Sidebar

21
Thu, Nov
-->

EL ACOSO SEXUAL, PROPIO DE ENFERM@S INFILTRADOS EN ESCUELAS PÚBLICAS Y PRIVADAS, EN LOS TRES NIVELES DE GOBIERNO, EN LOS TRES PODERES DEL ESTADO, EN LA IGLESIA, SECTAS RELIGIOSAS, LAS EMPRESAS, EN LAS CALLES Y HASTA EN HOGARES DISFUNCIONALES…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

El acoso y abuso sexual en las escuelas públicas y privadas de todos los niveles es una constante, que lo mismo se da desde el nivel inicial hasta el posgrado sin que haya denuncias formales y todas por platicas con amig@s, o bien –actualmente- a través de las redes sociales.

Dentro de la Universidad Autónoma del Estado, como de otras instituciones del nivel superior privadas son hechos que las y los universitarios han denunciado, desde hace décadas.

En el año de 1997 hubo un caso muy especial que pretendió callarse dentro del Centro de Desarrollo Infantil Universitario, en donde al menos 50 niños entre uno a cuatro años eran abusados por las entonces institutrices.

Fue un acto reprobable que al nivel local la clase política estatal y la sociedad buscó la salida del gobierno de Jorge Carrillo Olea, que la defensa de los menores de edad.

A pesar de ello la situación logró trascender a nivel nacional, incluso la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, fue tajante, contra quien en su momento era el rector, Gerardo Ávila García, y hubo remociones y denuncias por los hechos, que por cierto nunca prosperaron.

Hombres, mujeres, niños, bisexuales, homosexuales, lesbianas, transgéneros y demás, todos dentro de su hogar, de su comunidad y plantel escolar han sido parte del acoso y hasta del abuso sexual.

No es algo nuevo, porque el tema también se ha dado al interior de los espacios laborales, en los partidos políticos, en los tres niveles del gobierno, en sus tres poderes y hasta en los organismos descentralizados.

En Morelos, el acoso no se da únicamente por los hombres, también hay mujeres que lo hacen, homosexuales, bisexuales, transgéneros y demás diversidad social que hay en sus 36 municipios.

Nadie lo toma con seriedad respectiva porque de alguna manera en nuestros tiempos ese acoso sexual también está en las redes sociales, tanto que hay quienes lo toman como una violación hacia la paridad de género solo por sus cinco minutos de fama en los medios de comunicación.

Pero alguien trabaja porque, cuando menos, disminuyan estas acciones en Morelos, es un tema que debería de interesar a 14 mujeres que hoy son mayoría y pueden hacer mucho desde la máxima tribuna popular del estado.

Sin que haya una denuncia que también la puede hacer el Instituto de la Mujer en el Estado de Morelos, cuya titular –Flor Dessiré León Hernández - pareciera que su labor es estar solamente hacer declaraciones.

En este tema tampoco le entra el archifeminista Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, porque quizá no convengan a los intereses de su Consejo Estatal Electoral.

Sin embargo, ya es tiempo de que el acoso sexual sea considerado un tema de alto riesgo social, porque los casos van incrementándose y no solo hacia las mujeres.

Es necesario iniciar las campañas de prevención sobre el mismo, porque también es parte del tema de seguridad pública y de la misma gobernabilidad del estado en momentos que priva la violencia.

Actualmente los niños y jóvenes están en un alto riesgo de ser acosados y abusados sexualmente, no solo en los centros escolares, hay más espacios como las oficinas públicas donde todos los días se presentan este tipo de asuntos, por el exceso de poder.

De ahí que es indispensable legislar contra el acoso sexual, que sea considerado un delito grave y haya un ministerio público responsable en recibir las denuncias de la sociedad.

El tema retornó por la denuncia de dos universitarias, pero no es nuevo y ahora es el momento de considerarlo dentro de las agendas de quienes gobiernan el estado porque cada vez crecen los riesgos de los niños y jóvenes en caer en manos de psicópatas, que hoy están más sueltos que los delincuentes.

Dos casos denunciados en las redes sociales también deben ser atendidos por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, que no espere la llegada de las víctimas y de ahí darle la oportunidad al acosador de escapar, como sucede en la Fiscalía General.

Y la pregunta es: ¿Cuántos casos de acoso sexual hay en Morelos?

Quien tenga la respuesta adelante, porque el acoso sexual es un conflicto sin solución por tanto enferm@ suelt@ en las escuelas públicas y privadas, en los tres niveles de gobierno, en los tres poderes del estado, en la iglesia, en las sectas religiosas, en las empresas, en las calles y hasta en hogares disfuncionales. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA