Sidebar

02
Thu, Apr
-->

MORELOS UN ESTADO QUE AVANZA…

LA COLUMNA...
Typography

En un año de administración del gobernador Cuauhtémoc Blanco, hay avances, rezagos y todavía problemas del pasado que atender, sin duda alguna también hay las críticas con y sin sustento hacia algunos de sus colaboradores.

Hay también las encuestadoras que nadie sabe su metodología y el número de personas a las que solicitaron su opinión, pero dan cifras que para muchos son catastróficas.

Sin embargo, al nivel popular la figura del gobernador sigue siendo aprobatoria, tan es así que cuando sale a giras o reuniones de trabajo nunca falta la foto, hoy llamada selfie, con la persona que la solicita.

Entre los avances que hay dentro de la actual administración es la recuperación económica del estado, con base a sanear las finanzas públicas que el gobierno anterior, de Graco Ramírez, dejó un desastre y casi en la quiebra al estado.

Se han saldado adeudos con proveedores, van pagándose pasivos de miles de millones de pesos, que por omisión y hasta como burla dejó la administración del Partido de la Revolución Democrática.

Hay la recomposición y apoyo hacia los municipios, en donde para varias las pasadas administraciones del PRD, el PAN, PRI y Verde Ecologista dejaron múltiples adeudos, que en algunos casos hay ayuntamientos colapsados en su economía.

A todos hay el apoyo tanto financiero como de asesoría del gobierno estatal, a fin de que puedan salir adelante y los ediles dejen finanzas sanas, pero también sea evitada la ingobernabilidad.

Fueron tantos los abusos cometidos por el gobierno de Graco Ramírez y sus más de 40 ladrones, que al momento también dentro del Congreso local se han sanado las finanzas en un año y medio, tanto que hoy, los trabajadores que fueron burlados por los exdiputados como Beatriz Vicera Alatriste, Hortencia Figueroa Peralta y Francisco Moreno Merino, entre 26 más, hoy están tranquilos.

En todo ello ha apoyado la administración de Cuauhtémoc Blanco Bravo, incluso en el tema del sector Salud en donde también la pasada administración estatal dejó sin medicamentos y sin presupuesto los hospitales, clínicas y centros médicos familiares.

No se diga los múltiples adeudos a profesores en activo y en retiro, un desfalco en el IEBEM por parte de la administración Graquista de mil 600 millones de pesos en perjuicio de la comunidad morelense.

Cierto hay rezagos como es en materia de seguridad pública, una herencia maldita del gobierno de Don Ramírez y que también suele trabajarse a pesar de dejar una C-5 –prácticamente- desmantelado y con algunos elementos policíacos viciados.

A pesar de todo, en un año del gobierno actual no puede negarse que hay avances, quizá pocos, quizá algunos y quizá muchos, pero el principal elemento es que todavía faltan cinco años y el barco lejos de hundirse como lo dejaron va a flote.

Y aunque se enojen los “críticos” del actual gobierno, se estará mejor que antes, cuando menos hay visos de crecimiento, eso lo ve la sociedad y por ello le otorga su confianza al actual gobernador y la evidencia está en sus giras no en donde están los analistas de café.