Sidebar

17
Fri, Jan
-->

VAN 32 MIL MDP, PARA ESTADOS Y MUNICIPIOS EN 2020. LOS ALCALDES YA NO TENDRÁN PRETEXTOS PARA ANDAR LLORIQUEANDO Y MOSTRARSE COMO LIMOSNEROS…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe  Villafaña

Para el próximo año, el gobierno federal tiene dispuestos para estados y municipios un presupuesto de 32 mil millones de pesos destinados al Ramo 28, que son para la promoción en inversiones, empleo y generación de ingresos hacia los ayuntamientos. Para disponer de los recursos públicos económicos el gobierno estatal y los presidentes municipales deben arrastrar el lápiz y presentar sus propuestas de manera precisa, porque son recursos etiquetados, sin la mínima  posibilidad de que los lleven a sus cuentas bancarias personales. 

En otras palabras más coloquiales, los gobernadores y ediles contarán con los recursos económicos para poder llegar a grupos sociales de emprendedores, comerciantes, empresarios y otros que les permitan generar inversiones.

El Fondo Morelos como los propios ayuntamientos deberán abrir las bases correspondientes para que los grupos vulnerables también generen el autoempleo, que permitan combatir los fenómenos sociales como la pobreza y pobreza extrema.

Solo se trata que tanto el Ejecutivo estatal y los Cabildos sean creativos para beneficiar sus gobernados, cambiar realmente la imagen de sus comunidades e iniciar a fondo con dos programas exigidos por la sociedad: prevención del delito y seguridad pública.

Ambos órdenes de gobierno para tener acceso al recurso millonario deberán acudir a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), quien administrará el dinero público respectivo.

Es interesante la propuesta porque los 32 mil millones de pesos deberán ser resarcitorios; es decir, regresarse a la federación a través de las propuestas que también haga la sociedad con jóvenes, mujeres y hombres emprendedores.

La propuesta del gobierno de la Cuarta Transformación es otorgar créditos empresariales, para la expansión o bien la creación de negocios con la capacidad de que también haya el beneficio para los municipios y los estados.

La recuperación de los municipios está con la apertura de las licencias comerciales, con el impuesto local y también los estados ganan, debido a que con la generación de inversiones y empleos formales disminuye la informalidad.

Además, lo importante para el gobierno federal y los estados es que aumenta el padrón de contribuyentes, para el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y Sobre la Renta (ISR).

Todo este círculo económico conviene más hacia los municipios porque fiscalmente y en ingresos propios los apoya para hacerlos más autofinanciables, dejar de estirar la mano y solo pedir dinero.

La propuesta liga otro tema al ser recursos etiquetados los del Ramo 28, que los gobernadores y Cabildos dejen de utilizarlos para el pago de deudas, gastos personales o dar empleo a la parentela, al compadre, amante o amig@s.

De hecho, el Ramo 28 es poco utilizado por los municipios y los estados, una cifra interesante de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, fue que para el año 2018 hubo un subejercicio sobre tres mil 500 millones de pesos del programa.

Los estados y municipios que tomaron los recursos financieros un 70 por ciento hicieron mal uso del dinero, al utilizarlo al pago de deudas, pasivos o bien para gastos personales.

Ahora con la reforma al artículo Segundo de la Ley de Coordinación Fiscal, simplemente les amarran las manos a gobernadores y alcaldes para que trabajen y con imaginación también sean creadores de empleos, no al interior de las Comunas sino con base a incentivar la economía local.

Al principio del presente siglo, las administraciones presidenciales habían regresado a las economías paternalistas, en las cuales otorgaban dinero a los estados y municipios porque los reclamaron para el desarrollo de sus comunidades.

Mucho de los recursos financieros del gobierno federal fueron a parar en incrementos salariales a la burocracia dorada como eran la de los gobernadores, diputados locales, magistrados, secretarios de despacho, alcaldes y sus Cabildos que con estos recursos se hicieron millonarios y sus pueblos siguen igual de pobres.

Lo peor es que dejaron de pagar los servicios que otorga el gobierno federal porque les perdonaron las deudas, hicieron cajas chicas las Comisiones de Agua los sistemas de Agua Potable municipales y otros organismos descentralizados.

Al verse rebasados los gobiernos estatales y municipales como es el caso de Morelos, acudieron al crédito con la banca privada que hoy mantiene en crisis financiera al Ejecutivo como a los ayuntamientos.

Ahora, la SHCP al ver que hubo excesos con los recursos remitidos a través del Ramo 28 y otros, planteó un nuevo esquema de apoyos en donde simplemente les dice a los gobernadores y presidentes municipales: te doy pero me lo regresas, porque el dinero no es tuyo ni mío.

La lógica financiera tomada por las dependencias federales fue impuesta porque también ha observado que ni los estados y menos los municipios, con el apoyo de los congresos locales y las fiscalías, buscan un verdadero castigo hacia quienes saquearon las arcas públicas.

El gobierno federal no los abandona y solamente les dice hay 32 mil millones de pesos, con ese dinero apoyen a sus comunidades y también ustedes tendrán ingresos propios para poder ser más operativos solo que hoy deben ser más imaginativos.

Lo bueno de Morelos es que la economía no está basada en un solo rubro, hay industria, hay comercio, prestadores de servicios, ciencia y tecnología gracias a sus virtudes ambientales. Por hoy es todo, nos leemos el miércoles. 

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.