Sidebar

21
Thu, Nov
-->

ABSURDO EL RECORTE AL SECTOR EDUCATIVO…

LA COLUMNA...
Typography

Por: René Vega Giles

Hay una equivocada estrategia en el manejo de los recursos financieros públicos, porque al sector educativo se le restan y al de seguridad se les otorgan carretadas de millones de pesos.

Muchos de los servidores públicos y representantes populares plantean que con más policías, más cámaras, mejores armas van a terminar con la inseguridad pública que asola al estado y al país.

Su errática posición los deja en entredicho y plantean solamente mesas de negociación para, por ejemplo, ampliar el presupuesto de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) que solo requiere de 134 millones de pesos más, que eso es lo que significa el cero punto cinco hacia su presupuesto.

Los recortes presupuestales del 2020 mejorar los planteles escolares, atender la educación física del nivel inicial al superior, dejar de lado la generación de las bibliotecas para crear un estudiante culto y mejor preparado son urgentes para un gobierno que al parecer solamente le interesa seguir en su zona de confort.

En nuestros tiempos para promover la prevención del delito y dar mayor oportunidad de desarrollo de los infantes, adolescentes y jóvenes está en generar más apoyos para el proceso enseñanza-aprendizaje.

¿Por qué dar dos mil millones de pesos a la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y menos de mil 100 al sector educativo?

Es una pregunta interesante que la sociedad se hace cuando también es necesario recuperar el programa de la beca-salario universal, porque permitió disminuir la deserción escolar y mejorar –por cierto- la alimentación de los estudiantes.

Hay que dignificar al menor de edad que va en representación de Morelos a las olimpiadas de matemáticas, física, biología, robótica y muchas más que son organizadas en otras entidades federativas.

Dentro de los programas de prevención del delito es necesario fomentar en serio el deporte, que los atletas amateurs que van a representar al estado no pidan limosna, ni vendan chocolates para concursar sanamente.

El lograr que los jóvenes tengan mejores conocimientos y un desarrollo más pulcro también evitará que sean presa de la delincuencia organizada, de evitar que sean presa de los diversos vicios que hay en las calles del estado.

La promoción de la educación, el deporte y la lectura es indispensable que tenga mayores recursos públicos y no recortes, es mejor que hoy el gobierno se apriete el cinturón y disminuyan el gasto que tienen.

Deben darse cuenta que al disminuir la violencia vienen las inversiones, el empleo y el crecimiento que alguna vez tuvo Morelos, también con esa buena imagen que atraía paseantes y estudiantes extranjeros a estudiar el español.

Ahora es nostálgico recordar el pasado, en el que también hay que reconocer que como sociedad lo descuidamos al interior de nuestras familias.