Sidebar

30
Mon, Nov
-->

UN NIDO DE CORRUPCIÓN ENCUENTRA LA AUDITORÍA SUPERIOR DE LA FEDERACIÓN EN LA COFEPRIS; ¿EN MORELOS CÓMO ANDA ESTA INSTITUCIÓN?...

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

La Auditoría Superior de la Federación, en una breve revisión al esquema administrativo de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, encontró diversas irregularidades, manejo discrecional de los recursos financieros, negocios con empresas y certificadores sin conocimiento de causa.

En Morelos qué tan irregular estará la Cofepris, que quizá el cierre de rastros municipales fue una forma de disimular actuaciones de buena fe y –al contrario- la realidad es que pudieron darse actos de corrupción.

La institución desde hace tres años opera con 242 empresas de dudosa procedencia en los 33 estados de la República Mexicana, situación que también deja en entredicho la postura de la honestidad sobre las verificaciones hacia farmacias.

No es lo único, entre las atribuciones de la Cofepris está acudir a las instalaciones de la industria farmacéutica y revisar que los volúmenes y elaboración de los productos sean con base a la Norma Oficial Mexicana y la establecidas por la Organización Mundial de la Salud.

En otras palabras, por actos de corrupción vistos por la Auditoría Superior de la Federación, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios pudo haber actuado como una institución extorsionadora.

¿Extorsionar qué o a quiénes?

Primero, hacia los municipios, asociaciones de ganaderos, uniones de tablajeros y demás personal que labora dentro de los rastros que fueron clausurados, porque presuntamente los inspectores de la institución descentralizada incumplieron con las medidas sanitarias.

Algunos de los mataderos de reses y porcinos continúan cerrados, otros abrieron y quizá los gobiernos municipales, demás organizaciones y trabajadores no llegaron al precio de los certificadores de la Cofepris.

Como es evidente que dentro de la institución mencionada quienes llegaron a la extorsión de la dependencia federal, entonces quizá no cumplen con las medidas o normas sanitarias exigidas por ley y el matadero de reses y porcinos sea inadecuado y en riesgo de enfermedades para los consumidores.

Lo mismo pasa con la venta de fármacos caducos, en donde las grandes cadenas en la venta de los mismos tienen una cuota especial para la Cofepris, a cambio de dejarlos hasta vender productos genéricos como si fueran de lujo.

Lo mismo habrá que pensar en irregularidades dentro de las industrias farmacéuticas, debido a que al saber que hay un nido de corrupción al interior de la dependencia encargada de vigilar sus actividades, es mejor la tengan en la nómina y evitar ser sancionados.

La ASF dejó en evidencia al inspector encargado de cuidar la salud de los mexicanos, plagado de irregularidades y una corrupción en detrimento del bienestar de la población. ¡En todos lados se cuecen habas!. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.