Sidebar

05
Thu, Dec
-->

¿TRANSPARENCIA EN EL IMIPE Y TRANSPARENTES SON SUS COMISIONADOS?...

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

Pocas ocasiones, la sociedad suele enterarse de los malgastos que realizan los servidores públicos del primer, segundo y hasta el tercer nivel en el gobierno estatal como en los municipios.

Teóricamente hay un organismo llamado Instituto Morelense de Información Pública y Estadística que debería dar a conocer a toda la sociedad del tema de transparencia, que hoy pareciera es inexistente para las dos comisionadas que quedan en el área.

Sin embargo, parecería que las reuniones sobre los gastos de muchos entes obligados, como se les llama oficialmente, quedan en pláticas de comadres y chismes de lavadero, esto sin incurrir en lo que hoy la mal llamada paridad de género haría un señalamiento de violencia de género.

Las omisiones en que incurren cotidianamente dentro del IMIPE, eso si es una flagrante violación al marco legal, que deben ser sancionadas con multas, administrativas, penales y hasta de inhabilitación.

El asunto queda olvidado, porque a muchos les conviene la parálisis y omisiones que hoy persiste al interior del organismo descentralizado, sobre todo a los partidos políticos que no le informan ni al Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana de la Mujer sobre sus gastos.

La realidad es que hoy el IMIPE, resulta un gasto oneroso para la sociedad del estado, porque ni publica, ni informa y menos sabe dar razón sobre los gastos en desayunos, comidas, cenas y de representación personal de sus comisionadas.

De no ser por la organización civil “Morelos Rinde Cuentas” nadie se hubiese enterado, aun con la consulta del portal de la institución oficial, de que los comisionados meten facturas desde cinco mil hasta más de miles de pesos de las gorditas de Doña Tina, Tacos Mary, Las Gorditas de Abasolo, El Pozole de Tencha (en Jojutla) y muchas más.

O son muy tragonas las comisionadas, o bien dentro del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística hay actos de corrupción severos, sobre todo porque quienes hoy están ahí, forman parte del gobierno anterior de Graco Ramírez que no fue reconocido con el premio o mérito a la excelencia de la honestidad.

El asunto es que el juez de la transparencia en la entidad no funciona, gastan mucho en rentas de viviendas, en salarios de trabajadores y no se diga en las opíparas gorditas y tacos de las comisionadas, pero a cambio no hay resultados.

De qué le sirve a los morelenses tener una pomposa institución, que tampoco informa claramente a la sociedad sobre los gastos en gasolinas, casetas y otros de sus comisionadas.

Y que esto no sea tomado como un asunto de violencia de género por el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, del Instituto de la Mujer, sino como un acto de reclamo popular que en la austeridad de la Cuarta Transformación la sociedad exige conocer a fondo.

El IMIPE presume todos los días que sancionará hasta meter a la cárcel los presidentes municipales como el de Xochitepec, Alberto Sánchez Ortega, por no transparentar los recursos del ayuntamiento.

En los partidos políticos sus dirigentes cada vez que las comisionadas hablan del tema hay risas y aplausos en donde todos suelen decir “It´s cool”, porque saben que sus militantes no pueden sancionarlos desde la fuente laboral que les consiguieron.

De hecho, el mismo IMIPE debería de darle un reconocimiento a “Morelos Rinde Cuentas”, porque ha rebasado la institución en dar a conocer muchos datos estadísticos, de gastos y otros que deberían ser publicados por la institución; en otras palabras: le hace la chamba.

Así como desde el Congreso de la Unión plantean desaparecer el Impepac del Instituto de la Mujer, también en Morelos por el bien del presupuesto ya quitar al órgano encargado de exigir la transparencia.

La austeridad republicana debe llegar al estado, sin condiciones ni negociaciones partidistas, sino basados en el ahorro de los recursos económicos que hoy requieren instituciones mucho más importantes que el IMIPE y son las educativas.

Al principio, la institución en comento funcionó, tanto así que obligó a los entes obligados en estar dentro del tema de la transparencia y datos personales informar sobre los mismos.

Por sanciones a quienes trataron de evadir la Ley de Transparencia hubo más de dos mil multas administrativas y económicas, que a pesar de que algunos buscaron el amparo de la justicia federal no pudieron obtenerlo.

Incluso, los grandes sindicatos como la CTM ni el sindicato magisterial, quienes fueron obligados en dar a conocer en qué son utilizadas las aportaciones de sus representados.

Los partidos políticos también, en su momento, fueron sancionados y obligados en tener un portal de internet dentro del que dieran a conocer el número de afiliados, los ingresos obtenidos por prerrogativas, apoyos de su militancia y otros más como los gastos.

Gracias a ello fue conocido que los presidentes de los comités estatales metían facturas de calzones, sostenes, artículos para la construcción de viviendas y otros que no estaban relacionados con sus gastos para decir que cumplieron con el gasto en las prerrogativas.

Y hubo sanciones económicas hacia las dirigencias que incluso tuvieron que hacerse de igual manera por el desaparecido Instituto Estatal Electoral, porque los abusos representaron un desvío de recursos en perjuicio de la sociedad morelense.

La simulación de hoy del IMIPE es evidente, nadie sabe qué más gastos tienen sus principales servidores públicos, solamente que mensualmente en comederos menores presuntamente para realizar sus tres comidas diarias hay que pagarles de manera mensual entre cinco mil a 30 mil pesos.

Por eso hay ayuntamientos que dejaron de tenerle miedo a la institución, saben los presidentes municipales que todo lo pueden resolver sin problemas con las comisionadas quienes hoy son una pantomima en el rubro de la transparencia.

Total para ellas esto es solo debut y despedida en la vida pública, no tienen más ambiciones y la realidad es que al parecer su paso fue por la suerte del momento en lo que pudieron ayudarles desde los institutos políticos que hoy militan.

Luego entonces la pregunta es: ¿Sirve de algo el IMIPE?...Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx por nuestras redes sociales @Vida_Politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.