Sidebar

23
Thu, Jan
-->

CARTA DE JUAN PUEBLO A SUS POLÍTICOS EN DESGRACIA…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

Con muchas dificultades termina el año 2019 para una sociedad ávida de respuestas a sus más sentidas demandas, sobre todo en seguridad, inversión, empleo y obra pública.

Ya todos quieren que terminen los pleitos entre los que se dicen políticos, que inicie la nueva era que asumieron como compromiso durante sus campañas electorales y que hoy el pueblo quiere ver.

Son momentos en que dentro del gabinete del gobernador Cuauhtémoc Blanco sus colaboradores estrechen sus manos, se den un abrazo y hablen de frente lo que tengan que decirse y acaben con sus diferencias.

Para poder avanzar, quienes colaboran en el gobierno estatal deben saber que si al Ejecutivo le va mal a ellos también, pero peor es para la sociedad morelense que quiere ver los resultados en los compromisos asumidos.

Es tiempo que dentro del Congreso del Estado, deje de haber la violencia en el lenguaje de las y los diputados, que hagan saber al pueblo de Morelos que ya pasó eso de mujeres juntas ni difuntas.

Que ya haya una representatividad popular y los diputados no sean solamente reparte flores el día de la madre, reparte juguetes el día del niño y reparte piñatas en estos días navideños.

Se quiere ver un Poder Legislativo cohesionado, sin rateros como los que antecedieron a los actuales y que no demuestren cotidianamente su ignorancia en materia política y legislativa.

Es tiempo de que también dentro del Poder Judicial se calmen las malas vibras y la corrupción que vive ya deje de ser en contra de los intereses del pueblo, es el momento de que reflexionen.

Que se acuerden los magistrados que el buen juez por su casa empieza, que dejen de hacer lo que se les pega la gana y generen ya la administración seria de la justicia.

Son momentos que también entre los tres poderes en el gobierno se den la mano, acuerden de manera conjunta, siempre basados en el patrón que les paga que son los ciudadanos a los que ya la Cuarta Transformación exprimirá con más cobros en impuestos.

En los municipios ya también en Cuautla el alcalde Jesús Corona Damián deje de hacer negocios personales, que se reconcilie con todo su Cabildo y lleguen a acuerdos por el bien de una ciudad tres veces heroica y hoy abandonada, con mucha inseguridad y pobreza.

Es tiempo de que los alcaldes se fijen en la postura política de su homólogo en Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, quien nunca dejó de tender la mano al Ejecutivo y ahí están los resultados.

Cuernavaca tendrá proyecto de capital en crecimiento porque ahora habrá coordinación, unidad y trabajo fructífero para un pueblo que ya lo anhela, como el regresar a esa tranquilidad del siglo pasado.

Y hay alcaldes que van por más, como el de Jiutepec, con un Rafael Reyes Reyes quien en su informe de gobierno advirtió tener una relación más cercana con sus homólogos en conurbación, porque es donde en conjunto y sin colores partidistas debe de trabajarse en materia de prevención del delito.

Es decir, que los demás alcaldes para prevenir el delito tienen que unirse, dejar de lado si son amigos de los amigos, parientes de los parientes y generar un ambiente de cordialidad entre ellos, para que haya desarrollo en los pueblos que gobiernan.

Ya no son tiempos de los partidos políticos, es el tiempo de la sociedad en un pueblo en donde asesinan un hijo, un hermano, un primo, un tío, un padre de familia diariamente.

Son tiempos de sangre los que vivimos, porque al salir de nuestro hogar desconocemos si vamos a regresar bien, porque estamos sujetos a estar en medio de una balacera, ser asesinados por no darle los ocho pesos del colectivo al ladrón, o bien que se metan a nuestras viviendas y por llevarse el patrimonio venga una desgracia mayor.

Los partidos políticos también tienen que cambiar y dejar de lado las prerrogativas millonarias que reciben y sean sus militantes quienes los mantengan, porque hay un pueblo en donde crece más la pobreza.

Es increíble que dentro de un pueblo en extrema pobreza como es Morelos, haya “políticos” millonarios con intenciones de vivir del impuesto y sin dar ningún resultado en beneficio hacia quienes votaron por ellos.

Es el sueño del pueblo de Morelos que hoy está abandonado de sus autoridades, que pelean por el dinero que no es de ellos y en muchas ocasiones son incapaces de darse la mano.

Son tiempos de reflexión, de dar el corazón al interior de los hogares, en nuestras comunidades y tratar de ser mejores humanos. Hoy en Vida Política, nos tomamos un necesario descanso y dejamos descansar a nuestros queridos y apreciables lectores.

Queremos desearles que en esta Noche Buena, en la mesa de todos los morelenses haya pan, calor humano, tranquilidad y dicha, también que el próximo año sea el mejor y haya el crecimiento que todos queremos, gracias, mil gracias por su preferencia y por permitirnos entrar a sus hogares, DIOS les cuide y bendiga a tod@s. ¡Salud!. Nos leemos el año próximo. 

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.