Sidebar

23
Wed, Oct
-->

MORELOS ANTES Y DESPUÉS…UN MINUTO DE SILENCIO…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

De manera formal, fue entregado el paquete fiscal del gobierno estatal al Poder Legislativo, para que entre en análisis y esperan sea aprobado el próximo mes de noviembre en tiempo y forma.

Son 26 mil 800 millones de pesos, de los cuales, mil 600 son para el fondo extraordinario y unos mil 200 dirigidos hacia la Seguridad Pública estatal, que es un punto del que la sociedad a un año de gobierno espera resultados, no más palabras.

Poco se conoce cómo viene la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, solamente se sabe que fueron entregados a la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública del Poder Legislativo la propuesta.

La comunidad universitaria espera que dentro del paquete fiscal les hayan considerado el .5 por ciento solicitado, para el empuje de la academia y terminen con las amenazas de paros laborales.

El 97 por ciento de los 26 mil 800 millones de pesos son recursos financieros que provienen del gobierno federal y el resto son recursos propios, que son por recaudaciones en diversos impuestos locales.

La situación del estado en materia financiera sigue siendo igual que hace 25 años, desde entonces la dependencia económica de la federación hace que no haya un crecimiento en rubros productivos importantes como es la industria, el turismo y el sector educativo.

Durante el gobierno de Emilio Riva Palacio Morales (1964-1970) ,el estado era uno de los mayores productores en materia agropecuaria, posteriormente con la apertura de la Ciudad Industrial de Valle de Ceuernavaca, el crecimiento y desarrollo fue mayor.

En esos tiempos, la entidad requería de importar adolescentes y adultos de otras entidades como fueron Guerrero, Puebla, Estado de México, Tlaxcala, Michoacán y Oaxaca, por mencionar algunos.

El ingenio Emiliano Zapata, La Abeja de Casasano y el de Cuautla abastecían de azúcar y alcohol a prácticamente todo el país, además de que también eran productos que se exportaban –principalmente- hacia América Latina y Europa.

Era notorio el desarrollo de la entidad, sobre todo porque parte de los recursos que captaba el estado eran enviados hacia el gobierno federal, todo lo contrario de lo que actualmente sucede.

A eso, durante el gobierno de Felipe Rivera Crespo (1970-1976) se aunó el turismo y sobre todo en la capital del estado (Cuernavaca), en donde hubo un florecimiento internacional, no se diga la zona de los balnearios en la zona sur y oriente de la entidad.

La llegada de habitantes para trabajar de otros estados no paró, incluso fueron formadas dos grandes colonias por avecindados provenientes del estado de Guerrero: Antonio Barona y la Lagunilla.

Vino el gobierno de Armando León Bejarano (1976-1982), la época de la corrupción, cuando los perros perdían la batalla en defensa del peso y con lágrimas en las tribunas populares sabían que terminaron con sus privilegios.

Aun con ello, la consolidación del turismo fue un hecho en toda la entidad, aun con la deshonestidad el estado continuó adelante sin ningún problema.

La gran transformación fue, sin duda alguna, en el gobierno de Lauro Ortega Martínez (1982-1988) con los grandes proyectos carreteros como Cañón de Lobos, el aeropuerto, la exportación de los productos alimenticios sembrados en las tierras morelenses, las flores, el amaranto y un sinfín de beneficios hacia el pueblo como el bolillo popular, la tortilla popular, entre otros.

El desarrollo del pueblo de Morelos era reconocido a nivel mundial, tanto que también creció la figura de Don Emiliano Zapata Salazar porque a nivel mundial, se dio a conocer a través del Instituto de Cinematografía, con Lucy Cabarga al frente.

Fueron los grandes tiempos de Morelos como estado y no se diga de Cuernavaca con las escuelas para el aprendizaje del idioma español, a cuyos planteles llegaban jóvenes del Canadá, los Estados Unidos y del Continente Europeo. Época de gloria, empleo y paz social en la entidad.

Con Antonio Riva Palacio López (1988-1994) hubo un gran auge de mayor apoyo al sector agropecuario, sin descuidar la industria, el fomento al turismo y el nacimiento del Parque Industrial de Cuautla (PIC), así como el arribo de los aviones comerciales y de carga al estado en el aeropuerto “Mariano Matamoros”.

El intercambio comercial antes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, Morelos ya lo tenía con muchas ciudades y estados del sur de los Estados Unidos, situación que generó el crecimiento de la empresa e industria local.

No se diga Cuernavaca con su célebre Feria de la Flor que llegó a conocerse lo mismo en América, Europa y Asía, así como Oceanía y que era organizada por el gobierno municipal como por empresarios con imaginación y un presupuesto magro.

Todavía el estado seguía sin ser dependiente del gobierno federal en el arribo de los recursos públicos para los presupuestos, porque seguía fomentándose el empleo y el desarrollo al nivel estatal con la imaginación y resultados extraordinarios.

Desde entonces han pasado 25 años y pareciera que nada camina en la entidad, de pronto se terminó –primero- la tranquilidad y paz social; posteriormente, la huida de los capitales, para el arribo de las bandas de criminales; de ahí vino el desempleo y la inseguridad pública.

Hoy vemos una entidad pobre, dependiente casi totalmente del gobierno federal y no sólo en lo económico, también en lo político y hasta en el envío de PERSONAJES QUE DESCONOCEN LA ENTIDAD Y QUE PROVOCAN DIVISIONISMO, PUGNA, REYERTA Y ODIO ENTRE LOS MORELENSES COMO LO ES PABLO OJEDA CÁRDENAS, quien presume ser el secretario de gobierno, un personaje al que grupos de reconocidos morelenses ya le preparan sus maletas para que regrese a su terruño.

Es triste la realidad del estado, porque los municipios están en el abandono, hay presidentes municipales que diariamente salen a trabajar con la amenaza de las bandas criminales, otros con la advertencia de que pueden ser destituidos por conflictos que fueron causados por sus antecesores y algunos más con la mano por delante a fin de cuando menos sacar para la nómina de sus trabajadores.

ESTE ES EL MORELOS DE ANTES Y DESPUÉS, EL QUE MERECE UN MINUTO DE SILENCIO Y UN RÉQUIEM PARA SUS POLÍTICOS. ¡DESCANSEN EN PAZ!...Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA