Sidebar

23
Thu, Jan
-->

LA LIMOSNERA DE ANA ISABEL LEÓN TRUEBA Y LOS PRESUPUESTIVOROS CONSEJEROS DEL #IMPEPAC….

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

Ya es tiempo de que dentro del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, su consejo electoral entre en una verdadera austeridad, porque siete consejeros ya es multitud y generan un gasto muy elevado entre sus prestaciones sociales y gastos personales.

Además, anteriormente cuando era el Instituto Estatal Electoral, el organismo funcionó excelente, tanto que la relación obrero patronal (Consejeros-trabajadores) no tenía los conflictos laborales de la actualidad.

Es tanta la presión por su exacerbado feminismo de la consejera presidente Ana Isabel León Trueba, que hay una total marginación al sector masculino y con las amenazas de despido.

El asunto es que ¿para qué quiere más dinero la señora León?, ¿para auto entregarse un bono como el que recibió de 300 mil pesos por el proceso electoral del 2018, al igual que sus seis compañeros más?.

No solo eso, en vales de gasolina recibe tres mil pesos mensuales, en gastos personales no hay una cantidad límite y también hasta por “trabajar” horas extras suelen tener un cobro mayor.

Los consejeros alegan que sus prestaciones sociales son porque reciben un salario demasiado bajo con respecto a sus homólogos de otras entidades, porque su salario de 60 mil pesos es una miseria.

Esos 89 millones 159 mil 774 pesos que solicita por año preelectoral es un exceso, porque el personal de contratación temporal inicia actividades el mes de agosto, no hay grandes gastos como lo presume la consejera electoral presidente del Impepac.

Quizá quiere más dinero porque ya pronto se le acabará la beca que le otorgaron por siete años, entonces al igual que sus compañeros quiere hacer su “guardadito” porque su paso por el servicio público es de debut y despedida.

Si la señora en realidad hace una administración sería sobre los recursos del Impepac, con cincuenta millones de pesos sacaría el año electoral, incluyéndose la renta de los 36 inmuebles para los comités municipales y 12 para los distritales.

Cinco millones 561 mil 282 pesos es un exceso para la renta de las viviendas, pero es que también le gusta contratar viviendas en zonas residenciales como Vista Hermosa.

El entrar en austeridad por parte del Consejo Estatal Electoral debe darse con los consejeros en sus gastos personales, en evitar tener todo el día y noche prendido el aire acondicionado, el “olvidar” dejar encendidas las luces y así hay más detalles que podrían bajar el gasto de servicios generales de 10 millones 279 mil 282 de pesos.

La consejera presidente del Impepac está acostumbrada a estirar la mano, no es la primera ocasión que lo hace ya es común su actuar, cada año parece limosnera en los pasillos del Congreso local.

Sin embargo, a cambio no baja sus gastos personales y menos los de sus compañeros, quienes a veces suelen ir unas horas al edificio del organismo descentralizado.

El entonces IEE con cinco consejeros logró hacer más, sobre todo durante la administración de Óscar Granat Herrera quien resultó ser un gran administrador y siempre proporcionar todo el apoyo hacia el personal.

Hoy el despilfarro es evidente entre los consejeros electorales, por ello piden cada vez mayor presupuesto en una institución que realmente solo debería funcionar un año, que es durante la época electoral.

Ya es totalmente indispensable que los partidos políticos también dejen de vivir de los impuestos y sean sus militantes quienes los mantengan con sus cuotas, porque ese dinero sería ideal para el sector educativo.

Que no salgan ni las autoridades electorales o los partidos políticos que el financiamiento es para evitar el dinero de la delincuencia organizada, cuando es evidente que han sido postulados a cargos de elección popular integrantes de las bandas delictivas, en algunos procesos electorales.

Los procesos en los cambios de autoridades no deben ser un gasto millonario, con boletas con miles de sellos y ello eleven su costo porque los tramposos están en los partidos políticos.

Es tiempo de disminuir el número de consejeros dentro del Impepac, quitarles un poco de sus gastos personales y decirles que hay muchos morelenses que quisieran tener esos 60 mil pesos mensuales como salario sin casi hacer nada.

La consejera presidente, Ana Isabel León Trueba, también debe cambiar de actitud y dejar solo de estirar la mano para pedir dinero, cuando en realidad se requiere más en otros asuntos de mayor prioridad como es en el sector educativo. Por hoy es todo, nos leemos el miércoles. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.