Sidebar

14
Fri, Aug
-->

EL PLEITO DE ALGUNOS ALCALDES POR OBTENER MÁS DINERO PARA OBRA PÚBLICA, ES PORQUE EN LAS OBRAS ES DONDE SE HACEN MILLONARIOS CON MOCHES DE HASTA EL 25% EN CADA LICITACIÓN…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

Hay algunos presidentes municipales que urgen al Congreso local les otorguen más recursos en el presupuesto del próximo año, sobre todo para realizar la obra pública en sus comunidades.

Se han manifestado de manera pública y, al parecer, la situación continuará igual porque hay una rebatinga por el manejo del dinero del pueblo y que para algunos ediles al ya no poder reelegirse, ahora buscarán una diputación local o federal.

Y es la obra pública la que realmente les deja dinero para hacer su guardadito, sobre todo aquellos que en dos años estarán en la búsqueda de otro cargo de representación popular.

No es un secreto, de todos es conocido que los empresarios de la rama de la construcción otorgan a los presidentes municipales entre el 18 al 20 de “moche”, (algunos dan más) para obtener el trabajo a realizar en las comunidades.

A los constructores ya les urge que haya un presupuesto porque ellos también ganan, más ahora que la pavimentación de calles, construcción, reparación o ampliación de redes hidráulicas y otros trabajos fueron pocos en el presente año.

En su conjunto, los municipios suelen realizar más labores diversas que el gobierno del estado, tanto con recursos propios como aquellos que provienen del gobierno federal.

El trasfondo real en la pelea por más dinero para los ayuntamientos está en tener de lado un buen empresario, porque en muchas ocasiones son los que realmente pagan las campañas electorales.

Pero también dentro de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública la diputada priísta Rosalina Mazari Espín trata de hacer negocio con los ediles, porque sabe que de ella depende cómo liberar más recursos financieros.

Cierto es que hay algunos ayuntamientos en quiebra técnica de adeudos que dejaron los anteriores ediles, pero que al momento no hay uno solo en la cárcel o menos que este en proceso judicial.

Ahí tenemos varios casos en municipios como Jiutepec, en donde José Manuel Agüero Tovar se llevó hasta los conectores, focos y cables de energía eléctrica de la Presidencia Municipal.

¿Y dónde está José Manuel Agüero Tovar?

Camina sin problemas por las calles del municipio, es una persona que en todo el territorio jiutepequense sabe que es un ladrón y tiene la protección total de su amiga la también corrupta Rosalina Mazari.

Nadie sabe por qué no avanza la auditoría especial contra el alcalde, cuando todos los argumentos otorgados al Congreso local pareciera que la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización los hecho a la basura.

Y es solo un ejemplo del porque hay municipios pobres y expresidentes municipales millonarios, quienes jamás son vinculados a proceso o están en la cárcel por la afectación que dejaron al pueblo.

La triste realidad de Morelos y del país en la lucha contra la corrupción es que no hay tal, ahí están los concesionarios de gasolineras que siguen robándose el combustible y nadie los sanciona por un delito que ya es grave.

Ahora, también hay alcaldes reelectos que buscan ser diputados locales o federales, de los que es desconocido si hubo o no en sus primeros tres años de gobierno una auditoría como en Xochitepec, Yecapixtla, Emiliano Zapata y Yautepec.

Son, por cierto, estos quienes exigen más dinero presuntamente para realizar obras y sin duda alguna que su interés es seguir dentro de la nómina pública, o bien de ahí sacar para tener una forma confortable de vivir por varios años.

Si en realidad los alcaldes quieren o pretenden apoyar a sus pueblos el primer paso es el de la austeridad, el de disminuirse su salario, prestaciones sociales y económicas, junto con todo su Cabildo.

El segundo paso sería buscar empresas que otorguen calidad y eficiencia en la obra pública que vayan a realizar, que se pague lo justo por el trabajo y no sean inflados los montos en exceso, como suele suceder.

Y en esa austeridad debe entrar todo el sector público, porque hay muchos gastos inútiles como el realizar informes suntuosos, dejar de pagar viáticos y comidas sin que haya un interés popular de por medio.

Hoy, el gasto es más elevado que cuando gobernaron los “rateros” o bien los del otrora partido aplanadora, en momentos que presuntamente la Cuarta Transformación presume de una lucha a fondo e intensa contra la corrupción.

Así es que el análisis del presupuesto a ciertos municipios, sobre todo aquellos donde hubo reelección deberá darse de manera minuciosa y también avanzar en las auditorías contra exalcaldes que se llevaron hasta el perico y hoy caminan muy tranquilamente por las calles, además de presumir fotos de lo que comen, se toman y viajan.

Y el pueblo dice que para seguir con las burlas ya basta. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.