Sidebar

23
Thu, Jan
-->

DESDE ENERO; TARJETAS DE CRÉDITO Y DÉBITO= A TERRORISMO FISCAL PARA QUIENES LAS POSEEN, GRACIAS AL PARTIDO MORENA…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

La reforma fiscal aprobada por la mayoría de los legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional en el Congreso de la Unión, traerá más desempleo e inseguridad pública, porque genera conflicto entre trabajadores e incluso estudiantes que utilizan una tarjeta bancaria para recibir el apoyo financiero de sus padres a fin de continuar sus estudios en otros estados, o bien cuando sea requerido.

Desde principios de la última década del siglo anterior y ante el crecimiento de delitos como eran el asalto con violencia, principalmente, tanto el gobierno federal como los empresarios determinaron que los pagos fueran a través de las tarjetas bancarias.

Esa situación no solo disminuyó el número de delitos cometidos en la vía o el transporte público en, cuando menos, un 40 por ciento, conforme a las cifras de la Comisión Nacional Bancaria.

También apoyó el crecimiento de la compra por parte de los ciudadanos, porque las tiendas departamentales, de conveniencia y otras abrieron sus cajas para recibir los pagos de productos de la canasta básica, artículos de segunda y tercera necesidad para que fueran pagadas con el plástico.

Lo anterior, también provocó que el robo hacia los negocios disminuyera en un 52.5 por ciento, de acuerdo al registro proporcionado por la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales.

El uso de las tarjetas de débito y crédito iba en ascenso, tanto que podían adquirirse diversos combustibles, para autos y vivienda, ropa, alimentos y hasta el pago del transporte, telefonía celular o casera, de servicios como la energía eléctrica y otros más con los plásticos.

Este tipo de actividad financiera tuvo un crecimiento hasta el año 2019, ahora con la reforma de los legisladores federales de MORENA en el Congreso de la Unión el uso de las tarjetas tendrá una caída del 80 por ciento.

Y no es que los mexicanos estén negados en pagar sus impuestos, sino que finalmente las contribuciones suelen perder en los actos de corrupción que hay en el sector público en donde cada vez hay más municipios pobres con alcaldes millonarios, así como en los gobiernos estatales y hasta en el federal.

Para el año 2020, la banca y las tiendas departamentales saben que dejarán de pagarse muchos productos con los plásticos, porque fiscalizar en exceso produce desconfianza y hasta genera pánico entre quienes cuentan con una tarjeta.

A partir del primero de enero se terminó el secreto bancario para la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien tendrá todas las atribuciones de violar los derechos particulares de los ciudadanos y menores de edad que cuenten con un ahorro bancario y usen el plástico proporcionado para cobrarles impuestos.

La medida que fue considerada neoliberal, dictatorial y hasta contra los derechos humanos de la sociedad en toda Europa cuando intentó imponerse en países como Francia, Holanda, Bélgica y otros más.

Ni los gobiernos de la derecha de Latinoamérica están dispuestos en imponer este tipo de disposiciones fiscales, porque saben que la economía tendrá una severa caída y en México el gobierno de la Cuarta Transformación actúa más que aquellos que diariamente considera “neoliberales”.

Hasta el momento, los legisladores federales de MORENA han actuado más contra la economía popular que apoyarla, con ceguera en apoyar todos los ordenamientos del Presidente Andrés Manuel López Obrador quien también deja de ver la realidad de un país en pobreza y pareciera que su política pública fiscal es cobrar impuestos hasta por quienes tengan ventanas en las calles.

Hay preocupación por parte del sector productivo y privado, porque la fiscalización en exceso hacia la sociedad provocará la caída del empleo, pero sobre todo mayor inseguridad pública.

Pareciera que el gobierno de MORENA tenga acuerdos con la delincuencia común y organizada, porque si en 1991 el gobierno de Carlos Salinas de Gortari decidió crear un nuevo sistema de pago para evitar la inseguridad y disminuir el robo, el de Andrés Manuel López Obrador y su Congreso de la Unión lo alienta.

En materia fiscal, las políticas más que neoliberales y derechistas impuestas por el Congreso de la Unión significan un retroceso demasiado grave para el país, porque en términos sociales son vulnerados los derechos humanos y constitucionales de todos los mexicanos.

Sin duda alguna nadie querrá utilizar una tarjeta de débito o crédito para hacer compras a partir del próximo primero de enero, todos llevarán en sus bolsas dinero en efectivo y todos serán presa fácil de los ladrones en un país donde la Guardia Nacional, las policías estatales y municipales son un fracaso.

Millones de mexicanos cancelarán sus tarjetas de crédito, las que adquirieron con las tiendas departamentales y otras más, porque en caso de sobrepasar un centavo de lo que ganan en el gasto los usuarios serán perseguidos por el gobierno fiscal.

No cabe duda que hoy MORENA apoya el terrorismo fiscal, así como los grupos de la delincuencia común y organizada, eso se lo debemos a nuestros diputados federales y senadores que ellos sí tendrán una navidad y un año nuevo feliz.

Y mientas que el pueblo se joda, al fin no son de su familia. Sin embargo, habrá de regresar a las calles en el 2021 y no se digan sorprendidos de haber sido derrotados en las próximas elecciones, porque se lo ganaron a pulso. ¡Hijos de su…!. Por hoy es todo, nos leemos el lunes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

                                                                                 

  

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.