Sidebar

02
Thu, Apr
-->

LOS PARTIDOS POLÍTICOS, CUEVA DE FAMILIAS Y AUTÉNTICOS VIVIDORES QUE NO SIRVEN PARA NADA…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

Estamos a 16 meses del cambio de la elección intermedia, y los partidos políticos están agazapados, solamente observan los errores de los gobiernos estatales o municipales que arrasaron en el año 2018 para hacer leña del árbol que pretenden tirar.

Los 11 institutos políticos locales con registro, carecen de trabajo en las comunidades, algunos evidentemente son familiares y otros son manejados como concesiones o franquicias. Ninguno responde a las necesidades de los pueblos.

Quienes han salido un poco a las calles de Cuernavaca, principalmente son los hermanos Martínez Terrazas: Juan Carlos, Daniel y Adrián, como misioneros de alguna secta religiosa.

Organizan torneos de futbol soccer, regalan playeras con el logotipo del Partido Acción Nacional, tratan de evangelizar a los cuernavaquenses con sus ideales, que al final son los de seguir con el manejo de las prerrogativas financieras que reciben del gobierno estatal y federal.

Ahí está también el Partido Revolucionario Institucional o lo que queda de este, sin liderazgos como tampoco casi sin militantes y con posibilidades de perder el registro en la próxima contienda electoral.

Del Partido de la Revolución Democrática, al parecer solamente queda Matías Quiroz y su esposa, la diputada Rosalinda Rodríguez, quienes disfrutan de las prerrogativas mensuales por cerca de 800 mil pesos que les otorga el gobierno estatal, a través del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana.

En el Partido Verde Ecologista, el único que manda y cobra es el corrupto ex diputado local Javier Estrada González, quien decide todo y sin ningún problema, porque al final es su instituto político.

En el Movimiento Ciudadano, el ex diputado Jaime Álvarez Cisneros también es firme en sus decisiones, todos los del comité estatal saben que sigue siendo su jefe político les guste o no.

Pero sin trabajo social al igual que el PVEM, porque su real militancia es solamente los integrantes de su comité y quienes están en algunos cargos públicos.

Hay más partidos como es Encuentro Social, cuyo dirigente Jorge Argüelles Victorero, solo piensa en ser el candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca y ya.

La labor del PES dentro de la sociedad es nula, porque su dirigencia estatal no es de Morelos y desconoce al estado, desde su geografía y distintas formas de pensar por parte de quienes habitan los más de 400 pueblos.

Al Movimiento de Regeneración Nacional, solamente se sabe que es un partido, porque siempre están peleándose entre ellos con sus tribus y sin una dirección solo con un eslogan de ser la esperanza de Morelos.

Así con 11 partidos y más los que faltan en recibir su registro en la entidad son tirados a la basura más de 120 millones de pesos, porque ningún partido político tiene acercamiento con la sociedad y todos están conformados por familias.

Los que vienen tampoco son muy convincentes y detrás de los mismos aparecen viejos personajes con antecedentes de corrupción, ex diputados locales que todavía están bajo los cuestionamientos sociales.

De nada sirven hoy los partidos políticos, porque no son democráticos ni en su interior, suele tirarse mucho dinero para éstos y sin ningún tipo de resultado a favor de los morelenses.

Es necesario redireccionar el dinero que se les otorga, como también al propio Impepac, al ser instituciones caducas e inútiles esos 120 millones de pesos servirían más para que haya más lugares de jóvenes en las universidades y tecnológicos públicos del estado.

Para las campañas de prevención de la epidemia conocida como Covid-19 o coronavirus, el recurso sería de mayor importancia que tener franquicias en donde las familias suelen utilizar para beneficio personal.

 Faltan 16 meses para el domingo cívico, el de salir a las casillas y realizar un cambio democrático dentro del estado; Sin embargo, no se ven políticos en las próximas boletas y quizá es porque los políticos se extinguieron.

Vale la pena reflexionar sobre el futuro de Morelos, en donde hay que calificar lo que sirve y echar al bote de la basura, lo inútil, en lo último quitar el financiamiento a los partidos políticos es más que una excelente idea, es justicia social. Por hoy es todo, nos leemos el lunes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña