Sidebar

23
Thu, Jan
-->

¿QUÉ LE SALDRÍA MÁS BARATO A LA #UAEM, CEDER A EXIGENCIAS SALARIALES DE SINDICATOS EN ÉPOCA DE CRISIS, O LIQUIDARLOS POR MAL AGRADECIDOS?...

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

Los integrantes del Sindicato de Trabajadores Administrativos de la Universidad Autónoma del Estado, deben reconsiderar su postura de emplazar a huelga a la máxima casa de estudios, para entrar en una nueva vertiente laboral que permita recuperar y ampliar la educación superior pública.

No son los mejores momentos que vive el alma mater morelense como para exigir un incremento salarial y más prestaciones sociales, es el tiempo de amarrarse el cinturón por parte de toda la base laboral universitaria y sacar adelante su fuente de empleo.

Es cierto por décadas la Universidad Autónoma del Estado, ha sido saqueada por ex rectores y quienes han colaborado con ellos, que la vieron como un botín personal e hicieron de sus recursos como si fueran propios.

Hoy la principal escuela pública superior de la entidad está en franca crisis económica, requiere de varios ajustes y hasta la disminución de plazas laborales de confianza y una reingeniería financiera.

Sin duda alguna, el rector Gustavo Urquiza Beltrán trabaja en ello, pero requiere del acompañamiento de toda la comunidad universitaria, incluso de la sociedad morelense porque no será fácil salir del bache económico.

Es ahí donde los sindicaros universitarios deben de entrar con propuestas a favor de sus trabajadores, como es que conserven su fuente de empleo en momentos que la inversión pública y privada está sin avanzar.

Deben dejar de lado en plantear nuevos beneficios materiales hasta observar la estabilización económica de la institución, dejar de amenazar con el paro total de labores o huelga porque eso genera incertidumbre.

Incluso, con las políticas que trae el gobierno de la Cuarta Transformación de disminuir los presupuestos de la educación pública superior siembra un mal precedente, porque dejarían de lado el rescate financiero universitario en el que actualmente trabaja la rectoría.

No son los momentos de presionar en lo económico a la universidad, lo mismo debe ser analizado por los trabajadores académicos, en los altos mandos también bajarse un poco el salario y entrar en una política de austeridad ejemplar.

Las universidades públicas son el desarrollo de las comunidades, sus estudiantes forman parte de muchas acciones sociales en los pueblos alejados y en las zonas marginadas al atender una sociedad frágil.

Ahí está el detalle del porque no debe haber una huelga, del porque debe trabajarse por la máxima casa de estudios hasta lograr su recuperación y caminar con ella como sociedad.

Y si hay sectores o grupos con intereses personales y partidistas que no le quieran entrar allá ellos, pero los primeros que deben dar el ejemplo sobre sacar adelante la UAEM es su propia comunidad.

La máxima casa de estudios morelense dejó de ser el botín financiero, político y hasta de grupos que la utilizaron como trampolín para intereses personales, hoy es de la sociedad y como tal debe arroparse.

Es tiempo de que el gobierno federal vea como un pueblo protege y trabaja por la educación pública superior, que sea de calidad y responda a los intereses populares.

Pero que también la Federación corresponda en los presupuestos asignados para que más jóvenes morelenses puedan acceder a sus aulas, para ser parte de la sinergia requerida en el desarrollo de sus pueblos.

Es indispensable recuperar esa Universidad del siglo pasado que atraía a los estudiantes de otras entidades y países, que abrió sus puertas al intercambio académico con Japón, China, Francia, Alemania, Rusia, Cuba, Canadá, Estados Unidos de Norteamérica y casi la totalidad de los países Latinoamericanos.

Son los momentos de que también en materia de investigación sigan adelante los proyectos de recuperación de las áreas protegidas, como pasó con los programas que tenía el doctor Óscar Dorado y varios talentos más en la sierra de Huautla.

Con los estudios de intercambio que se tenían con la Universidad de la Habana, Cuba, en materia académica dentro de áreas como medicina, en la búsqueda de vacunas y muchas más que disminuyan los efectos del calentamiento global.

Lo mismo con las grandes universidades privadas de los Estados Unidos de Norteamérica, quienes veían en los estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales los grandes estudiosos del constitucionalismo internacional.

No se diga de la Facultad de Arquitectura con esos intercambios continuos con las universidades públicas y privadas europeas, incluso las latinoamericanas que buscan a los estudiantes morelenses para el apoyo en nuevas formas de construcción en edificios inteligentes.

O bien las universidades japonesas y chinas, que se han llevado miles de alumnos y egresados de la Facultad de Agronomía para que los apoyen en nuevas formas de cultivos, en la intención de ser autosuficientes en la generación de alimentos.

Esa es la Universidad Autónoma del Estado de Morelos por rescatar y ahí todo el que se diga morelense o ser integrante de su comunidad tiene la obligación de colaborar, por el desarrollo del estado y el beneficio de una juventud que parecía habíamos perdido ante el crecimiento de la violencia. 

Insistimos pues, es momento que tanto el sindicato de administrativos como de académicos y personal de confianza, se la jueguen con la UAEM, que entiendan que ésta, en tiempos de bonanza, les dio a manos llenas y jamás les regateo un pedido, ¿por qué no devolverle ahora un poco a su universidad de lo mucho que por décadas han recibido?. 

El horno no está para bollos y las fuentes de empleo escasean, piénsenlo bien antes de arrebatadamente irse a huelga, más vale pájaro en mano, que cientos volando, y no es albur. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.