Sidebar

02
Thu, Apr
-->

LA CORRUPTA HERENCIA DE JORGE MORALES BARUD EN EL COMERCIO AMBULANTE DE CUERNAVACA, QUE HOY HIEDE…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

El gobierno municipal de Jorge Morales Barud en Cuernavaca, dejó operar de manera impune al comercio ambulante, incluso solapó que un organismo sindical se hiciera cargo de repartir los espacios en la vía pública.

Cinco años después de haber concluido la administración del nativo de Puente de Ixtla, los resultados de sus omisiones, irresponsabilidad y otros actos en perjuicio de la comunidad capitalina están viéndose sus resultados negativos.

En el 2020, la administración municipal presidida por Antonio Villalobos Adán ha detectado miles de permisos falsos proporcionados durante el trienio 2012-2015, que hoy forman parte de una pugna entre organismos sindicales, los propios ambulantes y otro tipo de personajes no recomendables.

Dentro de la limpia de los espacios públicos, la administración de Cuernavaca ha detectado miles de inconsistencias que van en perjuicio de la sociedad y que hoy rompen con la seguridad que hubo en su primer cuadro.

Estos grupos que pretenden apoderarse de las banquetas y plazas comerciales administradas por la autoridad municipal intentan imponer miedo, pero el comercio establecido también ha impuesto un ya basta.

Los vecinos de la zona, comerciantes y hasta la sociedad citadina de Morelos decidió apoyar en materia de seguridad al gobierno de Antonio Villalobos Adán, porque los excesos y enfrentamientos por el control “de la plaza” como lo llaman ahora no permitirán más que siga ni en el centro de la Ciudad de La Eterna Primavera ni en otros poblados, colonias y fraccionamientos.

La sociedad ya toma conciencia y está dispuesta a defenderse con todo, porque los enfrentamientos por controlar ciertas zonas de la ciudad capital provocaron, en su momento temor, pero ahora vienen acciones para recuperar como sea la paz pública.

Hay un enojo sustentado de la sociedad, porque al momento han observado que el gobierno municipal busca encontrar una solución a terminar con el ambulantaje en todas las calles de la ciudad.

En donde encuentra resistencia de mujeres, principalmente, jefe de familia o bien personas de la tercera edad que han sido engañadas con la venta de documentos falsos por dirigentes sindicales, quienes al final son los principales beneficiados.

La Nueva Mafia Sindical, como el NGS o Nuevo Grupo Sindical, también intenta meterse a otros municipios colindantes con Cuernavaca, en donde los alcaldes y la propia sociedad intervinieron para evitar su presencia.

Sobre todo porque al entrar en el transporte público como son colectivos también han generado caos en la calidad del servicio, inseguridad y hasta los operadores han sido los perjudicados por ello.

Quizá por ello las amenazas de presuntos grupos delincuenciales hacia presidentes municipales, que han evitado la extorsión y acciones perjudiciales en contra de sus gobernados.

A cambio, los grupos que pretenden apoderarse de los espacios públicos generan violencia, amedrentan y extorsionan sin importar sexo, religión y pobreza o urgencia de las personas que requieren dinero para comer.

Y aun con ello la realidad es que por vender permisos falsos, pronto sus negocios desaparecerán, debido a que la reubicación de la vendimia callejera  vendrá y –ni modo- deberán también que contribuir para el Estado.

Eso es lo que hoy molesta a los extorsionadores, porque la sociedad también desde sus espacios genera una organización que beneficie a todos y no solo algunos cuantos.

El presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, tiene todo el apoyo social para limpiar hasta de los “artesanos” las banquetas de la capital morelense, reubicarlos y aunque sus liderazgos se enojen.

Con ello sabe el alcalde que terminará con la inseguridad en el primer cuadro de la ciudad, que son acciones necesarias también para terminar con los cacicazgos y recuperar el turismo perdido.

De hecho, hay toda una ruta de investigaciones sobre los miles de permisos falsos otorgados por el gobierno municipal de Jorge Morales Barud siendo presidente municipal, la que –en su momento- tendrá resultados y quizá el ex alcalde está en riesgo de ser sometido al juicio de responsabilidades políticas, administrativas y judiciales.

La violencia que vive Cuernavaca en estos momentos no nació en este trienio, sino desde hace varios más y sobre todo durante el trienio 2012-2015 cuando las omisiones, negocios y demás acciones ilegales prevalecieron en la capital morelense. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña