos políticos al interior del Poder Legislativo.

De hecho, la familia Martínez Terrazas al parecer ya cuenta con el remplazo de su compañera Dora, basados en buscar quién de sus cosanguíneos está sin desempleado y pasa un mal momento financiero.

Sin embargo, habrá que recordar el paso de la comisionada dentro del IMIPE sobre todo este último año de pandemia, en donde en la Revista Vida Política y sus diversos espacios fueron publicadas varias de sus irregularidades en el manejo presupuestal, material y humano

Solo por recordar algunos excesos de la comisionada, están los salarios de quienes fueron sus compañeros, que al vencer su periodo al interior del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística renunciaron y ella siguió entregando cuentas como si continuarán en el cargo.

No solo fueron los salarios, ahí cuentan prestaciones sociales, viáticos, pagos de comidas y varios más a los que “tienen derecho” los comisionados de la institución presuntamente encargada de obligar al sector público transparentar el uso del presupuesto.

Según la comisionada, hubo el contrato de abogados que recibieron un salario de 20 mil pesos y realizaron la capacitación, pero nunca dice quiénes fueron los abogados y los capacitados.

Aún más, realmente el dinero jamás fue ejercido porque la comisionada expresidente jamás presentó sustento de las acciones, solo una nómina del personal del IMIPE.

Ante las irregularidades al ser quitada de encabezar la institución y asumir la misma el comisionado Marco Antonio Alvear Sánchez, ya conocía de esos datos a fondo, por ello es que solicitó la intervención de la Fiscalía Especializada Contra la Corrupción, que actuó de inmediato y resguardó toda la documentación financiera, operativa y administrativa durante la presidencia de Dora Ivonne Rosales Sotelo.

Con múltiples errores y actos indebidos del uso del ejercicio público la comisionada no puede quejarse de violencia de género o de otro tipo, porque ahí está la evidencia sobre su mal proceder. Por hoy, es todo. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

                                                                                        

Por: Felipe Villafaña

A casi un mes para elegir próximos alcaldes, diputados federales y locales, la sociedad mantiene sus expectativas no en quien prometa más, sino el que se comprometa y tenga el proyecto de gobierno para sus municipios.

Es una contienda diferente donde no hay favoritos y nadie puede considerarse ganador, en una elección intermedia demasiado reñida donde los candidatos a cargos de representación popular están en la expectativa de saber cómo será la reacción ciudadana sobre sus propuestas de gobierno.

En estos momentos todos los aspirantes a una alcaldía saben que la principal exigencia es seguridad, de caminar todos tranquilos por las calles, viajar en el servicio público sin ser molestado por el asaltante, tener tranquilidad y el patrimonio hecho no sea robado.

Lo saben y quienes buscan una reelección a la alcaldía saben que no hay un programa de seguridad pública y menos una política pública eficaz, en materia de prevención del delito.

El segundo tema importante para los votantes es el empleo y ahora más por el cierre de comercios y algunas empresas más, sobre todo los prestadores de servicios.

Eso lo escuchan diariamente en sus giras de proselitismo electoral todos los candidatos, la falta de servicios públicos con eficacia y sobre todo un problema más es la falta de alumbrado público.

La realidad es triste, pero en Morelos, la pobreza creció demasiado y no todo generado por la epidemia, también por otros factores como es la globalización financiera y eso lo conocen quienes pretenden ser diputados federales por Morelos.

En estos momentos, no hay candidatos favoritos o que encabecen encuestas, porque el votante analiza quién trae la mejor propuesta y tiene la solución al problema de la inseguridad y el desempleo.

No hay encuesta que valga y sea real para decir cuál partido político asumirá las principales ciudades del estado, o será mayoría en el Congreso local o federal y eso genera que los candidatos hagan propuestas serias.

Los que aspiran a una curul saben que deben generar un marco legal que impulse más a la economía, el crédito blando para impulsar el desarrollo local y con ello generar el empleo requerido.

Quienes logren la reelección como presidentes municipales o diputados saben que ya no podrán echarse en la hamaca, porque la sociedad exige resultados inmediatos.

Cierto queda casi un mes para la jornada comicial, pasaran rápido y el seis de junio antes de la media noche con el conteo rápido se sabrá quienes desde enero podrán continuar en el mismo cargo y aquellos que asumirán un reto por primera ocasión.

Y después, deberán responder a los compromisos hechos, porque hay una sociedad despierta que ya no tolera la simulación, corrupción y vicios del pasado, ahora más exigente y que sale a las calles para manifestarse por la falta de servicios. Por hoy es todo. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Por: Felipe Villafaña

Los errores cometidos por los integrantes del Consejo Estatal Electoral del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, han generado dudas no solo en los candidatos a un cargo de representación popular, sino también entre los votantes.

Las ilegalidades en que incurren los consejeros electorales es desde hace tres años con su ex consejera presidente Ana Isabel León Trueba, quien dejó a la institución entre las peores calificadas por la sociedad.

Fue tan mala su gestión, que hoy vemos sus malas decisiones en imponer candidaturas sin un objetivo, solo con una fijación personal y haber pretendido eternizarse dentro de un cargo temporal.

La división del Consejo Estatal Electoral es tan evidente que hay un grupo en donde el consejero panista José Enrique Pérez Rodríguez, con el perredista Alfredo Javier Arias Casas tratan de imponer su ley ante todo.

Incluso desde que llegó la ahijada del peor gobernador y más corrupto que ha tenido Morelos como lo es Graco Ramírez, Mireya Gally Jordá, los consejeros han tratado de bloquear su arribo con grillas e imposiciones en las direcciones al interior del Impepac.

Tanto así que ambos consejeros electorales como la priísta Isabel Guadarrama Bustamante, son los que han propiciado las mayores dudas sobre la imparcialidad del proceso electoral.

Los hechos: el que el Impepac registrara “güeritos” como Javier Estrada González como candidato indígena fue indignante para los habitantes de los pueblos de origen, que solo recordar su pasado de sus familiares en Ocotoepec, una comunidad de origen, aún prevalece en su memoria la quita de tierras por medio de la violencia.

No es lo único y la comunidad lésbico-gay reclama haber registrado como de su comunidad a Roberto Yáñez Moreno, como candidato plurinominal del partido de los corruptos como es Morelos Progresa es más que violar la ley.

Esos dos simples ejemplos han provocado más de 300 denuncias o quejas que hoy debe atender Tribunal Electoral del Estado Morelos, que es otra institución bajo la duda de la ciudadanía porque sus resolutivos han sido también contradictorios.

Por ello hay más de 150 asuntos jurisprudenciales que atiende la Cuarta Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en los que sus magistrados diariamente suelen corregir la página al Impepac y al TEEM, porque a sus integrantes les ha quedado demasiado grande la silla.

Es tan amplio el asiento para los consejeros como magistrados electorales que son los propios candidatos quienes organizan los pactos de civilidad, los debates y algunos encuentros más en conjunto para que los votantes conozcan de sus propuestas y desde ahí decidan quién será su autoridad.

En el Impepac, los consejeros están más preocupados de cuánto será su bono y gratificaciones una vez pasadas las elecciones del año en curso, por eso piden millones de pesos a fin de poder llenar sus bolsillos hasta el hartazgo.

El Impepac es hoy una autoridad bajo cuestionamiento, sin credibilidad porque se la han ganado sus integrantes, quienes con la opacidad en sus decisiones meramente personales han generado que haya un ausentismo de los votantes en las urnas.

Y para lo anterior una sola prueba: no hay una campaña de promoción del voto ni en sus redes sociales, porque han aplicado la regla majadero y corriente actor Alfredo Adame: si me dan 40 millones de pesos me quedo con 25 y el resto hago que lo utilizo, así de simple la corrupción que hay en el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana. Por hoy, es todo. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.