Sidebar

19
Mon, Aug
-->

OTRA VEZ LA MISMA CORRUPCIÓN…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Immer Sergio Jiménez Alfonzo

La maldición de las maldiciones ha golpeado y sigue golpeando con furor a los sufridos habitantes del Estado de Morelos, ya que a pesar de que se tiene un gobierno diferente al emanado de las filas del Prd con Graco Ramírez a la cabeza, sigue la corrupción, la deshonestidad, la violencia y el total abandono de políticas que beneficien al pueblo morelense, con un gobernante que no sabe ni lo que hace, ni lo que no hace, y solo preocupándose de salir en las fotos, eso sí, al lado del que verdaderamente desgobierna y que es su antiguo representante en el ámbito futbolero.

Cuauhtémoc Blanco nunca fue una alternativa adecuada para acabar con las corruptelas de Graco Ramírez y su real familia, sobre todo con el desastre en que dejó su completa inactividad positiva como Presidente Municipal de Cuernavaca, sino que solo se debió a su fama como artista de la patada y la marejada del movimiento pejista que lo encumbró como jefe del ejecutivo morelense.

Cuauhtémoc Blanco y su tan sonada arenga de que metería a la cárcel a Graco y sus compinches, solo fue un cuento pinochero de engaños a la ciudadanía para seguir con esa política de saqueo que practicó el exgobernante perredista, y dejar que crezca la inseguridad, la violencia, los robos, las muertes violentas y sobre todo las mismas formas de gobernar que casi nada resuelven de la gran problemática social que vive el Estado, pero que se basan en la componenda y compra de conciencias.

¡¡Ay!! Pobre Morelos que desde la alternancia en el gobierno estatal solo ha tenido agravios y descomposición social en cada administración, que lo ha llevado a una crisis en todos los ámbitos y a una fractura de credibilidad y confianza en los que encabezan los poderes del estado, que en cada uno de sus actos expulsan pus, hipocrecía y deshonestidad sin recato alguno y que sumen a estas tierras sureñas en el inframundo y la desesperación.

Cada día nos sigue golpeando la miseria de las declaraciones de los gobernantes actuales, que no son sino el espejo de lo mismo que declaraba Graco en sus “percepciones” de la realidad morelense, al decir que vivimos en jauja y que se han superado los problemas y males que padecíamos antes de su asunción al cargo, haciendo declaraciones pintorescas y cínicas que chocan con la realidad, y que como en aquellos tiempos ya idos sirven para pitorrear su actuar y desgobierno….. pero rezando a Dios para que no siga ese clavado a la barranca de la violencia social.

¡¡Pobre Morelos!! Tan lejos de Dios pero…..tan cerca de la corrupción y el cinismo de los politiqueros que se creen un poco menos que Dios, y no son sino el remedo de un brujo con sus maldiciones y malidicencias.