Sidebar

17
Mon, Feb
-->

La Columna

Grid List

Por: Felipe Villafaña

El ex caballerango del cañero Amado Orihuela Trejo, Alberto Martínez González, es un personaje sin historia política y tampoco con liderazgo, se le reconoce por haber sido alguna vez presidente municipal de su pueblo, Tetecala de la Reforma, cargo del que paso sin pena ni gloria.

Logró ser diputado local gracias a la campaña que le organizó quien fuera su apoderado: Amado Orihuela Trejo y usó el cargo para enriquecerse, andar en la parranda y beneficiarse al heredarle la silla de la presidencia del Partido Revolucionario Institucional, su ex jefe.

En realidad, este principiante de polítiquillo de ranchería, ha logrado permanecer dentro de la dirigencia por apoyos de algunos resentidos del priísmo local, como lo es su compañera diputada local Rosalina Mazari Espín quien hoy tiene al Poder Ejecutivo y Legislativo en un conflicto con los ayuntamientos.

¿Cuál fue el paso de Alberto Martínez por la Cámara de Diputados del estado?

Una pregunta que es evidente siendo integrante de la Quincuagésima Tercera Legislatura local, que puede definirse de estar siempre en el apoyo a la corrupción y del saqueo en los bienes materiales como económicos del Poder Legislativo.

Por su decidido apoyo al ex gobernador Graco Ramírez y traición al PRI, recibió miles de pesos, ahí están las pruebas de que hasta un día antes de salir como diputado local recibió un cheque por un millón 200 mil pesos que debía cobrar en el Banco Bilbao Vizcaya o Bancomer.

No fue el único, porque en su calidad de coordinador parlamentario de la bancada del Partido Revolucionario Institucional obtuvo más apoyos económicos, que eran reflejados con su voto en las sesiones donde aprobaron reformas legales o presupuestales.

Junto con su compañero Francisco Moreno Merino, quien ahora quiere ser candidato del priísmo al ayuntamiento de Cuernavaca, participaron en el desvío de recursos y dejar grandes deudas a la actual Legislatura local.

Utilizó el cargo de diputado local para evitar las multas de tránsito, incluso el estar privado de su libertad al conducir en estado etílico y provocar un accidente que, afortunadamente, no dejó personas lastimadas.

Soberbio y engreído fue de los ex diputados locales que cambiaron su residencia de Tetecala de la Reforma a Cuernavaca, en donde adquirió una residencia en la colonia Vista Hermosa.

De ser un humilde caballerango en el rancho de Amado Orihuela Trejo, pasó a ser un “prospero político”, sin dar resultados en su representación popular y solo acumular bienes personales.

Bienes que provienen de actos de corrupción, del dinero público y no de un esfuerzo de su trabajo, que hoy están bajo cuestionamiento de la sociedad y de sus mismos compañeros de partido.

Su traición a quien le tendió la mano como es Amado Orihuela Trejo hizo que le abriera la puerta a la diputada ixtleca Rosalina Mazari, con quienes tienen secuestrado al PRI y las prerrogativas que reciben.

Alberto Martínez González apenas con Rosalina Mazari orquestaron con un supuesto consejo político, el inicio de la expulsión de quienes realmente tienen liderazgos dentro del viejo partido: Maricela Sánchez Cortés, Matías Nazario y Jorge Meade Ocaranza.

Actualmente, Maricela Sánchez Cortés tiene todo el apoyo de Alejandro Moreno, dirigente nacional del tricolor, por ello está como delegada de su partido en Oaxaca, en donde gobierna el PRI.

Alberto Martínez ni Rosalina Mazari tienen el liderazgo de Maricela Sánchez Cortés, mucho menos el de Matías Nazario o el de Jorge Meade Ocaranza, tanto la presunta expulsión de los tres personajes puede traer consecuencias jurídicas hacia su persona.

Hace falta congruencia cuando alude que la salida de Maricela, Matías y Jorge son por traición a su partido, cuando Martínez González prácticamente quería entregar al PRI al ex gobernador Graco Ramírez, quien en su momento también fue como su jefe y líder moral, político y hasta espiritual.

Deduce con su escasa materia gris Alberto Martínez, que también desde el comité nacional el joven Jonathan Márquez, originario de Temixco, mueve el tapete de sus opositores.

Lo mismo acusa al delegado del PRI en Yucatán, Eleasib Polanco Saldívar, de estar atrás de una campaña de denostación en su contra, cuando ambos jóvenes tienen tareas políticas diferentes.

Hay un temor grande por parte de Alberto Martínez González de pronto estar fuera de la dirigencia del PRI, de ya no manejar las prerrogativas financieras que recibe mensualmente el vetusto instituto político.

El miedo del priísta es porque tampoco podrá imponer a su compañero de saqueo del Congreso local, Francisco Moreno Merino, como candidato al gobierno municipal de Cuernavaca.

Sin duda alguna, sin Maricela Sánchez Cortés, Matías Nazario ni Jorge Meade el Revolucionario Institucional está condenado a perder su registro en Morelos para el proceso electoral del año 2021.

Esas son las pifias recurrentes de Alberto Martínez González quien será el sepulturero de lo que queda de su partido político, asesinando lo que hace más de ocho décadas fue construido con la filosofía de ser un instituto político de centro-izquierda. Por hoy es todo, nos leemos el lunes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Por: Felipe Villafaña

Sin duda, hay quienes ya adelantaron los tiempos electorales de manera extraoficial, a pesar de ser el año 2020 un año preelectoral, el Código de Procedimientos Electorales marca y precisa las fechas que inician los actos al interior de los partidos políticos, las precampañas y demás.

Sin embargo, dentro del gabinete del gobernador Cuauhtémoc Blanco, hay colaboradores acelerados que ya se reúnen en privado y arman tremendas francachelas con recursos públicos con ayudantes municipales, con miras a la Presidencia Municipal de Cuernavaca en la elección intermedia. 

No pueden negar este tipo de colaboradores del jefe del Ejecutivo que están en abierta campaña, porque tienen el anhelo de ser presidentes municipales de la tierra que los vio nacer.

Es evidente e innegable por parte del secretario de Obras del gobierno estatal, Fidel Giménez Valdez, el inicio de una campaña electoral fuera de los tiempos, pero como el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana está más atento a resolver lo que le concierne al Instituto de la Mujer, ni cuenta se ha dado de esas ilegalidades.

Después de varias reuniones en privado con ayudantes municipales de Cuernavaca, todas en privado, en donde sobresalen las grandes comidas y el buen vino, también se generan los acuerdos.

De pronto, la Secretaría de Obras del gobierno estatal invade obligaciones del ayuntamiento de Cuernavaca, que le concierne realizar bacheos, pavimentación de calles y otras en las comunidades de la capital morelense.

Mismas que, por cierto, deben ser apoyadas desde el espacio que encabeza Fidel Giménez Valdez, bajo una mejor coordinación que en su caso también debería ser la pavimentación de calles.

Sin embargo, hay alejamiento entre la Secretaría de Obras que sale a relucir por la violencia verbal renuente que usa su titular, hacia el presidente municipal Antonio Villalobos Adán.

Es innegable que con recursos públicos y fuera de los tiempos electorales hay una precampaña en las aspiraciones legítimas del servidor público estatal en comento, pero basada en actos ilegales y que debe darse una sanción por parte del Impepac.

Fidel Giménez pretende ser a toda costa el candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca por parte del partido del Movimiento de Regeneración Nacional, por ello de pronto sale a lucirse en la ciudad, con el apoyo de los ayudantes municipales.

Pero por esa actitud de pretender ser el alcalde y sustituir a Antonio Villalobos Adán, está completamente olvidado de sus obligaciones como es la rampa de emergencias sobre la carretera México-Cuautla, así como de otros municipios que han requerido el apoyo de su oficina.

El servidor público estatal tiene que esperar los tiempos electorales, consultar el marco legal del tema y evitar en actos adelantados de precampaña porque está –indudablemente- violando el marco legal.

La separación gobierno-partido la demuestra el propio Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, una sana distancia que debería conocer Fidel Giménez Valdez, porque su falta de respeto al marco legal podría propiciar un problema al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Con su actitud de apresurado, con su violencia verbal y berrinches, el aprendiz de político no le ayuda en nada al estado, solamente está convertido en un estorbo y genera divisionismo en momentos que la entidad y sus autoridades requieren de unidad.

Si el señor Giménez aspira a un cargo electoral desde ahora, lo conveniente es que deje al sector público y utilice los recursos propios para apoyar las comunidades, como lo hacen otros personajes de la vida política estatal.

Ahora que en el Impepac son más consejeros electorales, también deben observar los actos adelantados de campaña, ya es necesario de que dejen de estar aviando, organizando eventos feministas, en desayunos y comidas por eso tienen un muy buen salario (que ni Obama lo tenía) y prestaciones personales también de excelencia.

También dentro del gobierno estatal la Contraloría General debe ya ponerse a trabajar, porque el uso de los recursos públicos para campañas electorales y más si son adelantadas significa desvío de recursos financieros.

Y ahí está el secretario de Obras del gobierno estatal, Fidel Giménez Valdez, en campaña electoral, con el uso evidente del presupuesto oficial y aunque se enoje es una realidad que no puede negar, porque por sus hechos los conocerás. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Por: Felipe Villafaña

En el último lustro, uno de los temas que más avanza es el de la paridad de género, el de la violencia (en todos sus sentidos) de género y otros relativos, pero sin que ello convoque a todos los sectores sociales que hoy tiene la entidad.

La realidad es que dicha acción de igualdad social ha sido confundida por las propias mujeres y algunos grupos feministas, las que han exagerado con aquello de que “la mujer no se toca ni con el pétalo de una rosa”.

Es increíble que ahora, un hombre no pueda alabar la belleza física, del espíritu y de carácter de una dama, porque ahora debe ser considerada como un insulto, violencia de género y acoso sexual.

A ese paso, en Morelos un sector que ocupará las cárceles y estaría en riesgo de desaparecer son los trabajadores de la construcción, quienes con su lenguaje suelen hacer verdaderos poemas hacia las mujeres.

Lo mismo pasaría con los poetas, los escritores y compositores de bellas canciones y que si viviera en nuestros días Agustín Lara también pisaría la cárcel, sobre todo con esa canción de Aventurera.

La exageración en utilizar el calificativo género, ha olvidado sectores sociales que también sienten, viven y caminan con los mismos riesgos de una mujer, como son los heterosexuales, homosexuales, lésbico-gay, transexuales y demás dinámica humana.

Luego entonces, si quieren que haya igualdad de género, las propuestas deben incluir en los municipios, legislaturas y gabinetes igualdad de todos los géneros antes referidos.

De igual manera en el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, en donde su consejera presidente Ana Isabel León Trueba también deberá dar entrada a dichos grupos sociales.

El tema de paridad de género ha provocado discriminación, racismo y conflictos sociales, porque la misma comunidad lésbico-gay y transexual sigue sin escucharse dentro del tema.

Lo mismo pasa con la comunidad heterosexual, que sigue sin ser escuchada, marginada y hasta vapuleada con reglamentos, leyes y otras medidas que solamente provocan violaciones hacia la libertad de expresión.

La equivocada paridad de género no solo está en los grupos feministas, también en algunos servidores públicos y son principalmente las mujeres, quienes para todo cuando se sienten insultadas acusan de violencia verbal.

En el mismo Instituto de la Mujer del Estado de Morelos, hay equivocaciones sobre la paridad de género, en donde también hay racismo en la atención de las mismas damas por su condición social.

Es el momento de hacer un análisis sobre la real paridad de género porque la fiscalización sobre las propuestas en aplicaciones de multas hasta por el lenguaje, o libre expresión, generarán severos conflictos a futuro.

La preservación de la armonía social debe traer consigo mucho análisis, en momentos que también debe reconocerse la igualdad entre todos los seres humanos independientemente de su forma de pensar y actuar.

Ser mujer, hombre, homosexual, lésbico, transexual u otro género más merece el mismo respeto, tener las oportunidades como aquel que igual tiene o no un tatuaje en el cuerpo.

Las formas de cómo es vista la paridad de género, al menos en Morelos, es una situación que violenta los derechos individuales y humanos de las personas porque solo se piensa en la emancipación de un sector social.

Ya no somos ni Adán ni Eva o viceversa, han entrado otros sectores sociales que existían y que quizá provenían desde Abel y Caín, como una concepción humana que en el pasado fue negada pero que eran una realidad.

El feminismo ha logrado avanzar en su reconocimiento como seres humanos, merecen más que un aplauso pero internamente sus grupos deben analizar que hay más sectores que merecen la igualdad que, en su momento, lograron con base a su lucha.

Así es que cuando alguien piense en paridad de género debe pensar que ya no es solo mujer-hombre hay otros sectores que también merecen tener el mismo desarrollo, oportunidades y convivencia sin misoginia, racismo y marginación. Por hoy es todo, nos leemos el miércoles. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Por: Felipe Villafaña

El Movimiento de Regeneración Nacional, inició como una esperanza de México desde que su líder nacional, hoy Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, caminó por todo el país para generar un partido político diferente a los demás.

Como el emperador romano Marco Antonio: llegó, vio y venció, tanto que arrasó en la pasada contienda electoral del año 2018, porque traía un discurso con políticas económicas a favor del pueblo.

En Morelos, la votación que obtuvo MORENA fue mayor a la del Partido de la Revolución Democrática en la elección del 2012 y por ello tiene la mayoría de alcaldías y diputaciones locales, prácticamente cuatro de cinco federales y dos Senadores.

El híbrido político-electoral que es MORENA, tanto en la entidad como al nivel nacional, tiene antecedentes entre sus seguidores y militancia que provienen del Partido Revolucionario Institucional y PRD.

Hoy, dentro del partido político que Andrés Manuel López Obrador abandonó al asumir la máxima magistratura de la nación, situación que ha provocado una lucha férrea por la dirigencia nacional como estatal.

No avanza MORENA y pareciera que conforme pasa el tiempo va perdiendo adeptos, simpatizantes y está en un punto de tener su debut y despedida en la elección del próximo año.

Pero conforme avanza el tiempo el partido político también pierde presencia al nivel nacional, porque a más de un año de haber tomado posesión de la Presidencia de la República, no da respuesta a uno de los compromisos asumidos durante la campaña.

Basta ver que las gasolinas no han disminuido su costo, que la corrupción a todo lo que da, tráfico de influencias y otras acciones siguen dándose.

Esto ha provocado que no solo la imagen del Presidente López Obrador disminuya, sino también la credibilidad de ser la esperanza de México y de Morelos como dice su eslogan.

De alguna manera también la representación popular del estado del Movimiento de Regeneración Nacional sigue sin responder a la comunidad, al contrario, hay malestar social sobre su actuación.

Esa desilusión social hacia el partido construido por el Presidente crece y para el próximo año dejen de ser la mayoría en el Congreso local como en las presidencias municipales.

No son solo los representantes populares del estado ni los federales quienes llevan a su partido al despeñadero, también sus propios militantes, dirigentes y ex dirigentes.

En Morelos, por ejemplo, es necesario un cambio de dirigencia, urgente con un personaje que tenga interacción con el pueblo y genere la movilidad del instituto político, que pareciera está olvidado.

Gerardo Albarrán para los morenistas es como la caca del perico: ni huele ni hiede, está en el cargo por suerte y amistad con el director del Banco de Bienestar, Rabindanath Salazar Solorio.

Pero al también esposo de la magistrada Bertha Rendón Montealegre no le interesa lo que piensen sus compañeros, menos cuando maneja prerrogativas por más de 10 millones de pesos anuales.

Quizá por ello haya al interior de MORENA en Morelos una pugna por su dirigencia, van por el dinero y no por la construcción de un nuevo modelo democrático como fue presumido cuando fueron oposición.

Tampoco tienen un objetivo filosófico y como un partido hibrido, su posición es de conveniencia, solamente se ubican como una esperanza sin dar más detalles y únicamente se basan en las propuestas presidenciales.

No es MORENA la esperanza del pueblo, las muestras están más que fehacientes y sustentadas al incumplir con los compromisos asumidos durante la campaña electoral de hace un par de años.

Dentro de sus filas hay muchos aventureros para tener una chamba dentro de sus gobiernos, como lo ha demostrado su misma dirigencia estatal y que hoy está en crisis.

Los verdaderos luchadores y liderazgos sociales no están en MORENA, siguen la copia del PES en solamente arribar al poder por el poder mismo y sin asumir verdaderos retos con la comunidad.

El partido político que alguna vez destacó que sería diferente a los demás hoy está envuelto en la desilusión social, porque ha demostrado ser igual que sus antecesores en el gobierno estatal.

En los hechos hay evidencia sobre el alejamiento de los morenistas con el pueblo, en sus cambios de postura que parecieran estar en contra todos los que votaron por ellos.

Así es que como dice la frase; el pueblo pone y el pueblo quita, eso le pasará a MORENA en la próxima elección intermedia en Morelos, el problema es que ya también el resto de las instituciones políticas no son garantía de desarrollo del estado, de promoción de la democracia y menos de sacar al estado de su rezago en todos los sentidos.

Lástima porque la sociedad esperó mucho de MORENA, pero bastó un año para demostrar que la curul le quedó demasiado grande, en momentos que son requeridos verdaderos representantes populares. Por hoy es todo, nos leemos el lunes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Por: Felipe Villafaña

Sin duda alguna, la diputada de la Comisión del Transporte, Elsa Delia González Solórzano, además de brillar por su ausencia en el Congreso local, también lo hace por su ignorancia, la misma que suele presumir.

Pareciera que también la diputada del Movimiento de Regeneración Nacional está involucrada en la compra de permisos para taxis o el transporte colectivo, incluso en la clonación de los mismos.

Sin duda alguna que la legisladora con su propuesta de legalizar el transporte pirata, incurre en diversas violaciones al marco del derecho, porque hay un reglamento para que los interesados puedan acceder a las mismas.

En su propuesta de reunirse el gobernador con quienes trabajan de manera irregular para escucharlos tampoco es una buena idea, porque sería convocar a un caos dentro del sector.

Las ocurrencias de la legisladora local, traen consigo para que los permisionarios piratas salgan a la toma y bloqueo carretero en perjuicio de miles de morelenses y personas que pasan por el estado para acudir a otra entidad.

De hecho, debería darse una revisión hacia quienes adquirieron los permisos respectivos, porque sabían que les fueron proporcionados para promover el voto de un excandidato al gobierno estatal.

Pretendieron extorsionar al gobierno del estado, bajo el pretexto de que haya la regularización de dichos permisos y hoy están bajo la misma tesitura y esperan “una respuesta”, la que se les dio es un claro no.

Presidentes de organizaciones de taxistas y del transporte colectivo fueron los principales beneficiados por el ex gobernador Graco Ramírez, tanto que pretendieron imponer el voto de sus trabajadores y familias a favor de la coalición Juntos por Morelos.

En coadyuvancia con el ex gobernador, con los ex secretarios de Movilidad y Transportes, así como ex diputados locales y federales los propietarios de los permisos caducos hicieron negocio.

No solo al tener otra unidad para el servicio del transporte, sino también en fotocopiarlos y lograr más ganancias. Sin embargo, generaron una mayor inseguridad pública.

Los principales asaltos al comercio, al usuario de taxis y hasta extorsiones son hechos con personas que viajan en los automotores con permisos de taxis, en los que incluso cuando logran detenerlos sucede que ya expiró el documento.

Por ello, ya los operativos realizados por la Secretaría de Movilidad y Transporte están al día, a pesar de la violencia que hay de los choferes de taxis y rutas, sobre todo en Cuautla que están convertidos en una verdadera mafia.

Quizá eso lo desconozca la diputada presidente de la Comisión del Transporte en el Congreso local, Elsa Delía González Solórzano, por ello suele hablar a la ligera y sin sustento en sus dichos.

Su pretensión es que se viole la ley, que siga el anarquismo en la entidad por aquellos grupos de personas que diariamente por intereses personales perturban la paz social.

La diputada del Movimiento de Regeneración Nacional, sin duda alguna demuestra que su ignorancia hace daño social, porque la posición en la que está es para responder a los intereses de la sociedad.

También son de cuestionarse sus asesores, tiene en su nómina a 15 personas y de los cuales debe haber profesionales del derecho que le digan lo inconveniente de sus propuestas.

La tribuna popular no es para apoyar ilegalidades, es para construir un bien común, apoyar un pueblo que hoy requiere de seguridad, de certeza jurídica y de desarrollo.

Las aventureras declaraciones en legalizar al transporte pirata será lo único por que sea recordada Elsa Delia González Solórzano en su paso por el Congreso, porque trabajo legislativo no tiene.

Es más, la diputada local incurrió en una ilegalidad por la que debe ser sancionada, al ser intermediaria de los piratas con el gobernador y tratar de reformar la Ley del Servicio del Transporte Público para el estado de Morelos.

Su labor -es cierto- es de legislar, pero a favor de los intereses populares y no los de quienes solamente pretenden beneficiarse en lo personal, así es que antes de que cometa otra burrada la diputada tiene que ser separada de la Comisión.

Ya no se le puede dar una comisión legislativa a un diputado por ser cuota de género, de partido o de grupo parlamentarios, algo deben saber y conocer del tema quienes las presiden.

El pueblo está cansado de errores dentro de la Cámara de Diputados de la actual y pasadas legislaturas, a quienes solicita prudencia, conocimiento y trabajo honesto.

Elsa Delia también tiene derecho a rectificar si lo hace que sea con conciencia y no por presión social, porque si lo hace por yerros cometidos no cabe duda que habrá más y todos en perjuicio de todos los sectores sociales.

De nada le sirve al secretario de Movilidad y Transporte, Víctor Mercado Salgado, una diputada como la de MORENA, porque no le ayuda y obstruye su labor en reorganizar el transporte público en Morelos.

El servidor público requiere de todo el apoyo de la Comisión del Transporte, para hacer más efectivos los programas de reordenamiento que implantó al tomar protesta y regenerar lo que hasta hoy es un mal servicio.

Y si la diputada Elsa Delia González Solórzano no puede o no quiere, mejor que se regrese a su casa porque ya el pueblo de Morelos está cansado de diputados simuladores que solo cobran y no hacen nada, y por cierto, cobran, pero muyyyyyy bien los méndig@s>. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Por: Felipe Villafaña

Al estar el rebasado el Estado por la violencia, al menos en Morelos, quizá haya quienes piensen que es una locura que el gobierno se siente a dialogar y acordar con los cinco grupos delictivos que operan en la entidad, para disminuir la excesiva violencia que ha dejado miles de personas muertas.

No se trata de una negociación con quienes hoy mantienen en incertidumbre a los morelenses y sus avecinados, sino de un acuerdo que regrese la calma perdida al estado.

Los operadores del transporte público, sobre todo los taxistas, recuerdan que durante la estancia de Arturo Beltrán Leyva en Cuernavaca hubo tranquilidad, paz y el índice de delincuencia era demasiado bajo, tanto que los asaltos y robos eran mínimos.

En Morelos, la venta de droga no era como actualmente, que casi hasta puede encontrarse en las tiendas de la esquina, porque solamente era de paso y no afectó a los jóvenes.

Históricamente la realidad es que antes de la presencia de Arturo Beltrán Leyva en Cuernavaca y sus municipios varios de los jefes de la delincuencia organizada tuvieron su vivienda, no sólo los de México también los de Colombia y estadunidenses encargados de llevar la droga a su país.

Un solo dato para recordar fue la vecindad de Amado Carrillo Fuentes en el municipio de Tetecala de la Reforma, en su rancho no solo era conocido como un empresario millonario, sino el que proporcionó fuentes de trabajo a sus habitantes.

No era el poder de quien fue apodado por la DEA y por la Procuraduría General de la República como “El Señor de los Cielos” quien decidía el alcalde y el diputado de la región, sino aquel que solía acercarse a pedir cooperación para su campaña.

En aquellos tiempos los señores de la droga como suelen llamarlos publicitariamente tenían el control d la seguridad de los pueblos, porque sabían que no les convenía hubiera asesinatos en exceso, como tampoco robos y asaltos porque eso molestaba su tranquilidad personal y familiar.

No solo eso, los señores colaboraban con la obra pública y social en los municipios que habitaron, porque era parte de su tranquilidad y vivieron tranquilos sin que nadie los molestara, hasta en algunos casos ellos mismos manejaban con una seguridad discreta sus automóviles.

Morelos fue un estado de tranquilidad y de reuniones de los jefes de los carteles que operaron en el país, en donde solían reunirse para repartir los territorios, en donde vacacionaron y tenían casas de fin de semana, hasta que llegó Felipe Calderón Hinojosa y rompió los acuerdos tomados, quizá por ambiciones personales.

Desde la captura de Beltrán Leyva., el 16 de diciembre del 2009, cuando Calderón rompe los acuerdos, no solo el estado vive de momentos violentos, sino todo un país que desde entonces añora los viejos tiempos del diálogo y acuerdos con la delincuencia organizada, que no sólo en México es parte de lo cotidiano.

En el gobierno de Graco Ramírez también hubo una ruptura con el grupo delictivo denominado “Los Rojos”, a partir de la llegada de Alberto Capella Ibarra porque traía su propio plan y pugna contra Santiago Mazari Hernández o “El Carrete”.

El Carrete a decir de los habitantes de la zona sur poniente solamente les pedía silencio a cambio de protección, pero también, se dice, pagó diversas campañas electorales de casi todos los candidatos a cargos de elección popular locales y federales.

Después de que Capella Ibarra advierte una persecución entonces viene la intranquilidad que vive la zona sur-poniente del estado, con ello también la llegada de diversos grupos delictivos extranjeros que hoy mantienen bajo extorsión a casi toda la sociedad.

Es difícil que el gobierno federal pueda extinguir los grupos delincuenciales organizados y menos el estado, porque no pueden ni con la delincuencia común, debido a que la realidad muestra un rebase indiscutible.

En el estado no deben descartar el diálogo con los grupos delincuenciales, no es una locura pensarlo en momentos que también la sociedad piensa y disminuir la tasa de mortalidad por violencia.

Ya de todos es visto que hay incapacidad dentro de la Comisión Estatal de Seguridad, a cargo de Ortiz Guarneros, quien solamente pide dinero y dinero para comprar más armas, sin entrar en la lógica que la violencia genera más violencia.

No es lo mismos entrar al diálogo y los acuerdos que a la negociación, en la entidad es requerido un acuerdo por el retorno de la paz y la armonía perdidos desde hace casi 11 años.

No se trata de ceder ni de entregar un estado o un gobierno, a veces hay que ceder un poco y volver al estado de prosperidad que en otros años tuvo Morelos y en el que había inversión y empleo, pero lo más importante, tranquilidad en todos los morelenses que hoy día, ya no quieren más sangre.Por hoy es todo, nos leemos el miércoles. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx,por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Por: Felipe Villafaña

La retención de recursos suscitada el año anterior para el pago de telefonía que haga funcionar las cámaras de vigilancia no es precisamente una omisión o irresponsabilidad de un servidor público, como lo explico el gobernador Cuauhtémoc Blanco, sino la falta de recursos dentro de su administración que también aplicó financiamiento extraordinario para diversos rubros, que eran urgentes emplearse.

La queja que fue a dar el comisionado estatal de Seguridad, José Antonio Ortiz Guarneros, a la Comisión de Seguridad del Congreso local evidenció su falta de talento para comunicarse entre pares dentro del gabinete.

Pero también dejó en claro que la mesa por la paz es un acto para la foto y de mero trámite, porque desde ahí es donde tendría que conocer los apuros económicos que tuvo el gobierno estatal a finales del año pasado y abrir la posibilidad de negociar con la empresa Teléfonos de México, para que evitarán el corte del servicio.

Un compañero de gabinete de Ortiz Guarneros es acusado de actos de irresponsabilidad y retención de recursos, porque el vicealmirante no tuvo la decencia de entablar un diálogo con el propio gobernador para evitar el corte de suministro.

Además, el comisionado ignora los acuerdos que hay entre el gobierno y TELMEX para evitar este tipo de asuntos, más aún y cuando son en materia de seguridad pública.

Es en la mesa del gobernador donde el vicealmirante tuvo que quejarse de la supuesta retención de recursos y no en la del Congreso, porque ahí es donde salen las órdenes para que desde la Secretaría de Hacienda sean otorgados los recursos.

Con sus actitudes, el marinero solamente provocó manchar la imagen del gobierno estatal, sobre todo porque advirtió una ruptura entre sus integrantes que el jefe del Ejecutivo, Cuauhtémoc Blanco, tuvo que salir a dirimir asuntos que son internos no públicos.

Pero también la irracionalidad cabe en algunos diputaditos locales que inician denuncias de asuntos que desconocen a fondo, sobre todo en materia del manejo de los presupuestos y solo hacen actos populistas, que por cierto les salen muyyy mal.

De lo anterior lo sabe bien el diputado local “independiente” José Casas González, porque legalmente no puede considerarse como un acto de corrupción o ilegal la retención de recursos financieros dentro de la administración pública cuando hubo algunos intereses públicos mayores.

No puede actuar como chivo en cristalería, que es común en el diputado, solamente por estar en las primeras páginas de los diarios locales porque se está en una permanente campaña electoral, como lo hace de manera corriente en sus redes sociales.

Es de pensarse que hoy hay un plan perverso entre el diputado local y el vicealmirante contra algunos secretarios de despacho del gobierno actual, para presionar en tener dádivas financieras o materiales para su persona.

Es pregunta y el diputado debe dar una respuesta: ¿Porqué no denunció al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo por esa misma retención de recursos?.

Quizá desconozca el legislador, pero en toda administración estatal es el mandatario quien dispone los tiempos para la ministración de los recursos económicos, bajo su programación, urgencia o bien importancia.

Luego entonces hay un responsable del manejo preciso del dinero público, como se hace en todas las administraciones en los tres niveles del gobierno, pero la ignorancia de José Casas es presumida y hace que cometa actos que lo exhiben como lo que es, ha sido y será hasta el día de su muerte, un tonto.

Casas González como el comisionado estatal de Seguridad, equivocaron el camino, hoy nuevamente hay una mancha más para el tigre a nivel nacional y eso provoca que al haber una imagen negativa del estado la inversión deje de llegar y el empleo formal no se abra.

Dicen que para criticar la casa de al lado hay que conocer la nuestra, así es que el ignorante y enfermo mental de José Casas, debe, primero ver hacia dentro de su vivienda, en donde la situación no es la más pulcra.

Si quiere que la ley se cumpla, entonces tendrá que iniciar diversas denuncias en contra de varios de sus compañeros porque reiteradamente violan, primero, el proceso legislativo, su mismo reglamento interno, la misma Ley Orgánica y también hay comisiones que se desconoce su labor.

Debería, incluso el mismo diputado José Casas, iniciar una denuncia contra él mismo, por los negros antecedentes que arrastra y que lo han exhibido como un auténtico “pájaro de cuenta”. 

Dicen que “para tener hocico de fuego, no se debe tener fundillo de paja”, porque con cualquier chispazo te inmolas, y hoy, tanto José Casas como otros diputados y diputadas deben tener cuidado con el chuzo ingobernable que Satanás les dio y que seguramente los llevará al infierno, que es el verdadero lugar donde deben estar, no haciéndole  daño a personas de probada honestidad y humildad que a lo largo de su trayectoria, son reconocidas por hacer el bien tanto a sus paisanos como a la tierra que en su momento los adoptó como buenos hijos. Por hoy es todo, nos leemos el lunes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA

Por: Immer Sergio Jiménez Alfonzo

La Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), desde hace unos años viene teniendo graves problemas de orden económico que la tienen en la actualidad postrada, adolorida y en constantes sufrimientos para poder afrontar los gastos que conlleva el poder lograr sus fines teleológicos de docencia, investigación y extensión de la cultura, y ello debido a varios factores entre los que destaca la política del gobierno federal para exigir la optimización de la actividad académica y el incremento de la matrícula escolar, sin otorgar los recursos económicos necesarios para lograr esos fines, que en lugar de hacer avanzar en su conjunto a las universidades públicas y en especial a la UAEM, la han llevado a agudizar estos problemas.

Ese quebranto económico universitario no fue producto de malos manejos financieros de la administración, sino porque el gobierno federal desde hace más de 20 años no reconoce su obligación de otorgar los recursos suficientes para el sostenimiento del bachillerato en la educación media superior y negando el reconocimiento de la plantilla total de docentes e investigadores para el pago de sus salarios y prestaciones laborales, así como el destinar recursos suficientes para el pago pensiones y jubilaciones al personal universitario.

Hoy la Universidad Morelense ha alcanzado un prestigio y honores al convertirse en una de las 10 mejores universidades del país, y hacer una expansión de los campus universitarios en más de 22 municipios de los 33 que tenía en el Estado de Morelos, así como el crecimiento en la matrícula escolar que pasó de 20 mil a más de 40 mil alumnos y consecuentemente con ello, el aumento de los Maestros e Investigadores de alto prestigio. Sin embargo el costo por alumno según la media nacional no se ha incrementado y todo ello es cubierto con recursos propios que genera la universidad.

Se tiene sin embargo una piedra en el zapato y es la actitud de los sindicatos al interior de la UAEM, que han venido desarrollando erráticamente su lucha por reivindicar los derechos de los trabajadores universitarios, unas veces atacando a la institución con órdenes del gobernante anterior, tratando de socavar la unidad universitaria y lograr beneficios para sus dirigentes, y en otras ocasiones queriendo seguir teniendo prestaciones un tanto exageradas, sin entender que es tiempo de apretarse el cinturón y luchar por preservar la fuente de trabajo y el prestigio institucional y del propio movimiento sindical, haciendo propuestas viables y seguras que apuntalen el rescate financiero de la UAEM, así como aumentar los subsidios federal y estatal acorde a estos nuevos tiempos para lograr el crecimiento vertiginoso y brillante de la educación universitaria pública.

Estamos en los umbrales de una negociación de los contratos colectivos de trabajo y ojalá y se entienda por la Rectoría y los dirigentes sindicales ese espíritu de unidad y sacrificio, y quien gane sea la sociedad morelense al tener una Universidad fuerte y brillante, que pueda dar más y mejor educación superior en este sufrido Estado de Morelos.

YA VIENE LA REVOCACIÓN DE MANDATO EN MORELOS...

ESTA ES SU REVISTA DEL MES...

QUE VERGUENZA PARA LA IGLESIA CATÓLICA.....

  • CENSO.jpg
  • EXTORSION.jpg
  • PREDIAL-MESES.jpg
  • RECLUTAN.jpg