Sidebar

14
Fri, Aug
-->

La Columna

Grid List

Por: Felipe Villafaña

Durante días, Cuernavaca se ha visto en medio de una severa crisis social, derivado de bloqueos por parte de los diferentes sectores sociales, quienes pedían atender sus demandas de seguridad y el derecho a ser proveídos en la distribución del agua potable.

Fueron días de la semana que provocaron caos y, en algunos casos, molestia de la sociedad, sobre todo aquella con la obligación de salir a trabajar aun en medio de la epidemia por coronavirus.

En algunos casos los bloqueos fueron innecesarios, como el de los transportistas que urgen de seguridad cuando pueden, como gremio, instalar un protocolo de auto protección, ante la falta de vigilantes.

Su justa demanda porque en realidad la Comisión Estatal de Seguridad es inoperante, debido a que su titular José Antonio Ortiz Guarneros sigue ausente del estado y desconoce de la geografía morelense.

Y si por inseguridad hubiera protestas, entonces todo el estado estaría bloqueado y paralizado al haber asaltos, robos a vivienda, de automotores, motocicletas, comercios y en general a todos los ciudadanos.

Es por lo anterior que ya es necesario regular las manifestaciones, porque hay algunas que no valen la pena, con cinco o 10 personas que salen a cerrar calles porque el presidente municipal, diputado o gobernador ni la lengua les sacó.

Esas protestas que también han llenado de simples notas los medios de información en papel, electrónicos y en redes sociales, son el pan de cada día, sobre todo porque también ya en tiempos electorales adelantados hay mucho protagonismo.

Es tiempo de que ya el Congreso local tome las medidas legales para evitar las obstrucciones, que no dejan ningún beneficio para el pueblo de Morelos y haya sanciones contra quienes violenten la libertad de tránsito.

Pero también haya sanciones ejemplares hacia los servidores públicos que sean omisos en sus funciones, que son bastantes y muchos ya deberían de estar de regreso al estado del cual provengan.

La omisión es un delito que debe sancionarse hasta con el juicio político, pero al parecer hay miedo de aplicar esa medida por temas electorales y, en nuestros días, debe aplicarse para evitar que con manifestaciones y bloqueos en las vialidades se caiga, aún más, la frágil economía de los morelenses y residentes de buena fe.

La sociedad grita en las redes sociales, en las calles y en todo espacio de ya basta de bloqueos carreteros, exige reformas a la ley para que sean sancionados quienes las originen. 

Con las recientes protestas y cierres de calles de Cuernavaca, las pérdidas económicas oscilan en los 250 millones de pesos, para un comercio, prestadores de servicios, transportistas y mucha sociedad que apenas busca su recuperación financiera.

Además, los transportistas que impidieron el paso hacia la capital morelense deberían ser sancionados, porque violentaron leyes viales y sanitarias que pueden provocar un mayor número de contagios por el coronavirus. Por hoy es todo. Nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

                                                        

Por: Felipe Villafaña

La semana pasada, el presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, tomó una decisión fuerte para un municipio que requiere de oxigenación financiera, de reestructurarse y ser operativo en los servicios que presta a la sociedad.

No fue un asunto fácil dar de baja a trabajadores de confianza y de base, quienes duplicaban funciones o bien como dicen los burócratas solamente hacían las llamadas horas nalga.

Acertadamente lo planteó el alcalde al darse cuenta que la pandemia de alguna manera trajo beneficios, porque con menor personal puede hacerse operativo el ayuntamiento, generar más eficiencia y atender con mayor responsabilidad al pueblo.

El costo anual de la nómina del ayuntamiento de Cuernavaca rebasa los 800 millones de pesos anuales, un 51.2 por ciento del total del presupuesto autorizado por el Cabildo, más el pago de la deuda histórica y otros gastos más.

Fue una decisión difícil tener que despedir a servidores públicos de confianza, así como al personal de base porque se tuvo que acordar con los siete sindicatos que hay dentro de la Comuna citadina.

El edil tomó al toro por los cuernos y demostró que pueden darse acciones con la autoridad cuando sabe ejercerse, debido a que todo el ahorro con la desaparición de direcciones y oficinas con ese dinero podrán repararse las lámparas del alumbrado público, evitar que falte la nómina y pagar en tiempo y forma al personal, así como proporcionarles las prestaciones sociales debidas.

También acabó con un mito dentro de las oficinas públicas al advertir a quienes se basifican solo para ir a “chambear” no son eternos, que deben cumplir con las obligaciones del buen servidor público.

Es un punto que deben verse en otras oficinas públicas, desde los mismos ayuntamientos, del Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial y organismos descentralizados.

Los dirigentes de los sindicatos deben darse cuenta que México y la entidad ya no es el país de la abundancia de tiempos lejanos, en donde el arribar a un cargo público significó generar riquezas, como pasó en algunos municipios en donde están quebrados en sus finanzas. Sin embargo, quienes los manejaron están millonarios.

Los alcaldes en estos momentos deben darse cuenta de que son tiempos de austeridad de hacer más con menos, ayudados por sus Síndicos y regidores quienes también habían asaltado las oficinas con personal exagerado.

No solo eso, con salarios dados –en muchos casos- a familiares generándose un delito llamado nepotismo, que por cierto nadie lo sanciona y esto provoca que las Contralorías Municipales como la estatal sean elefantes blancos.

Muchos ex trabajadores sindicalizados van a acudir hacer sus denuncias ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje o la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, bajo el pretexto de que fueron despedidos injustamente y –por cierto- hay varios abogados laboralistas amafiados con servidores públicos de ambas instituciones, para jalar un beneficio económico.

Pero a ello, hoy no le deben temer los presidentes municipales, porque pueden saber pedir a los dirigentes sindicales cómo disminuir la planta laboral sobre todo en algunos municipios que ya hay más personal pensionado y jubilado, que el operativo porque fueron familiares de ex presidentes municipales y de sus colaboradores en el Cabildo.

Es el momento que los presidentes municipales de Morelos y sus Cabildos se pongan las pilas, para generar ayuntamientos más operativos que llenos de una burocracia inútil, ya Antonio Villalobos Adán dio un pie adelante y es necesario que lo mismo pase en Cuautla, en Puente de Ixtla, Temixco, Zapata, Xochitepec y tantos más, donde los alcaldes parecen limosneros solo estirando la mano.

La austeridad en un país que es pobre, al igual que la entidad y los municipios, debe de darse y con el menor personal los ayuntamientos y gobierno serán más funcionales.

El ejemplo lo dio Antonio Villalobos Adán en el ayuntamiento de Cuernavaca, así es que debe seguirse porque también ya debe pensarse en crear un instituto de jubilaciones y pensiones, para este año en ese rubro hay un presupuesto de 930 millones de pesos.

Y en ese punto del retiro, es el momento adecuado que los diputados locales deroguen la reforma hecha por la Quincuagésima Legislatura local, propuesta por el Partido Acción Nacional después de perder la gubernatura y que va en otorgarle una jubilación a quienes prestaron su servicio por 12 años en adelante. ¡Renovarse o morir!. Por hoy es todo, nos leemos el miércoles. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Por: Felipe Villafaña

La quiebra financiera del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca, tiene una historia de abusos y de omisiones, pero quien la generó es un nativo de Puente de Ixtla.

Hoy la población de la capital morelense es quien paga la falsedad con la que se manejó como presidente municipal Jorge Morales Barud, al dejar de contribuir con la Comisión Federal de Electricidad en los pozos de abastecimiento del vital líquido, así como en las propias oficinas centrales del órgano municipal.

No fue el único, también el Cabildo que lo acompañó, en su momento, fueron saqueadores, para que hoy la comunidad capitalina tenga una deuda por más de 111 millones de pesos con la compañía de “clase mundial”.

En nuestros días, el ixtleco está muy tranquilo en su rancho, llega con una cara de honestidad a Cuernavaca, pero también es culpable del adeudo por más de mil 600 millones de pesos de la misma Comuna citadina, que hoy también ha generado desempleo para poder operar y otorgar con eficiencia los servicios públicos a la sociedad.

Sin duda, el trienio de Jorge Morales Barud es uno de los más deshonestos que se han dado en la historia de Cuernavaca, porque para navegar con bandera de honradez mintió tanto, que hoy hasta por muchos de los que fueron sus amigos le consideran al ex alcalde como un mitómano.

Un mitómano que hoy provoca que los residentes de Cuernavaca carezcan de agua potable, que la insensibilidad de la CFE haga que las protestas sean más intensas con el cierre de las calles y, prácticamente, se pare la actividad de toda una comunidad.

Sin duda, Jorge Morales Barud utilizó al ayuntamiento de Cuernavaca para beneficiarse, junto con su familia y más cercanos colaboradores, porque en nuestros días sale una lista de 400 personas que cobraban sin trabajar, conocidos como aviadores.

En los que había familiares de sus allegados, del Cabildo y todos con salarios de lujo que iban de los 15 a los 30 mil pesos mensuales, más todas las prestaciones de ley.

Durante los años del 2012 al 2015, la ciudadanía de Cuernavaca contribuyó oportunamente para tener malos servicios municipales, falta de agua potable y observar como crecía la deuda en el municipio y su sistema de agua potable.

A cambio juró y perjuró Morales Barud que el municipio estaba quebrado por su antecesor en el cargo, sin presentar una sola prueba y solamente volver a mentir que había pagado la mitad del endeudamiento en dos años al frente de la Comuna.

La mitomanía de Jorge Morales Barud está evidenciada en nuestros días con esa morosidad histórica de 111 millones de pesos en el SAPAC; que la sociedad carezca de un buen alumbrado público, que su máxima obra fuera un puente en la colonia Lagunilla hacia Alta Vista, que dicen los que conocen fue paso del traslado de droga.

Hoy, nuevamente, el ex presidente municipal, está preparado para competir por la vía plurinominal a una diputación local, como una forma de mantener la inmunidad de no ser sancionado conforme a derecho.

Igual que varios de sus colaboradores quienes aprovecharon el cargo para jubilarse con su último salario de 70 a 60 mil pesos mensuales, incluso muchas y muchos sin cumplir con la legalidad.

Y mientras se beneficiaban, los pagos a pensionados y jubilados municipales tuvieron que posponerse con la complicidad de sus sindicatos, porque también sus dirigentes fueron beneficiados económicamente por Morales Barud.

En las calles la sociedad vivió la inseguridad, los mercados municipales abandonados, donó la Plaza de Armas, el Auditorio Teopanzolco, Chapultepec y otros espacios de los cuernavaquenses para el beneficio personal de un gobernador tabasqueño, Graco Ramírez y familia.

Con el dinero de la sociedad citadina, Jorge Morales Barud adquirió dos residencias, mejoró el rancho heredado por su familia en el municipio de Puente de Ixtla y logró rehacer su fortuna porque después de estar en Austin, Texas Estados Unidos de Norteamérica, había regresado a Morelos con una mano atrás y otra por delante.

El haber obtenido la candidatura del PRI al ayuntamiento de Cuernavaca y lograr ser alcalde, Jorge Morales Barud aprovechó, para recuperar fortuna y estar tranquilo el resto de su vida.

A cambio, hoy los ciudadanos son los paganos de sus omisiones, irresponsabilidad y abusos, porque la falta de agua en las viviendas es un asunto que no debe perdonarse quien hoy la tiene y en abundancia, como el dinero que obtuvo ilícitamente. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Por: Felipe Villafaña

El que la Suprema Corte de Justicia de la Nación haya avalado el nombramiento del fiscal Anticorrupción, Juan Salazar Núñez, no significa que no pueda darse su remoción inmediata, como la del propio titular de la Fiscalía General del Estado, Uriel Carmona Gándara.

Ambos incurren de manera cotidiana en omisiones, errores y abuso de poder que también forman parte de un delito y debe ser analizado a fondo para evitar que las instituciones u órganos descentralizados o autónomos sean utilizados para un bien personal.

Si bien la epidemia del coronavirus ha parado las actividades en el Poder Judicial, lo anterior no debe fomentar que las fiscalías en referencia, solo estén como figuras decorativas.

La inutilidad de la llamada Fiscalía Anticorrupción es evidente porque hay muchos elementos para tener una cárcel especial contra ex servidores públicos, ex representantes populares y hasta ex gobernadores como en este caso lo sería Graco Ramírez.

Sin embargo, no hay resultados en los procedimientos y, al contrario, por el desconocimiento del marco del derecho quien se supone estudio para ello seis años en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Juan Salazar Núñez, pierde los juicios hasta en lo que son los divorcios en común acuerdo.

Cuidado porque en la integración de las carpetas para su judicialización, en reiteradas ocasiones los jueces han referido al citado fiscal sobre las deficiencias que traen y ellos son los que al final, por un simple dato, tienen que dejar en libertad a los señalados por delitos que en la realidad fueron cometidos en perjuicio del Estado.

Ese tipo acciones son las principales para iniciar una seria investigaciónes sobre la persona de Juan Salazar Núñez; ¿a qué intereses sirve? Quizá a los personales y hacia quienes le dieron la chamba por la que tiene un salario privilegiado de 80 mil pesos mensuales.

Es decir, dentro de la Fiscalía Anticorrupción debe darse un cambio total o –de plano- desaparecer una oficina que carece de resultados a los intereses de la sociedad, que fue inventada para darle chamba por siete años a un evidente desconocedor del marco del derecho.

Los cambios a fondo también deben darse en la Fiscalía General del Estado, porque su titular –Uriel Carmona Gándara- tampoco ha dado resultados en el servicio a la sociedad.

La corrupción que impera dentro de la oficina está desde los ministerios públicos, la Policía de Investigación Criminal que no indaga nada, a menos que les pasen una “corta” para la gasolina y les inviten el desayuno.

Pero un asunto de mayor gravedad y por el cual también Uriel Carmona debe ser llevado al juicio constitucional o político, fue la exhibición pública de una mujer que pretendió irrumpir el embarazo en un hospital de Cuautla.

El fiscal desconoce los motivos por el cual la dama pretendía deshacerse de la concepción de un ser vivo, que quizá sea por pobreza extrema, mal formación, violación u otros asuntos que son de su decisión personal.

La actuación de Uriel Carmona provocó que la mujer sea expuesta a un ataque físico, moral y señalamiento por parte de la sociedad, violándose su derecho humano y Constitucional en sus garantías individuales.

Estén de acuerdo o no con el aborto, la autoridad fiscal tiene una obligación: cumplir con el mandato legal y hacer procedente la procuración de justicia, que es de su competencia.

Dos puntos interesantes por los cuales debe ser inmediata la separación de Uriel Carmona Gándara del cargo, incluso –como a Juan Salazar Núñez- ser dispuestos ante la justicia, porque han cometido agravios en perjuicio del estado de Morelos, así de simple.

La protección de ambos funcionarios dada desde las oficinas del nativo de la Ciudad de México que hoy cobra como secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, hace que los fiscales sigan con la comisión de diversos delitos.

¿Cuántos “errores” más seguirán cometiéndose en la procuración de la justicia?

Lamentablemente, porque cada día que pasa será difícil que la sociedad confíe en las instituciones, las mismas que hoy están llenas de amiguismo, compadrazgo y compañeros de partido sin tener la ética del servidor público.

Es el tiempo de la Cuarta Transformación en el gobierno en donde para hacerla efectiva es indispensable plantear un cambio profundo no en las instituciones, sino en quienes las encabezan y ahí están dos ejemplos con los que pueden iniciar el verdadero cambio, que al momento sigue sin darse, ni se dará. Por hoy es todo, nos leemos el miércoles. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

                                                           

Por: Felipe Villafaña

Cuando el joven dirigente del Partido Revolucionario Institucional en Morelos. Jonathan Márquez, habló sobre la posibilidad de mantener alianzas con otros partidos políticos, como en el pasado las tuvo con el Verde Ecologista y Nueva Alianza, muchos brincaron. 

Político de nueva cepa, Jonathan sabe cómo le dejaron el PRI estatal. Su primer acto fue de sentarse a dialogar con todas sus corrientes internas, hacer un análisis de cómo reconstruir una fuerza política que construyó instituciones y durante más de 70 años fue gobierno.

Aun con su juventud supo caminar por el municipio que lo vio nacer y en donde creció: Temixco, en donde hace dos años salió a pedir el voto y, principalmente, conocer a fondo cómo piensa la ciudadanía sobre las instituciones políticas.

Aunado a eso, su amistad y la confianza que le profirió su dirigente nacional, Alejandro Moreno, también lo hizo tener conocimiento del manejo de la política-política a nivel país, con los grandes priístas.

Por eso a su regreso al estado, desde sus cimientos reconstruye un Partido Revolucionario Institucional que en los últimos ochos años quedó abandonado, solo sirvió para los intereses de unos cuantos e incluso fue saqueado por el último dirigente estatal, Alberto Martínez González.

Sin embargo, conocedor de las buenas artes en el tejer fino dentro de la actividad partidista ni su antecesor quedó fuera del compromiso de fomentar la unidad partidista, que va por buen camino y abre las expectativas de triunfo electoral para el priísmo en el año 2021.

Jonathan no solo habla a nivel popular, sino también con un sector olvidado que son los jóvenes, quienes desde su trinchera están reconstruyéndose después de curarse las heridas del descalabro electoral del año 2018.

La renovación del Sector Popular y sus dirigencias internas con los organismos ciudadanos es uno de los trabajos más arduos que mantiene al interior del tricolor, pero también ese acercamiento con los campesinos que hoy son los olvidados de la política.

El trabajo también está con los obreros, a través de la dirigencia de Andrés Tufiño Barrera y otros dirigentes sindicales más, quienes también en el pasado reciente fueron marginados.

Y con las mujeres hay una labor impecable por parte de Jonathan Márquez, por eso hoy tiene toda la confianza de sacar al PRI de un hoyo que en la última elección local lo dejó en el cuarto lugar de las preferencias ciudadanas.

Sabe el joven que lo primero es arreglar el interior de la casa y después salir a buscar las alianzas, por eso ahora va por los liderazgos sociales perdidos derivado de una falta de dirigencia seria.

El Revolucionario Institucional aun cuenta con un voto duro, de viejos y jóvenes militantes que conocen la filosofía de un partido denominado de centro-izquierda, cuyos ex militantes también han conformado con la ideología priísta otras instituciones políticas.

Con base al viejo priísmo y las ideas que han dejado los jóvenes es como está reconstruyéndose un partido, que después de la elección del 2012 se quedó paralizado.

Esa juventud que irradia Jonathan Márquez es interesante porque ha dejado tres temas en la mesa de otras dirigencias partidistas: alianzas, construcción de programas y proyectos de gobierno para el rescate del estado en las demandas más sensibles de las comunidades morelenses como es recuperar la seguridad pública, la economía y el desarrollo de manera integral.

Y el tercero, conformar gobiernos municipales y un Congreso basado en una auténtica autonomía, para que respondan a las necesidades de los pueblos en la entidad.

La recuperación del tricolor en Morelos viene y pocos la observan, ahora son un grupo de jóvenes y caras nuevas quienes traen muchas ideas y en los próximos comicios no sorprenderán, porque solo será el reflejo del buen trabajo realizado.

Que no se espanten en la dirigencia del PAN o la del PRD porque ellos no sabían y ahora rechazan cualquier alianza con el PRI, porque en unos meses serán ellos quienes busquen a quien fue su viejo opositor electoral. Por hoy es todo, nos leemos el lunes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

            

Por: Felipe Villafaña

Escondida en algún lugar de Morelos, “trabaja” la dirigente del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, Gabriela Bañón Estrada, en proselitismo para buscar su relevo en la persona de Rosa Argentina Becerra Bahena, quien es la actual secretaria de Trabajo y Conflictos de Educación Física.

Esto ha provocado que los llamados profesores institucionales, como la disidencia, exijan ya un cambio democrático dentro de la secretaría General del SNTE en Morelos, porque también su dirigencia terminó desde el año pasado los cuatro años que por reglamento le correspondían.

El confinamiento ha servido para que Gabriela Bañón desde su vivienda intente seducir a los liderazgos naturales para imponer a su sucesora; sin embargo, ha logrado una acción negativa por parte del docente.

Ahora los liderazgos, incluso algunos ya jubilados, le han cerrado la puerta porque saben que los últimos cuatro años hubo acciones en contra de los intereses salariales y en prestaciones sociales de los profesores de base.

Actualmente, la dirigencia de Gabriela Bañón Estrada está bajo el cuestionamiento de quienes la respaldaron, mantiene un comité seccional dividido y del que dentro de algunos días saldrán muchos de sus integrantes para quejarse.

Los disidentes también se mueven y han tejido redes entre sus compañeros del país, para que de la misma manera caiga su “líder” nacional, Alfonso Cepeda Salas, por su inoperancia.

Quizá una vez más los profesores de base salgan a las calles al concluir el confinamiento, como sucedió en el año 2008 cuando fue firmada la Alianza por la Calidad Educativa.

Hay un enojo con las dirigencias sindicales de los mentores, porque cada vez las tareas que asumen no son únicamente de realizar su docencia en las aulas, sino también el trabajo administrativo por un miserable salario mensual de siete mil 500 pesos.

Es cierto, en los tiempos de la Cuarta Transformación todavía los albañiles y otros trabajadores ganan más que un profesor, que –por cierto- al jubilarse su salario disminuye drásticamente, sin ser realmente reconocido por una labor frente a más de 40 ó 50 menores de edad que llegan al aula con diversos problemas en sus hogares.

A cambio, el SNTE en Morelos sigue sin atender sus más sensibles demandas, como el que les otorguen el material didáctico y los programas para poder realizar su labor diaria frente a una diversidad de infantes y adolescentes.

El enojo también está porque dentro del confinamiento, la autoridad educativa nacional obligó a los profesores seguir con la instrucción pedagógica vía virtual, situación que los llevo a pedir créditos para adquirir una computadora.

Y así como va la situación en Morelos en donde hay el riesgo de regresar al confinamiento total y con más restricciones, en estos momentos no es posible el regreso a clases ni en agosto ni en septiembre.

El enojo de los docentes es que desde su dirigencia estatal con Gabriela Bañón tampoco hay una réplica por las imposiciones que hay contra los profesores, por ello han determinado se haga ya un cambio de dirigencia por la vía del voto directo y secreto como está dentro de las reformas a la Ley Laboral del país.

De generar, en tanto, un comité seccional provisional integrado por todas las corrientes ideológicas que hay al interior del SNTE en Morelos, que tenga resolutivos en materia colectiva y no sean de quien quede en la dirigencia temporal.

Pero lo que más piden los profesores de aula es una auditoría a fondo sobre la administración de Gabriela Bañón Estrada, porque hay dudas sobre el buen manejo de los recursos económicos aportados con las cuotas de los más de 23 mil trabajadores de la educación.

Dicen los que saben, que la señora Bañón con el recurso del profesorado del nivel básico cambió totalmente su estilo de vida, que cuenta con propiedades en bienes inmuebles y bienes raíces que, en su pasado como disidencia, jamás soñó tener.

De ahí que también Grabiela Bañón busca afanosamente imponer a Rosa Argentina Becerra Bahena como su sustituta y para ello trata de generar el retraso de la publicación de la convocatoria en elegir un nuevo secretario general dentro de la Sección 19 del SNTE.

Ese conflicto interno podría ser factor para retrasar un ciclo escolar que, seguramente, podría iniciar de manera virtual, porque hoy también los docentes no están dispuestos a regresar a un salón de clases por temor a contagiarse de la epidemia del coronavirus.

Al interior del organismo magisterial trasciende que los días de Gabriela Bañón están contados, que no podrá imponer a su sucesora y también que habrá auditorías a su administración porque actuó contra los intereses de sus compañeros. ¡Ya veremos!. Por hoy, es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Por: Felipe Villafaña

En esta semana, muchos recordaron el deceso de Don Lauro Ortega Martínez, considerado por la sociedad como el mejor gobernador que ha tenido Morelos en toda su historia, aunque también criticado por algunos en su momento.

Recordar al ex gobernador en nuestros días, es por la falta de políticos-políticos en el estado, incluso a nivel nacional es una especie que pareciera está acabándose y de esos viejos y buenos políticos solo queda el diputado federal Porfirio Muñoz Ledo.

En aquellos años todavía era perceptible lo que le llamaban el “cuerno de la abundancia” al territorio mexicano, cuando los salarios y percepciones sociales de los servidores públicos eran menores, tenían escaso personal de apoyo y el presupuesto iba dirigido en un 90 por ciento a tres rubros: educación, salud y obra pública-social.

La generación de desarrollo en Morelos fue tan evidente que fue una de las épocas que la industria, turismo y sector agropecuario fueron contundentes para que la entidad fuera reconocida en el plano nacional e internacional.

Las empresas de la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca, entonces tenían que contratar personal del norte de Guerrero; a los ingenios cañeros de Zacatepec, Yautepec y Cuautla, así como a los arrozales llegaban también trabajadores de otras entidades.

Y el turismo fue contundente en Cuernavaca, en los municipios de la zona sur y oriente del estado, así como en las Lagunas de Zempoala, porque había proyección de la entidad.

Fueron años que muchos recuerdan con nostalgia, con encontrar una máquina del tiempo y regresar a los tiempos de paz y donde la violencia era un punto desconocido.

Hace más de 30 años cuando era el otro Morelos, el de los morelenses y residentes de la Ciudad de México, Guerrero, Puebla, Estado de México y del extranjero que colaboraron para sacar adelante al entonces estado agrarista del país.

Conforme a pasado el tiempo, la situación ha cambiado demasiado, se han perdido muchas tierras de siembra, tanto de riego como de temporal, el arroz y la producción de caña de azúcar, maíz, frijol, calabaza, frutales y otros disminuyeron en un 70 por ciento.

¿Qué pasó en el agro?

Se dejó de invertir y la producción en la venta de elotes se hizo para vender lotes y construir miles de viviendas, fraccionamientos privados y fueron edificados penales, oficinas públicas y privadas.

El problema es que no hay un programa real de salvamento al agro morelense, de hecho, para el sector oficial ya no hay presupuesto y los pocos campesinos que quedan suelen acudir al agiotismo o a la banca privada, para poder sacar adelante las cosechas.

En el sector industrial, la situación no es que se haya perdido, sino que el empresariado carece de programas reales de apoyo para poder sobrevivir, invertir y crear fuentes de empleo.

Un ejemplo, está el siniestro en la fábrica de cosméticos, gel antibacterial y otros productos farmacéuticos Laboratorios Lavín, misma que será levantada con recursos del empresario y el apoyo de sus compañeros del sector industrial. Está abandonado en su desgracia, lamentablemente.

Y del turismo ni hablar, hay mucha imaginación y discursos, palabras huecas que no sirven para la promoción del estado de Morelos, aunque hay un presupuesto para ello que pagan los mismos prestadores de servicios con sus contribuciones.

Prometían mucho en turismo y cultura, en un área donde cuentan con todos los elementos para generar –en la nueva modalidad- el arribo de visitantes de otras entidades o del extranjero.

Tienen más capacidad los prestadores de servicios para promocionar al estado de manera individual o a través de sus cámaras, que quien encabeza la oficina a pesar de también ser parte de ese sector.

Hoy los propietarios de las escuelas de enseñar el idioma español a jóvenes de los Estados Unidos de Norteamérica y Canadá, a duras penas salen adelante sin el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Económico y del Trabajo, como la de Turismo y Cultura.

Bajo el sistema de internet, han logrado contactar y trabajar con alumnos de los países del norte del Continente Americano, con sus propios recursos como los de otros sectores empresariales.

Sin duda, también en el sector privado al recordar a Don Lauro Ortega Martínez quisieran que regresen los políticos-políticos al servicio público, porque los autodenominados demócratas demuestran que no pueden con un estado que lo tiene todo, solo hay que saber cómo guiarlo en su desarrollo.

Y en estos tiempos de contingencia como lo dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador: cada quien se rasca con sus propias uñas, lamentable pero cierto porque hay carencia de apoyos. ¡Como se le extraña CON LAURO!. Por hoy es todo, nos leemos el lunes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

Por: Felipe Villafaña

Dentro del Poder Judicial, deberá darse una limpia total, sobre todo en aquellos magistrados que arribaron al cargo por favores partidistas y no mediante una carrera dentro de la misma institución en Morelos.

Son los abogados postulantes quienes exigen un cambio radical dentro de los tribunales del estado, porque se han dado decisiones fuera del marco legal y el divisionismo de los integrantes del Pleno Judicial cada vez son mayores.

Al interior del Tribunal Superior de Justicia, ya no está María del Carmen Verónica Cuevas López ni Miguel Ángel Falcón, que fueron factor de divisionismo entre los también llamados jueces de segunda instancia.

Pero quedan quienes por sus intereses personales siguen con el encono, todos tienen nombres y apellidos: Nadia Luz María Lara Chávez, Carlos Iván Arenas Ángeles, Bertha Rendón, Juan Emilio Elizalde y otros más.

Todos quieren mantener como rehén la administración de la justicia en Morelos, como alguna vez lo hizo Nadia Luz María Lara Chávez siendo la edecán del ex gobernador Graco Ramírez.

Su paso, en cuatro años, como magistrada presidente del Poder Judicial fue cuestionada por la sociedad, por los abogados e incluso por varios de sus compañeros quienes hoy son sus aliados.

Dejar de recordar a Lara Chávez de la forma en cómo utilizó el TSJ para beneficio personal, familiar y de sus amigos no es un asunto menor, porque de ahí también vinieron las traiciones hacia sus aliados magistrados.

La magistrada expresidente también prefirió dejar por unos días el cargo para irse como candidata a gobernadora por el Partido Verde Ecologista de México, para posteriormente ofrecer “sus votos” al candidato del Partido de la Revolución Democrática en Morelos, Rodrigo Gayosso Cepeda.

La traición no solo fue dejar tirado el trabajo al interior del Poder Judicial de Morelos, sino regresar con un único objetivo recuperar lo que perdió durante la campaña de proselitismo político que no hizo en el proceso electoral del año 2018.

A su regreso, volvió a su papel fundamental como persona y juez de segunda instancia: pretender cobrar el que el Pleno le haya dado la espalda en una aventura personal.

Otro magistrado que acusa, señala y actúa solo para beneficio personal es Carlos Iván Arenas Ángeles, una persona que actúa siempre con “la bendición de Dios”, pero que suele hacer daño y violar su propia creencia sobre lo que establece el Noveno Mandamiento: “No presentarás falso testimonio contra tu prójimo”; es decir, no mentirás.

Sin embargo, es una de las recurrentes actuaciones del juez de segunda instancia, quien por cierto ya rebasó los más de 20 años como magistrado porque antes estuvo en el Tribunal de Justicia Administrativa, de donde salió con el apoyo del Partido Acción Nacional para irse al mismo cargo en el TSJ.

Para muchos al interior del Poder Judicial, es Carlos Iván Arenas el diablo con sotana, porque su doble cara provocó su separación como aliados de su compañero Andrés Hipólito Prieto, incluso la pugna sostenida con su principal “amiga” María del Carmen Verónica Cuevas López.

Es el magistrado panista quien cada vez que acude a los medios de comunicación es para hacer más leña del árbol caído, o bien hace lo contrario de lo que le dicta el Bíblico Noveno Mandamiento.

Como pasa con la magistrada Bertha Rendón Montealegre, esposa del dirigente interino del Movimiento de Regeneración Nacional, Gerardo Albarrán Cruz.

La juez de segunda instancia arribó al cargo por el impulso del Partido de la Revolución Democrática, al igual que Manuel Díaz por Acción Nacional y Juan Emilio Elizalde Figueroa por el PRI, entonces en una franca violación de los ex diputados de la Quincuagésima Legislatura local de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Para evitar la partidocracia en el TSJ y los demás hoy los litigantes levantan la voz, sobre todo la organización más fuerte del estado como es la Barra de Abogados quienes exigen a los diputados abrir la convocatoria a quienes tengan una carrera judicial y conocimiento de la administración de justicia.

Que dejen de utilizar al Poder Judicial para el pago de favores con recomendaciones que vengan de otros poderes del gobierno estatal, de las dirigencias de sus partidos o de los mismos diputados.

Al parecer las organizaciones de abogados postulantes una vez más se unirían, para evitar que sean los tribunales del estado un asalto al poder de la partidocracia estatal.

De ser así, el Congreso local no estaría en condiciones para designar cuatro magistrados del TSJ y dos del TJA a finales del mes de julio, como lo pretenden realizar algunos legisladores que ya tienen sus candidatos a jueces de segunda instancia. Por hoy es todo, nos leemos el viernes. Y no olviden navegar por nuestra página www.vidapolitica.com.mx, por nuestras redes sociales @vida_politica y a través de su cuenta del Facebook con sólo escribir en su buscador REVISTA VIDA POLITICA o Vida Politica Felipe Villafaña

HASTA QUE HAYA SEMÁFORO VERDE, HABRÁ CLASES EN TODAS LAS ESCUELAS DEL PAÍS, INCLUÍDO #MORELOS…

ESTA ES SU REVISTA DEL MES...

ESTA ES SU REVISTA VIDA POLÍTICA DEL MES DE JULIO…

https://issuu.com/vidapolitica/docs/vida_227_baja

ENCIENDE ALCALDE DE #JIUTEPEC, RAFA RAYES, FOCOS DE ALERTA POR INCREMENTO EN CASOS DE CORONAVIRUS…

  • DENGUE.jpg
  • EXTORSION.jpg
  • REGLAS-CORONAVIRUD.jpg
  • SEMAFORO-ROJO.jpg