Sidebar

30
Fri, Jul
-->

La Columna

Grid List

Por: Felipe Villafaña

¿Quién dijo transparencia y rendición de cuentas, cuando el Instituto Morelense de Información Pública y Estadística es solo un ente superfluo?.

Y eso lo saben los actuales presidentes municipales, sobre todo los que tienen licencia para que dentro de unos días tomen protesta como diputados locales, principalmente aquellos que llegan con problemas en sus cuentas públicas y al tener fuero saben que son intocables .

Ahí está el caso del alcalde de Xochitepec, Alberto Sánchez Ortega, quien después de casi seis años al frente del Cabildo cuatro años de su administración son de residencia en Cuernavaca con cargo a la Tesorería del ayuntamiento de la localidad.

Más que fincar una carrera política, el priísta Alberto Sánchez Ortega pretende, en los siguientes tres años, vivir en la impunidad y desaparecer todos los archivos de prueba para que no sea un inquilino más del penal de Atlacholoaya.

Es “Beto” como Francisco Sánchez Zavala, de Yecapixtla, quienes evitarán las posibles denuncias de otra institución fantasma como es la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización por los delitos de enriquecimiento inexplicable y corrupción.

El caso es que también saben que la Fiscalía Especializada Contra la Corrupción es un ente inútil incapaz de encarcelar a un solo alcalde o ex alcalde por haber incurrido en el robo de los recursos financieros públicos, como pasa con el par de ladronas que saquearon el Congreso local, Beatriz Vicera Alatriste y Hortencia Figueroa Peralta.

Así será la misma historia con Beto Sánchez Ortega que deja una Tesorería vacía, endeudada y un municipio sumido en la inseguridad pública, porque al fin y al cabo ya no reside ahí.

Y como los diputados, ex diputados y el ex gobernador Graco Ramírez (el más corrupto en la historia de Morelos) son impunes, así pasará con Alberto Sánchez Ortega porque la mano de la justicia en Morelos no llega ni a uña.

Antes de que termine el 2021, la noticia sobre las ladronerías de ex presidentes municipales como el de Xochitepec, será un escándalo, pero de ahí no pasará y después será olvidado porque quedará en los anaqueles de la Fiscalía Anticorrupción y en los del Poder Judicial de Morelos en donde no pasa nada.

La sociedad gritará justicia y solicitará quitar el fuero a los diputados; sin embargo, como ellos son los encargados de hacer, actualizar y generar mejores leyes es obvio que no se darán con una piedra en el chuzo. Por hoy, es todo.

Por: Felipe Villafaña

La democracia al estilo partidos políticos y ciertas familias en Morelos, es una herencia de curules y otros escaños por la vía plurinominal, que significan fincar fortunas en municipios pobres con alcaldes millonarios o bien en espacios del Legislativo local o federal para el beneficio de quienes manejan las concesiones llamadas partidos políticos.

Como los Simpson, ahí está la familia Yáñez Moreno que desde hace nueve años extienden su asiento, como si fuera un palco personal de un estadio, buscan la silla legislativa en las zonas VIP cada tres años.

La historia no miente, y ahí están los nueve años que tienen en el Congreso una oficina personal y ahora viene el tío a ocuparla, para extender a una docena de anualidades el continuar viviendo del presupuesto estatal.

El primero en llegar por la vía antidemocrática o plural en apartar el asiento en el Congreso local, fue Roberto, quien heredó el lugar a su hermano Julio y el que ahora tiene a su esposa, Naida Josefina Díaz Roca, en el escaño y no será la última de la dinastía familiar porque ahora ahí viene Juan José Yáñez Vázquez.

El voto de la familia Yáñez Moreno y Yáñez Vázquez no es gratuito, cuesta muchos millones de pesos a los morelenses, ahí está de ejemplo el creador de saber cómo vivir del presupuesto y responde al nombre de Roberto Yáñez Vázquez.

La cofradía del padre, inició al fundar una concesión llamada Partido Social Demócrata  y como regidor en el ayuntamiento de Cuernavaca (administración 2009-2012) inició su cambio de vida, a tal grado, que desde ahí impulso a sus hijos Roberto y Julio al Poder Legislativo.

Los querubines de Roberto Yáñez Vázquez han sido parte de los principales saqueadores de la Cámara de Diputados local, tanto que la esposa de Julio César Yáñez Moreno, Naida Josefina Díaz Roca, aparta el lugar para que su tío político, Juan José Yáñez Vázquez, llegue a ocuparlo a partir del primero de septiembre.

La idea de Julio César Yáñez Vázquez fue de darle el lugar al tío por el partido de los corruptos conocido como Morelos Progresa, para que como su suplente pidiera licencia y regresará por las canicas que olvidó en la sede del Legislativo.

Sin embargo, la suerte de Julio César no fue tanta porque su registro como segundo quedó desconocido por la autoridad judicial electoral, a pesar de que peleó en los tribunales locales en donde presumió ser indígena y no pasó.

Pese a ello, los Yáñez Moreno lograron darle una chamba bien pagada por siete años al padre que les heredó la curul como comisionado del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística, como para que el viejo se entretenga un rato y siga con sus generosos gastos.

Lamentablemente, hoy, los partidos políticos son de familias, de amigos y compadres para heredar curules, regidurías en los municipios y cargos públicos del gobierno estatal, eso saben muy bien los Yáñez Moreno y por ello forman parte de la mafia del poder y el dinero.

¿A qué va el tío Juan José Yáñez Vázquez al Congreso local? Hacer lo mismo que Roberto, Julio César y Naida, a  vivir del presupuesto porque, al parecer, los negocios de la usura ya no les funcionan. Por hoy es todo. 

Por: Felipe Villafaña

El Tribunal Electoral del Estado de Morelos, se ha pasado corrigiendo la plana y evidenciando errores de los consejeros del Impepac, tanto que puede haber cambios en algunos resultados de la jornada comicial del pasado seis de junio.

Los errores por la falta de organización, han dejado como consecuencia cambios en resultados y quizá dos de los 12 partidos políticos, que por el momento están en situación preventiva de perder su registro, puedan recuperarlo al abrirse algunos paquetes de las casillas instaladas en la elección de presidentes municipales.

Los resolutivos de la última semana emitidos por tres magistrados electorales dejaron en evidencia la falta de capacidad de siete consejeros, quienes ahora están bajo el cuestionamiento ciudadano y de las dirigencias de los institutos políticos.

El Consejo Estatal Electoral del Impepac, genera dudas y eso llevó a que quienes buscaron un escaño de representación popular solicitar el apoyo de las instancias jurisdiccionales, con base al recuento del voto por voto y casilla por casilla en algunos municipios.

Las constancias de mayoría entregadas a Mirna Zavala Zúñiga, Bertha Haro Sánchez y Alejandra Flores Espinoza, son los tres ejemplos que resaltan el trabajo chambón dentro de los consejeros del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana.

Y faltan por resolverse algunas quejas más hechas por los partidos políticos, que han sido señalados de perder el registro al no lograr el tres por ciento del total de los votos emitidos el seis de junio.

Al parecer, el TEEM dará otra sorpresa y esto dejaría, una vez más, mal parado a los consejeros electorales, que –por cierto- será en la elección de Cuautla y Ayala, así como en la diputación local por el Tercer Distrito en donde hubo candidatos cachirules.

Y al parecer hubo más candidatos que presentaron documentos falsos para poder competir incluso por una regiduría, sobre todo al otorgar constancias de residencia de lugares de donde ni son originarios y menos vecinos. 

Los consejeros electorales no revisaron la papelería emitida por candidatos y partidos políticos al ser registrados, simplemente fueron inscritos sin más, violándose así el marco del Estado del Derecho.

Y si eso lo admitió la autoridad administrativa en el rubro electoral, entonces la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales tendrá mucho trabajo, situación que dejaría en la posibilidad de separar del cargo a todo el CEE, como en su momento sucedió con la ex consejera presidente del Impepac Ana Isabel León Trueba.

En este proceso electoral que sigue su curso al parecer las irregularidades fueron mayores, a tal grado que quienes ya se sentían en una curul o regiduría recibieron el golpe de que su futuro político fue coartado.

Será indispensable revisar el trabajo de los consejeros electorales porque sus errores también son un fuerte golpe a la democracia estatal, cuando Morelos fue ejemplo de organización y participación cívica. Por hoy es todo. 

Los programas asistencialistas forman parte de la recuperación económica de los países que han caído en una crisis financiera grave y se convierten en una sociedad socialista, escribió Max Weber en un análisis que hacía sobre las diferencias y coincidencias entre la deliberación del Capitalismo y Comunismo de Marx.

Sin duda alguna, ambos pensadores y filósofos de la cultura socio económica mundial mantuvieron el equilibrio de que arribara al Poder Gubernamental el llamado Capitalismo Extremo, que va sobre la explotación de las masas.

¿A qué va todo esto? Es sencillo de explicar y está en los programas asistencialistas del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que van en recuperar la economía para que disminuya la tasa del desempleo y la pobreza extrema en un país donde los de abajo siempre estuvieron olvidados, por las familias millonarias del país, que conste no hablamos de partidos políticos.

Históricamente los programas sociales o asistencialistas nacieron en los Estados Unidos de Norteamérica y en la Gran Bretaña que son los reyes del capitalismo extremo y la explotación de la clase media (que en México dejó de existir desde los años setentas del siglo pasado) y baja, u obrera a la que John Lennon le dedicó sus canciones tras la ruptura de los Beatles.

Aterrizando en Morelos los programas asistencialistas de los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) todos fueron muy buenos y evitaron el crecimiento de la pobreza como tal, es más desarrollaron la economía local y habrá que recordar el bolillo popular, los desayunos del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y del desarrollo de las madres solteras o cabeza de familia.

Y no redactamos de hechos recientes como las becas a estudiantes con promedios de excelencia académica, del nivel inicial o primaria al superior o universitario.

La realidad es que todo eso existe desde el gobierno de Lázaro Cárdenas al nivel nacional y en el estado desde Lauro Ortega Martínez, quien incluso podríamos decir que creó el transporte popular como fue que los operadores del viejo pulpo camionero fueran concesionarios del mismo, aunque hoy vuelven a convertirse en ese viejo esquema que mató en el año de 1986.

Hoy la histeria e ignorancia forman parte de las redes sociales, porque desde ahí critican un programa de excelencia económica que existe en otros países desarrollados como son los de Europa Central, que es el manejo de la soberanía de los bienes naturales por parte del Estado.

El que Andrés Manuel López Obrador cree una paraestatal como es el Banco del Bienestar, el Gas del Bienestar y próximamente la Canasta Básica del Bienestar no es un asunto de un gobierno populista, en los Estados Unidos de Norteamérica con otro nombre existen ese tipo de apoyos para sus clases sociales bajas y sobre todo el seguro del desempleo, que llegará a México en el año 2023.

No son economías socialistas o comunistas el hacer fluir el capital o dinero, forman parte del capitalismo o bien común que presumen ciertas ideologías porque ven terminados sus negocios.

En la realidad con ese tipo de asistencialismo social como dar una pensión a las personas de 65 y más años es hacer que la economía local crezca, que México y Morelos tengan la oportunidad de fomentar el empleo porque hay competencia en los energéticos, entre las grandes y microempresas con un piso un poco más parejo.

A los aspirantistas (lean literatura griega y romana sobre la conceptualización de la palabra) no se espantes por que llegue la empresa de Estado a competir nuevamente, sino que con ello ya pueden ser aspirantes a tener una mejor vida y sobre todo después de los 50 años de edad.

La vida democrática de Morelos toma forma, y en su desenlace hay que destacar el reacomodo de las fuerzas políticas y la conformación del nuevo gobierno estatal, así como los municipales.

El Movimiento de Regeneración Nacional, mantiene su liderazgo en el Poder Legislativo y en los municipios, mientras que el Partido Acción Nacional y sus aliados son la segunda fuerza y oposición al instituto político del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aun con ello, el equilibrio de fuerzas es interesante y el histórico Partido Revolucionario Institucional, ahora será el picaporte de la balanza entre quienes gobernarán los próximos tres años.

La demás chiquillada como es Nueva Alianza, logró conservar su registro gracias al liderazgo que mantiene su representación popular ante la Soberanía Parlamentaria y en Yautepec, que por la forma de transitar de ambos personajes no son la ideología del ente creado por el sindicalismo magisterial de la maestra Elba Esther Gordillo Morales.

En cuanto a Encuentro Social, sobrevivió por las gracias del esquema legal democrático del estado, al igual que el Movimiento de Alternativa Social y el Movimiento Ciudadano, así como Morelos Progresa, éste último reconocido como el instituto político de los políticos corruptos del reciente pasado.

Y quien sale de la jugada política local, son el Partido de la Revolución Democrática que en su momento, fue creado por los hombres de la lucha social histórica de la entidad y quienes decidieron abandonar al mismo, para irse con MORENA ante la falta de idealismos y pérdida de su filosofía.

Del Partido Verde Ecologista de México, ni hablar murió por sí solo, cuando solo era una franquicia familiar y en la que solo una persona tomó decisiones, conforme a su estado de ánimo.

Con los anterior, la visión democrática estará interesante en los próximos días, sobre todo porque de ser un instituto poderoso durante más de 70 años el PRI ahora es una bisagra que su dirigencia aprovechara para recuperarse en el 2024, o bien desaparecer.

Y aun cuando muchos consideran que el vetusto priísmo desaparecerá, hay que recordar el cuento más corto y que dice: “Y cuando desperté el dinosaurio seguía ahí”, es cierto porque los militantes tricolores han tenido muchas mutaciones en su historia y desde que nacieron hasta llegar a ser ahora MORENA.

Por ello regresan los viejos programas asistencialistas y electoreros con la Cuarta Transformación conocida como la 4-T, en donde volveremos a dormir y al despertar el dinosaurio transmutado seguirá ahí, con esa vieja ideología del Juarismo, Zapatismo, Cardenismo y el López Mateísmo.

En el PAN, su contrapeso político será el de siempre con los bisnietos de Manuel Gómez Morín, quienes también a su entender democrático están en la pelea con sus antiguas ideas del bien común y ser más papistas que el propio Papa.

Sin embargo, la nueva conformación del gobierno estatal permitirá evitar los cacicazgos, será el impulso para hacer crecer una entidad que los perredistas de Graco Ramírez, aun todavía con presencia de peso político en la entidad, dejaron en ruinas.

Después del seis de junio, habrá que reconocer los nuevos liderazgos y ahí está el del futuro presidente municipal de Cuernavaca un nativo noble y de prestigio, como lo es José Luis Urióstegui Salgado quien tendrá toda la oportunidad en cambiar la imagen de la otrora Ciudad de la Eterna Primavera.

Del ejemplar ciudadano y abogado, su trabajo a favor de la capital de Morelos estará verlo en la boleta del año 2024, no hay que futurizar cuando solo vivimos el presente y lo que venga es lo que se hace en la actualidad.

Lo cierto es que para los nativos del estado y sus residentes de buena fe vienen tiempos mejores, a pesar de la emergencia en materia de salud hay ánimo porque todo saldrá perfecto. 

            Por: Immer Sergio Jiménez Alfonzo

Recuerdo que cuando era niño, de pronto en las calles de Cuernavaca se oía un grito peculiar y enigmático que pregonaba: ¡¡VAMOS….VAMOS…VAMOS, AL CIRCO ATAYDE HERMANOS!! que hacía saltar la emoción de niños y adultos dado que se podría asistir a un hermoso espectáculo lleno de fantasías, risas y emociones producto de los actos cirquenses de acróbatas, malabaristas, domadores de animales salvajes y de los Payasitos con sus maromas y encanto de bromas que nos hacían vibrar de alegría.

Ir al circo era entrar a un mundo de encanto y fantasía que se adornaba con canticos y escenas que nos hacían reír a niños y adultos sin parar y a veces tener nuestras emociones al borde del colapso por las actos intrépidos de los vuelos de los trapecistas en los columpios o los rugidos de los leones y tigres de Bengala en sus actuaciones dentro de sus jaulas, o los malabares de los chimpancés, elefantes y caballos a la orden de sus valientes entrenadores.

Pero quizás lo que más adornaba esos actos cirquenses era la extraordinaria participación de los Payasitos entre cada uno de los actos del programa, que hacían vibrar el ambiente al arrancar la risa infantil –y también de los adultos- con sus bromas, actos grotescos y sobre todo, con sus ocurrencias de inventar situaciones o cuentos en los que a los niños nos transportaban a ese mundo mágico de las ilusiones y fantasías de una irrealidad donde todo era risa y alegría.

Pero ese mundo de fantasía…. ha ido decreciendo de tal forma que casi se le entierra, y con ello ese ambiente festivo ha ido quedado en un recuerdo alegre, pero….sumiéndose en el olvido.

Sin embargo, hoy vemos que regresa El Circo a los escenarios de nuestras vidas y nuestra imaginación se eleva ante ese grito festivo de: VAMOS….VAMOS…VAMOS, AL CIRCO ATAYDE HERMANOS….. y con ello lo que traía de alegría y las risas encantadas de los niños y los papás de esos niños, pero….. ¡¡Oh dura realidad!! ese circo que ahora se pregona, es nada menos que el llamado de López Obrador a participar el próximo primero de agosto de este año en una “consulta popular” que da risa, ya que es una más de las ocurrencias del presidente, es otra de sus propuestas populacheras que no tiene pies ni cabeza, ya que disque es para que se pueda enjuiciar penalmente a los políticos del ayer por haber realizado actos delictivos de corrupción, robo y saqueo de los dineros públicos, así como de una pésima conducción del gobierno, como si se necesitara pedir permiso para aplicar la ley vigente en contra de los delincuentes de la “mafia del poder” que vistieron la primera magistratura de la nación y sus secuaces.

Ese mamotrejo de “consulta popular pejista” solo es el basurero de más de 50 millones de pesos que se gastarán y que no servirá para nada, que no sea el llenar la truculencia paranoica del Mandatario de desviar la atención de los verdaderos problemas sociales que nos azotan por sus malas políticas gubernamentales, mismas que se le revertirán en poco tiempo al término de su mandato, salvo que deje de actuar como politiquero de cuarta y se transforme en un verdadero estadista.

Tan da risa esa “consulta popular”, que ya parece que los vientos dicen: “VAMOS….VAMOS….VAMOS, AL CIRCO PEJISTA HERMANOS”

Lástima México……

Por: Felipe Villafaña

Será interesante la conformación de la Quincuagésima Quinta Legislatura local, sobre todo por el grupo de 12 diputados electos quienes mantienen coincidencias sobre cómo iniciar su labor a partir del primero de septiembre.

Más que una lucha por quién preside los órganos de gobierno, ahí hay liderazgos naturales por su reciente y pasada labor, que dejaron huella en su lugar de origen con la población.

Antes de darse a conocer una agenda legislativa entre grupos o fracciones parlamentarias en la siguiente legislatura local, es evidente que habrá acuerdos comunes de trabajo para los siguientes tres años.

Uno de los principales objetivos de los próximos representantes populares, son el buscar la salvación de los municipios en sus finanzas, sobretodo en algunos que apenas salen y operan en menos de un 50 por ciento en eficiencia derivado de la crisis económica heredada.

Entre el diputado electo Agustín Alonso Gutiérrez y el presidente municipal de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes, hay varias coincidencias que están generándose en el camino, sobre todo con el apoyo de la diputada reelecta Ariadna Barrera Vázquez.

Saben varias diputadas electas que hoy los municipios requieren de todo el apoyo posible, como es el caso de Luz Dary Quevedo Maldonado quien en la localidad de Tetecala de la Reforma tuvo que salir con sus propios recursos e imaginación a responder a las demandas de quienes ahora representará ante la Soberanía Popular del estado.

Ahí está la misma Paola Cruz quien conoce los problemas de los ayuntamientos al haber pasado como Síndico Municipal en Cuautla, al igual que su compañero de Yautepec Elías Polanco Saldívar quien fue regidor en Yautepec y trabajó de cerca con Agustín Alonso Gutiérrez.

El segundo tema que traen los diputados electos es el de sacar todo el rezago legislativo que van a heredar de quienes actualmente están en la curul del Congreso local, sobre todo en asuntos de interés social como es ampliar los apoyos hacia la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

El tema educativo es importante, sobre todo porque dentro del nivel inicial (preprimaria, primaria y secundaria) hay adeudos históricos a profesores en activo y en retiro no solo en salarios, sino en prestaciones sociales.

Por ello,  el bloque de los 12, han sostenido reuniones diversas con directores de escuelas del nivel medio superior, porque hasta ahí los problemas laborales son un tema que podría complicarse en el regreso virtual, híbrido o presencial a clases.

Con la experiencia administrativa que traen cuatro alcaldes con licencia, desde ahora buscan sacar un presupuesto de mayor equilibrio, con la advertencia de cerrar secretarías u oficinas que no tienen razón de ser y significan un gasto para el estado. Por hoy es todo. 

Por: Felipe Villafaña

Cada día que pasa, la presencia del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística, resulta onerosa y sin un sentido a favor del estado, más ahora con cinco comisionados que solo buscan chamba para vivir cómodamente del erario, porque no saben producir desde la empresa privada o como emprendedores.

El IMIPE es como el otro organismo descentralizado llamado Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, ambos burocratizados y excedidos en el número de personas que están en la nómina dorada.

¿De qué le sirve al pueblo de Morelos el IMIPE?              

La pregunta tiene varias respuestas para algunos, pero en general la comunidad del estado considera que es una institución sin fundamento a favor de la sociedad porque la transparencia es una de las simulaciones mayores por parte de los sujetos obligados.

En su mayoría no hay una institución que cumpla al 100 por ciento en sus obligaciones de transparentar el gasto, incluso hay varias que las ignoran hasta en las presuntas multas aplicadas por el ente dedicado a la supuesta protección de datos personales.

Entonces ¿de qué sirve gastar mensualmente más de 310 mil pesos solo en el salario de cinco comisionados, que con sus prestaciones sociales el gasto suele elevarse a más de medio millón?.

El tema de la transparencia en Morelos, es una vacilada, que ni los partidos políticos cumplen a cabalidad y dejan en evidencia el trabajo del IMIPE que al final tampoco hacen caso de las minimultas impuestas.

Para qué cinco comisionados en una oficina excedida de personal y sin una labor que realmente tenga beneficio, porque al final nadie sabe del gasto real de quienes manejan el sector público.

Lo peor es que cada conclusión de trienios o sexenios es cuando es conocido el saqueo al erario público por parte de quienes dejan el poder, porque el IMIPE simplemente incumplió con su obligación legal de obligar a los servidores públicos e institutos políticos transparentar el uso del dinero público.

Sin duda es una chamba muyyyy genero$a ser comisionado del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística, como lo han demostrado sus integrantes Marco Antonio Alvear Sánchez, Roberto Yáñez Vázquez, el mismo Hertino Avilés Albavera que se registró hasta para el cargo de intendencia del Congreso local y hoy al fin se le hizo en el IMIPE.

Y serán siete años de malgasto en una institución fantasma en su labor, porque así fueron designados los cinco comisionados que cada uno mantiene sus intereses como fue el caso de Dora Ivonne Rosales Sotelo, quien pretendió eternizarse en la presidencia del IMIPE porque desde ahí fincó su futuro económico sin problemas.

Lo que se pronostica en el órgano descentralizado es igual que en otro de la misma talla como es la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización con América López Rodríguez, un circo disfrazado de ardua labor a favor del pueblo de Morelos. Por hoy es todo.

¿"QUIÉN CHINGADOS DICE QUE ME VOY"?: CUAUHTÉMOC BLANCO...

ESTA ES SU REVISTA DEL MES...

ESTA ES SU REVISTA VIDA POLÍTICA DEL MES DE JULIO….

https://issuu.com/vidapolitica/docs/vida_238_baja

NO HABRÁ BONO DE RETIRO PARA DIPUTADOS

  • IMIPE.jpg
  • PERMISOS-GUERRERO.jpg
  • SEMAFORO-VERDE.jpg
  • TELEFONOS-EXTORSION.jpg