Sidebar

28
Thu, Oct
-->

La Columna

Grid List

Conforme cierra el año, la incertidumbre financiera en la entidad es mayor debido a que las previsiones sobre la inflación cada vez son mayores, ante el incremento de los combustibles y la escasa generación de empleo.

El sector público municipal y estatal también mantiene previsiones negativas, porque las promesas de apoyo para sacar adelante los compromisos salariales y en prestaciones sociales del mes de diciembre no llegan.

Ejemplo es la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) que está en el abandono del gobierno federal a pesar de las promesas hechas por el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador en apoyar la institución, que incluso aceptó todo tipo de auditorías a cambio de terminar con el déficit presupuestal que mantiene desde hace varios años.

Hoy con austeridad en el gasto, la máxima casa de estudios morelense logra sobresalir, asume y cumple con sus compromisos con la base laboral académica, administrativa, operativa y de confianza.

No importa la falta de presupuesto en la UAEM porque al nivel nacional está entre las 10 mejores instituciones públicas y privadas del país, con una excelencia académica de primer nivel.

Aun así, requiere de unos 360 millones de pesos para cerrar el año y tiene que acudir hacia las instancias del gobierno federal, con el objetivo de sacar adelante la cátedra de unos 42 mil estudiantes del nivel medio superior, superior y posgrado, además de investigaciones de alto nivel internacional.

La incertidumbre financiera universitaria provoca desgaste entre sus autoridades docentes y demás personal e incluso entre sus alumnos quienes por el momento desean y se ha dado un retorno a clases presenciales.

Solamente en países como México, las universidades públicas tienen que acudir al gobierno federal para solicitar mejores presupuestos, cuando uno de los principales sectores para el desarrollo de las comunidades es la preparación académica.

No son los únicos, en el sector agropecuario sin presupuesto la producción de alimentos y granos lleva al país a la importación de los mismos, situación que encarece más los productos integrados en la canasta básica.

De igual manera pasa con los ganaderos, pecuarios y otros más quienes por la falta de créditos y apoyos suelen estar en la quiebra económica, con la incertidumbre de qué pasará el próximo año con ellos.

Es un fin de año incierto como pocos, sobre todo en Morelos donde también los trabajadores del sector público municipal mantienen su poca credibilidad de recibir su salario en tiempo y forma antes de concluir el año, así como el aguinaldo que ahora servirá para el pago de deudas.

En los ayuntamientos, hay presidentes municipales quienes con sus Cabildos dejaron de administrar sus presupuestos, evitaron plantear que el fin de cada año y administración los gastos son mayores.

Para el año en curso cada Comuna deberá finiquitar conforme a derecho al personal de confianza, con el otorgamiento de su salario, tres meses por la conclusión administrativa, aguinaldo de 90 días, prima vacacional y otros más.

Empero, hay tesorerías municipales sin haber realizado las previsiones económicas, mismas que aluden haber un quebranto en el rubro y deberán solicitar participaciones adelantadas, para poder cumplir con la obligación laboral.

Sin duda alguna dentro de las Comunas vienen problemas y conflictos que serán heredados a los futuros alcaldes quienes tendrán que resolver el conflicto financiero heredado.

         Por: Immer Sergio Jiménez Alfonzo

El gobierno de 4ª Transformación que encabeza Andrés Manuel López Obrador, sigue dando tumbo tras tumbo, tropezando y saltando caminos a la buena de Dios, y…..nada de buenos resultados en sus acciones que implementa para enfrentar los múltiples problemas sociales, económicos y de salud que seguimos padeciendo a todo lo largo de la república Mexicana, ya que el Presidente sigue gobernando con ocurrencias, mentiras y verdades a medias en lugar de dejar que los expertos implementen verdaderos protocolos y planes de acción que se ejecuten para combatir y erradicar esos flagelos.

No hay verdaderos triunfos del gobierno del peje, sino sonoros fracasos en todos los rubros. Tal parece que enfrentar positivamente los problemas que se padecen se convierte en un imposible para AMLo dado que no sabe cómo hacerlo, y no deja que nadie lo contradiga escondiendo siempre su limitante con las sonadas frases de “tengo otros datos” y “son ataques de la mafia del poder”, aunque la realidad le choque en su cara.

Y todo ello nos sume en una verdadera tragedia por qué aunque los miembros de su gabinete sigan su línea y órdenes irrestrictas, saben que pronto el huésped de Palacio Nacional dará contraorden o se desdecirá de lo ordenado haciendo que con ello se genere el caos y se empiecen a tapar los hoyos abiertos haciendo campañas publicitarias para echar la culpa a los gobiernos anteriores, a los conservadores o a los que simplemente piensan diferente al peje que no ha aprendido nada de la vida que no sea echar rollos como candidato eterno en cada templete o tarima que encontraba a su paso, y que ahora en lugar de dejar que los que saben hagan lo debido, utiliza su templete de las “mañaneras” como escaparate de su veleidad para amenazar o ridiculizar a quien ose contradecirlo.

Sin embargo van de tropiezo en tropiezo las acciones del gobierno de 4ª Transformación, como acontece con el tratamiento de la pandemia del covid, que con desparpajo el presidente dijo que ese mal no nos afectaría y que se podría combatir con estampitas religiosas y rechazando hasta el uso de cubrebocas, para luego hacer uso de su bufón en las mañaneras, para la implementación del plan de acción, que ideó y estableció con una total falta de planeación, coordinación y orden en el sistema de salud, retardado con ello la aplicación eficaz de los biológicos contra ese mal, y estableciendo sin ningún criterio válido un semáforo epidemiológico que en la práctica no funcionó, ya que se jugaba con los criterios para establecerlo, como lo acontecido con el ataque a todo el sistema educativo del país, al declararse por el gobierno pejista que el regreso a las aulas escolares sería hasta que ¡¡ESTUVIERA EL SEMAFÓRO EN VERDE!!, para luego regatear y negar el derecho de vacunarse a los jóvenes y niños estudiantes contra el covid, y ordenar que obligatoriamente el regreso a clases sería de inmediato a pesar de estar ese semáforo en amarillo o naranja e imponiendo una fecha sin garantizarse la sanitización  de los centros escolares y los implementos necesarios para la protección de los alumnos y personal docente. 

Y otra vez se dan los tumbos en esta decisión gubernamental, ya que surgen las inconformidades sociales y se da la decisión del Poder Judicial de la Federación, por medio del titular del Juzgado Séptimo de Distrito de ordenar la aplicación inmediata de la vacuna contra el covid a todos los menores de entre 12 a 17 años en México, señalándose contundentemente en esa decisión judicial que: “Conviene precisar que es obligación del Estado Mexicano salvaguardar el derecho a la salud”.

Ahora…..que hará AMLo? Ojalá sea algo sensato.                                             

Por: Felipe Villafaña

Al final del trienio, algo pasa en los municipios porque todo está como hace tres años: sin dinero, sin obras y con el planteamiento de elevar los impuestos a menos del 50 de la ciudadanía que los paga.

A pesar de ello, habrá que observar al interior de los Cabildos donde antes alcaldes, síndicos y regidores se hacían ricos y su dinero mal logrado les duraba tres años, ahora la realidad cambió, ahora los concejales salen millonarios.

Abajo, al nivel pueblo, los negocios cierran por falta de seguridad, porque las mafias ahora son quienes cobran el impuesto por el derecho a tener un negocio, además aquel incumplido con los señores de la delincuencia son asaltados o asesinados, cuando menos un integrante de su familia para que aprendan.

En las comunidades, hace falta agua potable, no hay alumbrado público, el servicio de recolección de la basura es irregular, el drenaje ni existe y ahora con el temporal de lluvias las inundaciones son cada vez mayores.

En si termina un trienio más en dos meses y días, pero las comunidades siguen en la misma miseria o peor que hace tres años porque donde no había inseguridad ahora la padecen y la policía es un ente nulo.

Ante tales irregularidades y ausencia en los municipios, Morelos llegó a un punto de fuente ovejuna, que consiste en que cada comunidad hará justicia por mano propia, porque las mismas autoridades en sus tres niveles y en todos sus partidos políticos demostró tener nexos con quienes agreden a la sociedad.

El tema no es nuevo, como el enojo social de hacer justicia por mano propia en momentos que el ministerio público dejó de investigar, convirtiéndose en una oficina de levanta y cuenta cadáveres.

El mismo gobierno y los ayuntamientos ya son oficinas que solamente sirven para obligar al contribuyente a pagar sus impuestos, aunque no funcionen y solamente hacer millonarios a familiares de los integrantes de los cabildos y quienes los manejan.

Triste realidad la de Morelos y es de advertirse que ante la indolencia oficial, vienen tiempos difíciles de violencia, en donde como en Michoacán y la sierra de Guerrero los ciudadanos tomarán las armas para defenderse de los delincuentes.

Y más ante menos de cinco mil policías que hay en la entidad no queda otra que en cada hogar, en las calles cada ciudadano o menor de edad porte un arma, para defender su escaso capital o bien hasta su vida contra quienes hoy se dedican a la delincuencia.

Y se ha dado en comunidades en plenas cabeceras municipales en donde comerciantes o ciudadanos suelen hacer justicia por mano propia, la noticia no trascendió, pero el fin de semana pasado un grupo de vendedores fijos en Jiutepec capturó un ladrón y por concenso, incluso de los vecinos, decidieron darle un balazo en la cabeza y tirar el cuerpo en otra comunidad cercana.

Obviamente son estadísticas que ni el comisionado Estatal de Seguridad, Antonio Ortiz Guarneros, ni el fiscal General, Uriel Carmona Gándara tienen en sus alegres y mentirosas estadísticas.

Cuando suelen asesinar un ciudadano, su respuesta inmediata en sendos comunicados oficiales es que aquel que fue masacrado tenía nexos con la delincuencia organizada, a veces son personas honorables pero estos servidores públicos por su improductividad salen por la vía fácil.

Vive Morelos tiempos violentos, difíciles y en cada comunidad del estado será visto por todos menos por la autoridad linchamientos de delincuentes, ya en muchos espacios advirtieron eso con espectaculares colocados en la vía pública. ¿Y los alcaldes qué hacen para evitar esto?, nada, para ellos, lo importante es seguirle metiendo carretadas de dinero a sus ya abultadas y ofensivas cuentas bancarias, o, ¿alguien conoce a un presidente municipal pobre?. Por hoy es todo.

Por: Felipe Villafaña

En seis años, el rezago del municipio de Jiutepec va en aumento y sobre todo en la modernización de los servicios que presta, bajo el argumento sobre la falta de recursos públicos con un presupuesto suficiente.

Sin embargo, en contraparte con Jojutla cuyo ayuntamiento tiene menos ingresos en las participaciones federales, estatales y recursos propios es una ciudad cambiada, solamente con la administración adecuada de los impuestos de sus habitantes.

Para su modernización y ser una municipalidad diferente, en Jojutla solamente se cuenta con el personal indispensable, que permita mantener en orden su territorio e incluso disminuir el índice de delincuencia y también en los contagios por Covid-19.

Para ello, el alcalde Juan Ángel Flores Bustamante no requirió de mayores recursos financieros, sino de imaginación y el copiar los modelos de administración de ciudades en desarrollo y desarrolladas del continente Europeo.

Tanto así que la deuda pública heredada de la localidad, ha disminuido en un 80 por ciento, con base a disminuir el gasto corriente, ampliar la base tributaria y generar una administración transparente y confiable.

Claro que después del sismo del 19 de septiembre del año 2017, vino la transformación del municipio con recursos del gobierno federal, pero el municipio no se quedó atrás y ahí está con sus propios ingresos sus habitantes cuentan con mejores servicios.

La confianza social hacia su alcalde generó que hoy con su apoyo a la contribución los espacios públicos hayan sido recuperados, sobre todo con programas de prevención del delito mediante la vigilancia con tecnología de punta que hoy son los drones.

A cambio, en Jiutepec cada vez es mayor la inseguridad pública que priva en sus delegaciones y colonas, las balaceras y jóvenes asesinados dolosamente son el pan de cada día.

Desde hace 12 años, la base tributaria sigue sin aumentar, porque hay desconfianza ciudadana en aportar sus impuestos que al momento nadie sabe hacia dónde son dirigidos.

Con José Manuel Agüero Tovar al frente de la presidencia municipal jiutepequense, la desconfianza de los habitantes hacia la autoridad local creció, tanto así que hoy aún siguen los problemas para hacer que la ciudadanía aporte sus pagos en tiempo y forma, para mejorar los servicios que presta.

Aún más, el abuso de las corporaciones policíacas municipales hacia la sociedad es otro punto que genera una mayor incertidumbre hacia la autoridad, por ello en Jiutepec en sus colonias y poblados sean sus mismos vecinos quienes se cuiden entre sí.

En casi tres años del gobierno local del Movimiento de Regeneración Nacional, sigue sin verse el gran cambio prometido, al contrario, los propios desastres naturales han evidenciado falta de imaginación de la autoridad municipal por resolver las demandas de quienes han perdido sus bienes patrimoniales.

Imaginación es lo que falta en Jiutepec para resolver los problemas financieros, si es que realmente los hay, porque no lo reflejan así sus autoridades, mucho menos sus colaboradores cercanos. En próximas entregas, desmenuzaremos qué realmente pasa al interior del gobierno que por tres años más, encabezará Rafael Reyes Reyes. Por hoy, es todo.

Por: Felipe Villafaña

La comparecencia ante el Pleno Legislativo del comisionado Estatal de Seguridad Pública, Antonio Ortiz Guarneros, dejó en evidencia el escaso conocimiento y preparación de los integrantes de la Quincuagésima Quinta Legislatura local sobre el tema.

La orinada y zurrada a domicilio que dio el almirante, fue tanta que hasta sembró la duda sobre la honorabilidad de los diputados, algunos con presuntos nexos con la delincuencia organizada.

El servidor público fue más allá y prácticamente dejó a los diputados callados con la frase presidencial de “yo tengo otros datos”, sobre la desesperante ola delictiva que persiste en Morelos.

Ni un solo diputado tuvo la capacidad de decir a Guarneros que no hay un programa de seguridad, que su paso por Morelos es solamente para demostrar que los marinos de agua dulce no funcionan en las urbes metropolitanas para presentar un proyecto de paz social.

Fue tanto el pitorreo de Antonio Ortiz Guarneros hacia los representantes populares, que la comparecencia parecía aquella vieja serie cubana radiofónica de “tres patines”, que cuando lo llevaban al banquillo de los acusados se burló de la policía y el juez.

El descaro del almirante jubilado, fue cuando en presunción de ignorancia, un diputado todavía preguntó: ¿Y qué necesita para funcionar la Comisión Estatal de Seguridad? La obvia respuesta fue: “dinero y elementos”.

Es ahí cuando el servidor público estatal se sintió más tranquilo, porque sabía que los domadores del león no podían ni con un lindo gatito, eso lo llevó –una vez más- a decir que la Soberanía Popular en Morelos carecía de elementos para llevarlo a una comparecencia sin sentido.

De hecho, el encargado de la seguridad pública, como los viejos abuelos, recomendó a los diputados llevar a comparecer al titular de la Fiscalía Especializada contra el Combate a la Corrupción, Juan Salazar Núñez, quién tiene más datos sobre los acontecimientos de dos presuntos secuestradores linchados en el municipio de Huitzilac.

Y basado en la ignorancia presumida por los legisladores locales, Guarneros tuvo cuatro horas para burlarse de los diputados, decir que no se hagan tarugos porque cuando algunos fueron presidentes municipales tuvieron su apoyo personal y hasta económico.

El almirante barrió, trapeó y dejó como trapo viejo a los integrantes de la Quincuagésima Quinta Legislatura local que quizá ya no les quedaron ganas de volverlo a invitar, porque como el borracho: si saben cómo me pongo, para que me invitan.

Por lo pronto, en Morelos seguirá en aumento el asalto, robo (en todas sus modalidades), secuestro, homicidios dolosos, feminicidios y demás delitos porque para  Ortiz Guarneros, lo único que necesita para ponerse a trabajar es dinero, dinero y más dinero.

Es decir, la imaginación del septuagenario no va más allá que de vivir de las condecoraciones de las fichas de la Pepsi que da la Marina, que son como los reconocimientos al mérito del que poco le importa su labor social.

Quizá por eso el grito de un ciudadano que logró colarse a la comparecencia del titular de la CES, fue claro y contundente cuando exclamó a los diputados: “Ustedes a mi no me representan, me dan vergüenza”. ¡Sópas!. Por hoy, es todo.

Por: Felipe Villafaña                         

La Quincuagésima Quinta Legislatura local, inició sus trabajos con la exigencia del tiempo y que la sociedad morelense requería, tanto así que hay avances en temas importantes como es la adecuación del marco legal en sus nuevas modalidades y la escucha de las demandas de todos los sectores sociales.

En un mes, mantienen un avance sustantivo en su labor los 20 diputados quienes sacan adelante sus labores por unanimidad, dándole un cambio a fondo en los trabajos heredados por la ineficiente Legislatura pasada.

Por el momento es de destacar que cada representante popular dejó de lado su postura partidista, compromiso filosófico y entro en una actividad laboral poco vista y positiva.

En poco más de un mes, cada uno de los diputados demuestran de lo que están hechos, incluso en varios de los nombramientos hechos en las diversas secretarías, direcciones y demás personal de apoyo.

En estos días ,se han aprobado más reformas y leyes que la Quincuagésima Cuarta Legislatura local no pudo sacar en tres años, por diferencias hasta personales entre las ex diputadas y pleitos estériles entre los ex diputados.

La congruencia prevalece dentro de las reuniones en la Conferencia de los Trabajos Legislativos, tanto así que a pesar de las más de ocho o 10 horas de debates internos cuando llegan al Pleno Legislativo solamente hacen caso a los acuerdos antes logrados.

Pareciera que hay un gran cambio de una Legislatura a otra, en algunos casos son notables y en otros hay todavía ciertas deficiencias que no es por el abandono de quienes integran y encabezan la Mesa Directiva como la Junta Política y de Gobierno (JPyG) del Poder Legislativo local.

Así como hay excelentes nombramientos como es en la Secretaría de Asuntos Parlamentarios, el Instituto de Investigaciones Legislativas, la Secretaría de Administración y Finanzas, entre otros, hay donde todavía la máquina sigue sin funcionar y no es por falta de una aceitada, sino por inexperiencias en ese tipo de cargos que también tienen su importancia.

De nada sirve que los diputados hagan un excelente trabajo, tengan jornadas laborales extensas e incluso hasta en días festivos o fines de semana, cuando no hay el toque fino de quienes tienen que manejar la imagen de una institución de alto nivel llamada Poder Legislativo.

Tema en el olvido de los diputados locales, los 20, son los medios de comunicación con quienes el acercamiento está en el olvido, porque no hay un profesional en su coordinación de Comunicación Social.

Cada diputado, grupo y fracción parlamentaria cuenta con una “jefe de prensa”, de los que a todos les hace falta conocimiento de la comunicación social y política, la suelen confundir con cobrar un salario seguro quincenal y solamente hacer sendos boletines con errores ortográficos, entre varios.

Quizá sea el punto débil de la Quincuagésima Quinta Legislatura local, su talón de Aquiles y la piedrita molesta del zapato, ante la carencia de una persona designada que conozca y tenga trato con quienes están diariamente en busca de la nota (como se dice en el argot periodístico) y los empresarios del área.

En más de un mes, la persona designada para “operar” medios de comunicación desconoce hasta quienes diariamente están ahí, es más, solamente responde a otro personaje que pareciera ser su superior y sin personalidad jurídica o laboral para estar ahí.

Los diputados con los medios de comunicación están a punto de terminar con la luna de miel iniciada, porque quizá a los señores diputados les pasa aquella frase: el poder ensorbece a los inteligentes y vuelve loco a los pen...

Es el momento de que los diputados vean hacia abajo, a otros sectores que hay en la sociedad y que generan trabajo, que son tan importantes y que forman parte del empresariado olvidado por las autoridades públicas.

Que sepan los legisladores locales que no hay una luna de miel eterna, que las nubes negras provocan lluvias extraordinarias y rayos capaces de destruir un trabajo, más cuando quien es el encargado de detener estos es disfuncional. Están muy a tiempo de recomponer el camino, claro, si tienen voluntad y la soberbia no los hace presa los próximos tres años. Por hoy es todo.

Por: Felipe Villafaña

La semana pasada conforme a los tiempos legales, el Poder Ejecutivo entregó al Legislativo el paquete fiscal del próximo año por poco más de dos mil 640 millones de pesos.

Es interesante la propuesta del gobierno estatal, porque el anuncio es que no habrá más impuestos ni aumento en las recaudaciones hacia la ciudadanía y viene una austeridad en el gasto.

El presupuesto de egresos del año 2022 está enmarcado en buscar salvar la economía de los municipios con 22.5 por ciento más en el otorgamiento de sus participaciones; es decir, los ayuntamientos ya no tendrán pretexto de decir que en las arcas no hay dinero.

Es ahí donde los nuevos alcaldes tendrán que poner énfasis en buscar la buena administración del gasto público, dejar de lado los compromisos partidistas y devolver la confianza social hacia sus autoridades.

La propuesta, es también retornar el 2.5 del presupuesto asignado al Mando Coordinado, para que los municipios puedan generar acciones a favor de la prevención del delito y con el programa de Fortalecimiento a la Seguridad (Fortaseg) contribuyan en la recuperación de espacios públicos.

De tal manera, los próximos presidentes municipales no tendrán pretextos para generar la obra pública requerida por sus gobernados, sacar adelante adeudos y también adherirse al plan de austeridad exigido por las condiciones económicas del momento.

Es interesante saber que en materia de seguridad pública, la proyección del Ejecutivo es otorgar 200 millones de pesos más, que serán destinados en la contratación de más elementos, capacitación y suministros de materiales como es la adquisición de automotores.

Ya con ese dinero, Antonio Ortiz Guarneros no tendrá porqué quejarse de la infuncionalidad de las videocámaras de vigilancia, de que no hay suficientes unidades vehiculares para salvaguardar a la sociedad morelense, porque además habrá un extra del gobierno federal para el área en estados como Morelos que está ubicado en el sexto lugar de los más inseguros.

La Universidad Autónoma del Estado de Morelos, contará con 70 millones de pesos más para atender el déficit financiero que mantiene desde el gobierno corrupto de Graco Ramírez quien cerró todos los apoyos hacia los jóvenes universitarios, por tener diferencias con el ex rector Alejandro Vera Jiménez.

Sin duda alguna, con el actual rector Gustavo Urquiza Beltrán, el alma mater morelense continuará entre las primeras 10 universidades del país y de Latinoamérica con una mayor excelencia académica, buscando escalar más sitios y ser reconocida como las mejores instituciones educativas públicas y privadas de México y sus alrededores.

Con la pandemia del Covid-19 que azota al mundo y Morelos no es la excepción, la Secretaría de Salud tendrá un incremento sustancial en su presupuesto para el año venidero, el cual estará etiquetado para la mejora de hospitales, clínicas y unidades familiares del sector.

El sector Salud es de los que más requieren recursos financieros, que serán para la adquisición de equipos que permitan atender a los morelenses que lo requieran, o bien de otros estados como Puebla, Guerrero y Estado de México que son atendidos en la entidad.

El paquete fiscal 2022 estará en el análisis de los diputados quienes llamarán a todos los secretarios de despacho del Poder Ejecutivo, para conocer sus propuestas de trabajo y poder otorgar las herramientas necesarias y no más pretextos para no trabajar. Por hoy es todo.

Por: Felipe Villafaña

La apertura democrática, en la representación popular permite muchos perdones de personajes que en el pasado reciente hicieron mucho daño al estado de Morelos, tanto así que la presencia del ex gobernador más corrupto en la historia de la entidad, está presente no solo en el Poder Judicial y hay resquicios de éstos en el Ejecutivo, órganos autónomos y ahora en el Legislativo estatal.

Todo conocedor de la administración pública estatal y nacional sabe que Graco Ramírez es un tipo deshonesto, traidor y puede inmiscuirse muy bien hasta en la Cuarta Transformación sin ser visto, es un hombre hábil y rencoroso.

El regreso de Graco Ramírez al Congreso local no es a través de algunos diputados, sino de los más siniestros personaje que le hacen daño al estado con sus acciones, con sus actitudes y hasta con su hipocresía.

Por los pasillos, en el Salón de Comisiones y en el Pleno del Congreso local es visible el paso de un personaje que en la Quincuagésima Tercera Legislatura local vigiló el actuar de sus diputados.

De hecho, este tipo fue conocido como el diputado 31 y no era precisamente Rodrigo Gayosso, sino alguien a quien su padre adoptivo le otorgó todas las confianzas para ser el vigilante y mandón del Poder Legislativo desde el año 2012 al 2018.

El nombre de Alfonso Hernández Gurrola es conocido como un personaje siniestro, de nula ética política y de un pasado negro ligado a los actos de corrupción que cometieron las ex diputadas Beatriz Vicera Alatriste y Hortencia Figueroa Peralta.

Ahí está otro que retorna a la vida política estatal dentro del Congreso y es precisamente el esposo de Hortencia Figueroa Peralta: Roberto Soto Castor, quien parece que regresa a “limpiar el buen nombre de la familia”.

Los dos, son muy cercanos a Graco Ramírez y no lo pueden negar en la frente traen la marca de la casa, incluso están inmiscuidos en el saqueo de un estado sumido en la pobreza económica, política y social que heredó el tabasqueño y sus aliados.

Ambos están de orejas del ex gobernador, son los ve y dile como lo hizo Alfonso Hernández Gurrola en todo un sexenio, sin aportar realmente nada a favor del estado y fue una de los personajes que aprovechó el cargo para empoderarse económicamente.

Lo mismo pasa con la familia Soto Figueroa quienes con Graco Ramírez tuvieron el manejo de millones de pesos para ellos, para decidir el funcionamiento del Congreso local y, sobre todo, buscar los mecanismos legales a fin de que su jefe no fuera castigado por dejar al estado de Morelos en la miseria.

El problema del regreso del lado obscuro de Graco Ramírez al Congreso de Morelos, es que termina con la credibilidad de los 20 diputados, quienes iniciaron muy bien su labor y no pueden quedar en entredicho con la contratación de aquellas personas que están bajo el escrutinio y cuestionamiento de la sociedad morelense.

En la tierra de Emiliano Zapata Salazar hay miles de profesionistas con capacidades extraordinarias, con honorabilidad comprobada y que dentro del servicio público o en la iniciativa privada demuestran su ética personal.

Los graquistas son la peste para los morelenses, son ese virus que ya no puede estar presente en Morelos, se hizo patente el pasado seis de julio cuando votaron contra los candidatos del Partido Morelos Progresa, conocido como el de los políticos corruptos, hasta el PRD le tocó parte de la mala reputación de Graco y sus más de 100 ladrones y por eso perdió el registro como instituto político.

Es el momento de recuperar la H de honorabilidad que tuvo en otras legislaturas locales la Cámara de Diputados del estado, es ahí donde los actuales diputados tienen la oportunidad de hacerlo y seguir el sendero de sacar adelante una entidad que durante seis años fue saqueada por la pillería de Graco Ramírez y sus secuaces.

Y entre los asesores al interior del Poder Legislativo local hay muchos que no son graquistas, pero en los municipios se les recuerda y no por su trabajo a favor del pueblo, sino porque fueron unos auténticos ladrones al igual que el ex gobernador de Morelos. Por hoy, es todo.

ESTA ES SU REVISTA DEL MES...

ESTA ES SU REVISTA VIDA POLÍTICA DEL MES DE OCTUBRE….

https://issuu.com/vidapolitica/docs/vida_241_baja

"SEGUIMOS CAPTURANDO MALOSOS": CUAUHTÉMOC BLANCO...

EN MORELOS AUTOS Y MOTOCICLETAS, EMPLACADOS DESDE AGENCIA...

  • FISCALIA.png
  • IMIPE.jpg
  • PERMISOS-GUERRERO.jpg
  • TELEFONOS-EXTORSION.jpg