Sidebar

05
Thu, Dec
-->

ANUNCIA LÓPEZ OBRADOR, CRISTIANA SEPULTURA A PROGRAMAS SOCIALES COMO EL DEL PUEBLOS MÁGICOS. ¿DE QUÉ VIVIRÁN TEPOZTLÁN Y TLAYACAPAN?...

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

Es normal que cada sexenio, los gobiernos federales o estatales quiten programas sociales o les cambien de nombre, pero al final los recursos para combate al desempleo, pobreza y otros más en beneficio de la población disminuyen.

No importa que sean gobierno neoliberales, progresistas, populistas de la Cuarta o Quinta transformación, el asunto es que con la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador desaparecerán 23 programas sociales.

Entre otros que ya para el año 2020 dejarán de existir son el de Pueblos Mágicos que significan millones de pesos para dos municipios de Morelos: Tepoztlán y Tlayacapan, que a pesar de tener el distintivo nunca se desarrollaron para crecer en su imagen y en su urbanización en los servicios que deben proporcionar a sus habitantes.

¿Ahora qué harán los gobiernos municipales de Tepoztlán y Tlayacapan que están acostumbrados a estirar la mano y recibir dinero, cuando en realidad carecen de Programas Operativos Anuales y de una hacienda que haga contribuir a sus habitantes, porque viven en zonas ejidales o comunales?.

En Tepoztlán no tienen problemas porque son los llamados “tepoztizos”, los empresarios de servicios y comerciantes quienes mantienen la nómina del ayuntamiento y que haya buenos servicios, pero se desquitan del bolsillo de los visitantes.

Tlayacapan sufrirá un poco más porque a pesar de tener una diversidad financiera, el ayuntamiento poco hace para generar recursos propios, de los cerca de 500 millones de pesos que recibe la municipalidad en presupuesto estatal y federal solo ellos recaban el 1.5 por ciento del dinero.

Con la quita del programa de Pueblos Mágicos, que por cierto ninguno de los dos municipios transparentó su destino, vendrán otra vez sus padecimientos en el gasto público y volverán a estirar la mano al gobierno del estado.

El asunto no es menor porque realmente la comunidad de Tepoztlán como Tlayacapan están acostumbrados, por sus usos y costumbres, a vivir de lo externo y no generar las condiciones para tener su propia autonomía financiera, al igual que el resto de los ayuntamientos morelenses.

El problema es que también desaparecerán otros programas que fueron utilizados electoralmente, pero a la población les servían porque eran recursos extras para poder tener acceso a una tercera parte de la canasta básica, este es el de Progresa.

Cambiará de nombre como el de las estancias infantiles, pero el monto a recibir por parte de los beneficiarios será un 30 por ciento menos; es decir, si cada familia tenía un pago bimestral de mil 200 pesos ahora será de 900 pesos.

El programa iniciado durante el gobierno panista de Vicente Fox Quesada, será también redireccionado, hacia las zonas marginadas de las entidades y que algunas familias de Morelos serán afectadas por la determinación presidencial.

Y es que según el Instituto Nacional de Geografía e Informática,  en la entidad son 20 las comunidades en extrema pobreza, que conforme al último informe del ex goberador Graco Ramírez hubo un crecimiento en el estado de inversiones y del empleo en un 30 por ciento en comparación con la administración de Marco Antonio Adame Castillo.

Los informes del ex gobernador también destacaron que con el Programa experimental del gobierno federal anterior llamado “Beca-Salario Universal”, hubo menos deserción escolar en todos los niveles, situación que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, al inicio del presente sexenio aseguró que la pobreza en el estado había disminuido.

Para el año 2020, otro programa que Morelos será afectado es del apoyo a mujeres emprendedoras, porque en el primer semestre del año en curso la delegación de la Secretaría de Bienestar, a cargo del perverso, sucio y traidor de Hugo Erick Flores, dejó de ejercer más de 200 millones de pesos.

De igual manera, por subejercicio y falta de trabajo en la delegación de la Secretaría de Bienestar los jóvenes que debería haber recibido los apoyos del gobierno federal desde el pasado mes de junio aún siguen en su espera, porque no hay en la realidad un delegado.

Con 23 programas sociales que desaparecerán para la próxima anualidad, la entidad tendría una afectación aproximada a los cinco mil millones de pesos, pero también vendría un aumento en el desempleo.

Y este dato del aumento de personas sin empleos tiene sustento porque hay apoyos del gobierno federal para la subsistencia del comercio en pequeño, que también será afectado sobre todo en los mercados municipales.

El 70 por ciento de la base laboral en Morelos sobreviven de los changarros, situación que ninguno de los tres órdenes del gobierno observa y es contundente que están en proceso de extinción ante la falta de apoyos reales.

Todo el dinero que está programado para apoyos sociales en el 2019 un 70 por ciento será para la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, y el tren rápido que pasará por Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

El gobierno de la Cuarta Transformación también pretende quitar los apoyos financieros a las universidades públicas como es la de Morelos, para que sean mantenidas por los gobiernos estatales.

El conflicto es que la entidad sobrevive presupuestalmente en un 95 por ciento de las remesas de la federación, la Universidad Autónoma del Estado, también trabaja más por el apoyo del gobierno de la República.

Dejar la responsabilidad de la educación superior al estado sería cerrar la máxima casa de estudios, porque la deuda pública estatal es demasiado alta y es utilizado un 20 por ciento del total de los recursos para disminuirla.

Quitar 23 programas sociales a Morelos entonces tendría efectos en la delegación de la Secretaría de Bienestar, en donde además de no haber trabajo de su titular entonces sería mejor desaparecerla.

Decían los enemigos electorales de Andrés Manuel López Obrador que su gobierno sería populista; sin embargo, en la realidad ha sido capitalista y de una derecha que –por lo pronto- afecta las clases sociales en pobreza.

Al final el gobierno de Morelos debe atender desde ahora y prevenir los efectos de la quita de recursos federales hacia la sociedad, que generará desempleo, más pobreza y un subdesarrollo mayor a la crisis de 1997, al menos eso predicen los conocedores y expertos en el rubro de economía. ¡Pero ya les andaba por hacer Presidente al enemigo de México y los mexicanos!. Por hoy es todo, nos leemos el lunes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx por nuestras redes sociales @Vida_Politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.