Sidebar

19
Sat, Sep
-->

¿TODAVÍA HAY PARTIDO ACCIÓN NACIONAL EN MORELOS?.... 

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

La simulación dentro del Comité Estatal del Partido Acción Nacional en Morelos, es parte de lo poco que queda del instituto político que creó Manuel Gómez Morín, pero que para el caso de Morelos sepulta Juan Carlos Martínez Terrazas.

Después del seis de julio del año pasado los viejos y hoy caducos partidos del PRI y PAN han demostrado su fuerza real, convencimiento ciudadano y representación social, casi para perder su registro.

Ambos, hoy dinosaurios (PRI y PAN) forman parte de la legendaria y otrora democracia mexicana y morelense, para convertirse en la microchiquillada de la que el pueblo ya no quiere saber nada.

El Partido Acción Nacional está convertido en una franquicia de la familia Martínez Terrazas, en donde hay algunos besamanos del dirigente –de nombre Juan Carlos- a quienes tiene en nómina, por ser el espejito similar a la madrastra de Blanca Nieves.

Cuánto tiempo le queda al PAN de registro como partido político, quizá se pierda el primero de julio del 2021 o bien antes, debido a que hoy el divisionismo que vive a su interior incrementa.

Lo sabe el fantasma de Juan Carlos Martínez Terrazas, pero poco le importa porque también las prerrogativas públicas pareciera que son el sustento de la familia del dirigente albiazul.

No hay rumbo dentro del panismo morelense, como tampoco a nivel nacional en donde Marko Cortés va de tumbo en tumbo sin saber absolutamente nada de lo que significa una institución política y ahí están las derrotas electorales aplastantes en Puebla y Baja California, por mencionar las últimas.

En Morelos, la situación no es diferente y es claro que hoy el PAN solo en Cuernavaca son los regidores Adrián Martínez Terrazas, junto con Jesús Martínez Dorantes, que usan los recursos públicos para promoción personal en las colonias citadinas, pero sin suerte.

Lo mismo el diputado federal plurinominal, el otro hermano de Juan Carlos y que responde al nombre Óscar Daniel Martínez Terrazas, quien para darse a conocer calentó la gallera de los centros infantiles en generar amparos para evitar su cierre, pero que hoy los tiene abandonados.

El bien común como principal doctrina del fundador del PAN, Manuel Gómez Morín, quedó en el pasado como una frase de campaña electorera que hoy en Morelos significa “la familia Martínez Terrazas vive mejor”.

Los contados militantes panistas prefieren fundar otro partido local, o bien resignarse a quedarse en sus hogares porque la frustración de apoyar un chamaco como dirigente estatal les obligó a renunciar en sus aspiraciones públicas.

De hecho, es desconocido si existe el sector juvenil del PAN o es de simulación como el del PRI, tanto así que su Comité Estatal al parecer está integrado por el papá Martínez, la mamá Terrazas, los primos, tíos, compadres y besa manos.

Al parecer, dentro de Acción Nacional también quedaron perdidos los valores de la honestidad y los 10 mandamientos, que profesaron durante décadas para quedar como simples pragmáticos.

En esa nueva versión del PAN del siglo 21 Juan Carlos Martínez Terrazas, el dirigente del puñado de militantes que les queda, aprovechó para beneficio personal.

Sin duda alguna los escasos y contados seguidores panistas saben de su realidad, de que conforme pasa el tiempo por la corrupción interna de su dirigencia actual están a punto de fallecer.

El dinosaurio albiazul lentamente muere, ya sin filosofía, sin la oportunidad de volver a ser ese gran partido que formó Manuel Gómez Morín y menos el que en el año de 1997 ganó la elección en Cuernavaca y en el 2000 la gubernatura, con caras frescas y personajes que lograron cambiar la imagen de Morelos.

Al interior del panismo es evidente que lo único que les interesa es sobrevivir con sus 350 mil pesos mensuales en sus prerrogativas, que al parecer son suficientes para mantener a los integrantes de la familia Martínez Terrazas y sus espejitos seguidores.

En estos momentos ya dentro del panismo morelense es inexistente la chamacada, el viejerio y solo queda el recuerdo de grandes personajes como Manuel Clouthier del Rincón, uno de sus grandes líderes.

En Morelos, quienes hicieron grandes al PAN están fuera del mismo y no hay forma de que regresen, porque la puerta del instituto político solo está abierta para quien sea cercano a la familia Martínez Terrazas.

Ni modo, el Partido Acción Nacional un joven que veían como esperanza lo convirtió en un instituto político senil, al que asesina con habilidad y sin tratar de dejar huella.

Pero no es solo el final del PAN también de la “carrera política” de la familia Martínez Terrazas, sobre todo del joven imberbe Juan Carlos junto con sus hermanos Adrián y Óscar Daniel.

El dinosaurio azul está en sus últimos respiros, hay que elevar una oración por él y su eterno descanso. ¡Amén!.Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx por nuestras redes sociales @Vida_Politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.