Sidebar

24
Tue, Nov
-->

EL VERDADERO VIRUS QUE ATACA A #MÉXICO, SE LLAMA #CFE Y SU ELEVADA FACTURACIÓN DE MARZO Y ABRIL, SERÁ UN GENOCIDIO SOCIAL…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

Cuando el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la pandemia del Covid-19 o coronavirus le caía como anillo al dedo tenía razón, porque de todos los servicios que presta el gobierno federal tendrá miles de millones de pesos en ganancias.

Un ejemplo muy simple y que la sociedad sigue sin entender lo que significa también estar en casa las 24 horas del día toda la semana, es el pago del recibo de la energía eléctrica, a una Comisión Federal de Electricidad que actúa como verdadero buitre para elevar los costos del servicio y tener más y más ganancias.

Este bimestre marzo-abril ha provocado que el director general de la CFE, Manuel Barttlet Díaz, esté frotándose las manos y a la espera de decirle al Presidente Andrés Manuel López Obrador que hubo una mayor recaudación en su área.

La indolencia de la CFE con el gran empresario y hasta con el más pobre de este país es igual, para ellos no hay colores, religión ni otros, al menos en la Cuarta Transformación.

La prórroga solicitada por todos los sectores sociales en apoyo para evitar los cortes de energía por la empresa de clase mundial fue negada, porque muchos de sus directivos y liderazgos del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, de las contribuciones de millones de mexicanos suelen hacerse millonarios.

El gasto de energía eléctrica en los hogares será duplicado, derivado de la presencia de quienes cohabitan una vivienda, hay casos que son solamente una familia de tres a cinco miembros que en un “día normal” pero también hay en donde son hasta 10 integrantes del núcleo social.

En estos días de “quédate en casa”, el consumo de energía, en muchos de los casos, podría triplicarse porque las pantallas de las televisiones están prendidas casi todo el día, el refrigerador es utilizado cada vez más, las computadoras tienen un uso máximo y no se diga las luces de toda la vivienda.

En los comercios, la situación es que siguen abiertos pero las ventas han disminuido hasta en un 80 por ciento, no hay ganancias y lo poco que logran recabar sus propietarios es para adquirir los productos que ofrecen y algo para la comida.

De igual manera, está la industria parada con sensibles bajas y aun cuando disminuyen su consumo de energía eléctrica deben continuar con el pago de la misma, en tiempo y forma.

También pasa en los planteles escolares públicos, que a pesar de estar cerrados por la contingencia sanitaria, tampoco la CFE les perdona, por el bienestar de sus directivos y sindicato hay algunos que les han cortado el servicio.

Cada día en sus mañaneras, el Presidente López Obrador dice que su gobierno es para favorecer a los pobres, pero con sus políticas económicas cerradas fabrica más familias en vulnerabilidad económica.

Junto con Manuel Barttlet Díaz, como director de la CFE, crean una crisis financiera severa al negar la prórroga de pagos, en la que la sociedad está dispuesta a cumplir con sus obligaciones, pero solamente pide un poco de tiempo como lo han otorgado la banca privada y algunos comercios.

En estos momentos ¿Quién gana con la pandemia del Covid-19 o coronavirus?

¿A quién le cayó como anillo al dedo esta crisis que hoy viven los mexicanos?

Claro, al gobierno federal de la Cuarta Transformación, como cuando fue gobierno el Partido Revolucionario Institucional y Acción Nacional,  quienes inventaron crisis financieras, hicieron de los movimientos telúricos y otros desastres para el pueblo de México quien al final pagó para que muchos de esos gobiernos salieran millonarios.

Y en esos gobiernos ahí estaba Manuel Barttlet Díaz haciendo negocios, generando acuerdos y hasta como buen demagogo daba la cara como si fuera un salvador, al igual que quien hoy gobierna al país.

Por eso la CFE está convertida en una institución indolente dispuesta en generar más millonarios, en hacer de lado a un pueblo que hoy en una “cuarentena” vive los estragos de una crisis financiera que ya pega en muchos hogares.

Desde el mes de marzo a mayo, que les llegue el recibo del pago de la energía eléctrica, muchos van a observar el incremento en el consumo, incluso también los beneficiarios serán los propietarios de las casas de empeño que como la CFE son unos agiotistas.

Los beneficiarios de esta emergencia sanitaria también son los partidos políticos y sus militantes, quienes consideran que con un cubre boca y un gel ya “colaboran” en disminuir la epidemia del Covid-19.

La realidad es que los “políticos” jamás ponen un peso de su bolsa, porque todo lo que reciben forma parte de los impuestos que pagan millones de mexicanos a través del IVA, ISR e IESP.

Por lo pronto, todos los usuarios de la monopólica Comisión Federal de Electricidad, vayan haciendo sus ahorros, porque –seguramente- sus próximos recibos llegarán al doble o al triple del consumo normal y ahí no hacen descuentos ni a la madre de Manuel Barttlet Díaz, porque en la CFE, todos son huérfanos. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.