Sidebar

28
Thu, Oct
-->

DE GUEVA EL CAMBIO DE DIRIGENCIAS EN EL PRI Y EL PAN DE MORELOS…

LA COLUMNA...
Typography

Por: Felipe Villafaña

Los cambios son sanos y más aún cuando hay muchos errores cometidos de por medio, como es en el caso de las dirigencias estatales del Partido Revolucionario Institucional y Acción Nacional, que hoy están carentes de militantes y en el caso del primero para evitar perder el registro ya recoge basura o desechos de otros institutos políticos.

Es inminente la salida de Jonathan Márquez del Comité Directivo Estatal del PRI en Morelos, porque su paso era solo provisional para ocupar el espacio que dejó el exdiputado Alberto Martínez González, quien pasó de noche por el espacio partidista.

Al momento, la única trascendencia por la que puede recordarse al chamaco de Temixco, Jonathan Márquez, es por expulsar a casi todos los priístas, menos a sus cuates quienes demostraron que en el pasado proceso electoral vieron que solamente quedan las limosnas del voto ciudadano.

El problema es que al interior del priísmo estatal no hay figuras rescatables para su manejo, hay jóvenes con talento como es Lourdes Riva Palacio Lavín y dentro de sus sectores y organizaciones están pérdidas.

Ya está la convocatoria para designar un dirigente del PRI en Morelos, pero el asunto es que quienes tenían el liderazgo ya todos fueron expulsados, o bien prefirieron salir porque no hay un planteamiento serio de reconstrucción como en su momento logró su dirigencia nacional con Beatriz Paredes Rangel, en donde lograron recuperar capitales de los estados en la elección del año 2009, en el 2012 la misma Presidencia de la República.

Quizá sean los últimos años del dinosaurio que cuando despertamos todavía ahí estaba, un partido político que en el siglo 21 fue competitivo durante su primera década, después es evidente que ya está a punto de extinguirse.

En el Partido Acción Nacional, también viene el cambio de dirigencia en donde los hermanos Juan Carlos, Adrián y Daniel Martínez  Terrazas, hicieron del instituto político un negocio familiar, con la repartición de candidaturas y de espacios públicos que lograban negociar en los tres niveles del gobierno.

Sin duda alguna la asamblea de los cinco panistas que quedan, definirán sobre un nuevo prospecto, además que Juan Carlos Martínez Terrazas ya no puede tener su segunda reelección por los estatutos internos.

El “triunfo” del PAN en Cuernavaca no fue por el excelente trabajo de la familia Martínez Terrazas, sino por la figura de un abogado sin partido político que logró convencer a los votantes por su proyecto de trabajo: José Luis Urióstegui Salgado.

Los escasos militantes de Acción Nacional carecen de liderazgos y las viejas familias albiazules saben que han perdido la filosofía y la identidad social, sobre todo su frase de trabajar por el bien común.

Sin embargo, al comité estatal del PAN le hará bien la renovación de su dirigencia y quizá llegue alguno de sus viejos militantes, porque dejaron de construir en los jóvenes y ahí no hay liderazgos sociales.

Con la convocatoria en la integración del Comité Estatal, hay la posibilidad que Daniel o Adrián puedan ser los dirigentes por mayoría de votos durante la asamblea, porque los cinco militantes que quedan en Acción Nacional son la familia feliz Martínez Terrazas. ¡Que con su pan se lo coman!. Por hoy es todo.

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.

"SEGUIMOS CAPTURANDO A MALOSOS": CUAUHTÉMOC BLANCO...