Sidebar

19
Sat, Sep
-->

CRECE LA DESCONFIANZA CIUDADANA HACIA EL IMPEPAC, POR EL DIVISIONISMO Y FALTA DE CONOCIMIENTO DE SU CONSEJO ELECTORAL, QUE NO DA UNA…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

El próximo mes de septiembre, iniciará el proceso electoral 2020-2021 con la organización del mismo por parte del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, que en octubre cumplirá seis años de haber sido creado y sin ningún resultado a favor de la sociedad estatal.

Será un proceso inédito en una elección intermedia, en la que los ciudadanos podrían declararse en ausentismo por la desconfianza que hay hacia el órgano electoral.

Más aún porque quienes pretenden ocupar un espacio de consejeros apenas sacaron una aprobación de “panzazo”, en el examen de conocimiento aplicado y por ende desvirtúa la calidad del Impepac.

El grado de desconfianza hacia el Consejo Estatal Electoral cada vez es mayor, debido a que sus integrantes evidencian un divisionismo y los intereses que hay desde su presidente, Ana Isabel León Trueba, así como el resto de sus cinco compañeros.

Hay preocupación en el INE dentro de lo que sucede con el órgano electoral en Morelos, porque al menos las últimas tres sesiones –aunque sean virtuales- las discusiones han sido demasiado álgidas, tanto que han llegado a las mentadas de madre.

Desde la Ciudad de México han notado todo lo anterior: que hay seis consejeros de bajo nivel y calidad, pero tampoco tienen tela de donde cortar porque la plaza que dejó la magistrada Ixchel Mendoza Aragón no hay un aspirante serio a ocuparla.

Tan no lo hay que el doctorado en derecho y presunto conocedor en materia electoral, quien compite por enésima ocasión al cargo de consejero, Hertino Avilés Albavera tampoco tiene la suficiente sapiencia de estar en el órgano local.

Y Hertino Avilés Albavera siempre se ha vendido como una persona honorable, docto en el conocimiento de las leyes y un hombre serio que por ello tiene un lugar preponderante como académico dentro de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).

Sin embargo, como dicen los posdoctorados que ni ellos ni lo doctorado quita lo tarugo, pareciera que de llegar al cargo de consejero Hertino Avilés solamente sería por anteponer cuestiones político-personales con su militancia en la lejanía con el Partido de la Revolución Democrática.

No es todo, de llegar el doctorado en derecho al Consejo Estatal Electoral será para tratar de equilibrar el divisionismo interno en el Impepac, provocado por su misma consejera presidente, Ana Isabel León Trueba.

Para nadie es desconocido que León Trueba no tenía por qué haber llegado al Ople y menos presidirlo, en donde solo ha demostrado un exagerado feminismo en perjuicio de la operatividad de la institución.

Es la consejera presidente quien también provocó la falta de credibilidad hacia el Impepac, porque a pesar de tener una maestría, ser una activista social carece del conocimiento en materia electoral.

En Morelos hay incredulidad sobre un proceso electoral transparente y equitativo, los mismos representantes de los partidos políticos lo saben y su postura es aprovechar la situación para sacar raja en los próximos comicios, porque la presencia de Ana Isabel León Trueba les cayó como anillo de oro al dedo.

Aunque también saben de los compromisos de la consejera presidente del Impepac con el Partido Encuentro Social y su dirigente estatal, Jorge Arguelles, que ha provocado un bloque en contra de los consejeros como el perredista Javier Arias Casas, el panista Enrique Pérez y la priísta María Isabel Guadarrama Bustamante y Xitlali Gómez Terán.

Está en duda la credibilidad de una institución que trabajó bien en el proceso electoral 2014-2015, cuando había conocedores del tema y que lamentablemente tuvieron que salir.

Serán un albur los próximos comicios que oficialmente inicia el próximo seis de septiembre, al prevalecer la grilla y no el conocimiento dentro del Impepac que tiene la fortuna de contar con personal operativo que desde el año de 1998 son quienes realmente trabajan en la organización de los eventos democráticos.

De no ser por ese personal -que tiene un salario muy inferior al del Consejo Estatal Electoral- hoy ya dentro de la institución se habrían inundado en un vaso de agua.

Y de lo anterior queda de muestra palpable la última sesión extraordinaria en la que aprobaron una ampliación presupuestal por 17 millones 311 mil pesos, para la organización del proceso electoral y en el que la consejera presidente, Ana Isabel León Trueba, siempre piensa en el ahorro y continuar con un manejo del organismo descentralizado para beneficio personal. Por hoy es todo, nos leemos el lunes.  Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.