Sidebar

02
Thu, Apr
-->

ACUSA LA ACADÉMICA #CLARASOTOCASTOR, VIOLENCIA POLÍTICA POR RAZÓN DE GÉNERO EN CONTRA DE #OSCARSAMARIO, MAESTRO DE LA #UAEM…

MÁS NOTICIAS
Typography

Por los delitos de discriminación y violencia política por razón de género, la doctora en derecho y catedrática de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma del Estado, Clara Soto Castor, se presentó la tarde de ayer a la Fiscalía General del Estado para presentar la denuncia correspondiente por los delitos antes mencionados en contra de Keymi Betancourt y Oscar Samario, alumna y profesor de la Facultad de Contaduría y Administración de la UAEM, respectivamente.

Sobre los hechos, la denunciante manifestó que el pasado 3 de marzo, acusó en el #TendederoDeDenuncia (una especie de periódico mural) al profesor Oscar Samario,  por ACOSO LABORAL DE GÉNERO, que sufrió en la UAEM en 2016 y los meses subsiguientes, motivada porque varias alumnas lo estaban denunciando por acoso sexual.

“Más tarde, apareció una cartulina injuriándome a mí, colocada por la mujer que aparece en la fotografía y que fue vista momentos antes con este profesor” narró la abogada.

El caso fue llevado a Consejo Técnico de la Facultad de Derecho y C.S. y luego a Consejo Universitario de la UAEM. 

Cabe destacar que dichas acusaciones han derivado luego de que la agraviada se sumara a apoyar a estudiantes que han iniciado denuncias por acoso sexual en contra de Oscar “N”.

Al término de su declaración, Soto Castor ante diferentes medios de comunicación, declaró que la han difamado en su persona, hasta argumentar que estuvo involucrada en un ilícito, siendo detenida en los separos de la FGE de la entidad, lo cual negó rotundamente, además de otros infundios y calumnias. 

“Así mismo, abundó, han dicho que había  sufrido violencia familiar derivada de una infidelidad, situación que también es falsa”, desmintió.

Lo anterior, consideró, no sólo deriva del apoyo a las estudiantes, sino también a una venganza política en su contra por su supuesta oposición para que un profesor de nombre Enrique “N” llegue a ocupar la Dirección de la Facultad de Derecho, lo cual también afirmó, es falso.

Ante tal situación, la jurista interpuso la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado, para que se inicien las investigaciones correspondientes, pues estos hechos dañan su integridad personal, la desprestigian y buscan con ello privarla de sus derechos laborales, pretendiendo separarla de su encargo como profesora sindicalizada de la máxima casa de estudios.